Raquel Sánchez Silva como madre de gemelos: "tienen muchos celos entre ellos"

Diezminutos.es
·2 min de lectura
Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres

From Diez Minutos

La invitada de esta noche en 'El Hormiguero' ha sido una sonriente Raquel Sánchez Silva. La presentadora ha disfrutado como una niña de la experiencia, contándole a Pablo sus anécdotas más íntimas desde cómo era de pequeña a como es ser mamá de gemelos. La periodista ha ido al programa para presentar uno de los proyectos más importantes de su vida, su libro 'Dos Mundos' en el que ha volcado todo su conocimiento como mamá de sus hijos mellizos Mateo y Bruno.

"Cuando estaba embarazada veía gemelos y mellizos por todos lados, me parecía una obsesión propia de una futura mamá de gemelos pero no", confesaba Raquel. Ha contado cosas muy curiosas sobre Mateo y Bruno, porque aún siendo gemelos, ella considera que no tienen nada que ver el uno con el otro: "No puedo elegir uno, son muy diferentes, el que no te atrapa por un lado, lo hace por otro. No los quiero etiquetar pero cada uno captura una parte de mí".

Photo credit: Antena 3
Photo credit: Antena 3

Supuestamente, los gemelos comparten todo y se relacionan muy bien entre los dos, pero Raquel confesaba un secreto a Pablo Motos: "Mis hijos tienen muchos celos entre ellos, siempre, es una competición continua, quién duerme más, quién come más, quién es más alto... Es importante estar a solas con ellos, es importante que están solos, que estén con mamá, con papá, con los amigos y sentirse únicos". Insistiendo en la idea de que es importante diferenciarlos desde pequeños, comentaba: "No los visto igual, identicos no. Pueden llevar la misma onda pero intento que vayan diferente. Me parece muy bien que algunos padres vistan a los niños igual pero no es nuestro caso".

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Raquel confesaba que no quería que sus hijos saliesen tranquilos, quería movimiento, pero ahora cuando llega la hora de dormir se muere. Contaba que se queda inconsciente de todo el "trabajo" que dan los críos, pero tienen a quien salir, porque Raquel era igual de trasto de pequeña.