Así serán los rascacielos más grandes del mundo que quiere construir Arabia Saudí

·2 min de lectura
Photo credit: Neom
Photo credit: Neom

Al contrario de lo que suele pensarse los edificios más grandes del mundo no son rascacielos, sino aeropuertos, fábricas, astilleros, almacenes o mastodontes como el edificio de montaje de vehículos de la NASA con 3,66 millones de metros cúbicos y su propia meteorología. Ninguno de los rascacielos más altos, esbeltos no solo por una cuestión de elegancia sino para resistir el empuje del viento, alcanza un volumen semejante. Hasta ahora. Arabia Saudí está planificando los edificios más grandes del mundo en medio del desierto. Serán dos rascacielos mastodónticos, las estrellas de un proyecto de 500.000 millones de dólares (unos 464.890 euros) llamado Neom.

El proyecto Neom se anunció en 2017 como el plan personal del príncipe heredero y gobernante de facto del Reino de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, para convertir una de las regiones remotas del país en un estado semiautónomo de alta tecnología. Un nuevo y gigantesco “Sillicon Valley” en Oriente Próximo que pretende reimaginar la vida urbana y atraer nuevos capitales a una economía que quiere dejar de depender casi exclusivamente del petróleo.

Mohameed bin Salman anunció el año pasado que planeaban construir allí 'The Line City', una ciudad en línea recta en Arabia Saudí que no tendría automóviles y sería la primera macrociudad con cero emisiones de carbono. Ahora, algunas fuentes familiarizadas con el proyecto que han querido permanecer anónimas le han dicho a Bloomberg que el plan ha cambiado a estos dos edificios horizontales gigantescos.

Se trata de la construcción de dos megarrascacielos gemelos “de 500 metros de altura que se extiendan horizontalmente a lo largo de decenas de kilómetros”, desde la costa del Mar Rojo hasta el desierto de Arabia. De momento a los diseñadores les han encargado un prototipo de media milla de largo (unos 800 metros).

La idea del príncipe heredero es que los edificios combinen espacios residenciales, comerciales y oficinas y, dado que horizontalmente tendrán que adaptarse tanto a las montañas como a los valles su altura variará dependiendo del terreno.

Si la propuesta avanza sin cambios, con esta altura los nuevos rascacielos sauditas se sutarían entre los 15 edificios más altos del mundo, una lista encabezada por los 828 metros y 163 pisos del Burj Khalifa en Dubai y cerrada por el Central Park Tower de Nueva York (472 metros). Y podría superar también al edificio más grande del mundo por superficie, el New Century Global Center de Chengtu (China) con 1.760 mil metros cuadrados y una planta de 500 m x 400 metros.

¿Es esta la ciudad del futuro?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente