Rauw Alejandro puso a “perrear” a más de 15.000 personas en Fuengirola

·3 min de lectura

Málaga, 10 jun (EFE).- Rauw Alejandro lo dio todo en la primera actuación de su gira por España con un espectáculo diferente, bailes y fuegos artificiales incluidos, y con esta exhibición de luz y color puso a “perrear” a las más de 15.000 personas que se habían dado cita dentro y fuera del recinto de Marenostrum Fuengirola (Málaga).

La hora prevista para el inicio de un concierto en el que las entradas se habían vendido por miles eran las 22:30 de la noche, pero los entusiastas seguidores del artista de San Juan de Puerto Rico habían empezado a llegar a las inmediaciones del Castillo de Sohail mucho antes.

Más de 14.000 personas esperaban dentro del recinto, confirmó a EFE el concejal de Cultura, Rodrigo Romero, de esta turística ciudad de la Costa del Sol, mientras otros varios cientos habían tomado la playa y el paseo marítimo dispuestos a disfrutar de una noche de música y fiesta memorable.

Así cuando todavía faltaban unos minutos para las 22:30 horas se encendieron los focos en el escenario de Marenostrum, el humo inundó el escenario y sonaron los primeros acordes de una intro nueva; el recinto retumbó ante el inminente comienzo del concierto y justo en ese momento el puertorriqueño se dejó ver por primera vez.

Entre el público, el jugador de fútbol malagueño del Real Madrid cedido al Milán, Brahim Diaz, y la mediática presentadora de televisión María Casado que no quisieron perderse la actuación del artista urbano del momento que acumula millones de reproducciones en sus canciones.

En su actuación el puertorriqueño -uno de los tres artistas latinos más escuchado en 2021 con su tema “Todo de ti” y ganador de un Grammy Latino a la Mejor Interpretación Urbana Fusión junto al colombiano Camilo por su “Tattoo Remix”- interpretó con entusiasmo una treintena de piezas, entre ellas, “Dile a él”, “Fantasías”, “Reloj” o “Loco por perrearte".

Rauw Alejandro -actual pareja de otra de las artistas latinas más escuchada, la catalana Rosalía- cantó, bailó y lució cuerpo durante un concierto de casi dos horas que contó con elaboradas coreografías, coloridas proyecciones en la trasera del escenario, chorros de centelleante luz sobre las tablas y una llamativa exhibición de fuegos de artificio.

Según avanzaba la velada, el público estaba más y más entusiasmado y cuando la estrella puertorriqueña se quitó la camiseta y dejo ver su trabajado y tatuado torso desnudo, algunas seguidoras le tirararon ropa interior; entre risas recogió una braguita de color azul y bromeó sobre ella antes de lanzarla de nuevo.

Con un “vamos Málaga, todo el mundo con los celulares arriba, que ya saben lo que viene”, Rauw Alejandro salió al escenario ondeando una bandera de España mientras sonaban los primeros acordes de “Todo de ti”, su último éxito.

Tras el esperado tema con el que el auditorio cantó al unísono junto al artista -y a veces sin él-, llegó el inevitable final de un concierto que los aficionados, a razón de sus caras, habían disfrutado al máximo y que se resistían a dar por terminado. Esther Gómez

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente