Raquel del Rosario y cuando Eurovisión se torna una pesadilla

Por Mike Medianoche. - Este fin de semana la cantante Chanel Terrero se alzó como ganadora de la primera edición del Benidorm Fest, y por tanto, logró el honor de representar a España en el próximo Festival de Eurovisión con el tema ‘Slow Mo’. Su victoria fue injusta para una buena parte de los seguidores más eurovisivos, al haber dado Televisión Española un peso muy grande al jurado profesional, por delante de los intereses del público, y como consecuencia, Chanel ha vivido una oleada de odio digital. Sus redes sociales se han llenado de ataques de todo tipo, desde artísticos a personales, algunos de ellos de corte racista y xenófobo (nació en Cuba). Y en su defensa han salido todo tipo de celebridades, entre las que se puede destacar el nombre de Raquel del Rosario, pues ella sabe muy bien cómo el sueño de Eurovisión se puede tonar una pesadilla.

MADRID, ESPAÑA - 7 DE MAYO: (De izquierda a derecha) David Feito, Raquel del Rosario y Juan Luis Suárez de la banda de música española 'El Sueño de Morfeo', que participará en el Festival de la Canción de Eurovisión, asisten a una conferencia de prensa el 7 de mayo de 2013 en Madrid, España. (Foto de Europa Press/Europa Press vía Getty Images)
MADRID, ESPAÑA - 7 DE MAYO: (De izquierda a derecha) David Feito, Raquel del Rosario y Juan Luis Suárez de la banda de música española 'El Sueño de Morfeo', que participará en el Festival de la Canción de Eurovisión, asisten a una conferencia de prensa el 7 de mayo de 2013 en Madrid, España. (Foto de Europa Press/Europa Press vía Getty Images)

A través de Instagram, Raquel le ha dicho a Chanel (que ha decidido desinstalarse Twitter del móvil para no ver más comentarios negativos) que la comprende, pues debe estar viviendo algo similar al “dolor que generó aquella desproporcionada ola de odio que recayó sobre nosotros tras nuestra participación en el que festival en el que nos representarás este año. Raquel se refiere a su participación en Eurovisión en 2013, que tuvo lugar en Suecia, y en la que interpretó el tema ‘Contigo hasta el final’ junto al grupo del que era vocalista, El Sueño de Morfeo.

Un sueño que se tornó una pesadilla, como decíamos, pues su actuación “no cumplió las expectativas de mucha gente, tampoco las mías/nuestras”, y que mientras asimilaba ese tropiezo, en plena fragilidad, palpó grandes olas de rechazo y de odio.

Desde su experiencia, Raquel del Rosario recuerda a nuestra próxima representante que la culpa es de quien le lanza basura, no de ella. “Nos hemos convertido en una generación de ‘valientes’ tras el teclado”, valora, en referencia a las redes sociales. “Tú eres mucho más que la opinión pública, que un certamen, que una canción y una puntuación”, le insiste la canaria. “El odio no es el camino ni la solución”, dice casi en su despedida, en la que invita a Chanel Terrero a no quebararse porque ella es más que “la opinión pública, que un certamen, que una canción y una puntuación”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Cuando la artista hace referencia a que su show en Eurovisión no cumplió las expectativas de mucha gente, incluidas a las del propio grupo,Raquel se refiere al doble tropiezo que vivió. Por una parte quedaron penúltimos, con solo ocho puntos. Podría ser una posición colista más, como la de Alfred y Amaia, la de Miki, la de Conchita Bautista y Remedios Amaya si nos remontamos. Sin embargo, no solo falló su fórmula para cautivar a Europa. El otro fallo fue por fallos vocales.

Cuando pisó el escenario del Malmö Arena (descalza, por cierto, con unas joyas cubriendo sus tobillos y sus pies), Raquel del Rosario lo hizo presa de los nervios, y no cantó precisamente bien. Sus deficiencias vocales quedaron destapadas enun vídeo en el que alguien aisló solamente la voz respecto a la música, y se notaba que estaba bastante perdida en sus primeros compases, y eso le impidió remontar el vuelo.

A su llegada a España escribió una entrada en su blog (ya desaparecido, y que pertenecía a Elle) donde reconocía que “los nervios me jugaron una mala pasada” y que le temblaban “hasta las pestañas durante los primeros segundos de la canción”. Además, dijo que la mezcla de sonido no le favorecía, pero que nada pasa por casualidad “y a veces la vida nos da lecciones que creemos injustas pero que vienen para nuestro crecimiento personal. Entendí entonces que Eurovisión ha supuesto una cura de ego necesaria para mí”.

En unas declaraciones para El Mundo dijo, por otro lado, que “cuando una persona se emociona y le tiembla la voz, no es que sea ni mejor ni peor artista, simplemente es un ser humano”, que ella no percibió que desafinase sino que solo le temblaba la voz, y que “de repente todo el mundo es crítico musical y sabe opinar”.

Unas palabras que bien podría haberle dicho ahora mismo a Chanel Terrero, con la que empatiza por completo. Se ve que las críticas a Raquel tuvieron que ser mucho más duras de los que nos imaginamos. De hecho, ese mismo año El sueño de Morfeo terminaba su andadura, y ella no entabló una carrera en solitario como habría cabido esperar. Sus compañeros de banda, David Feito y Juan Luis Suárez, sí continuaron en la industria, componiendo para otros artistas.

Sin duda, para ella el que era su sueño se volvió una pesadilla, y ahora la revive a través de una nueva artista. Esperemos que Chanel tenga una actuación espectacular en Turín el próximo mes de mayo, que deje a España en el gran lugar que se merece, y si los votos no nos acompañan, que al menos no reciba una nueva oleada de odio como le acaba de suceder a ella (o a Raquel en el pasado), porque eso no se lo merece nadie. Y así pueda vivir un sueño, de esos que jamás se tornan pesadilla.

Más historias que podrían interesarte: