Raphy Pina deja su destino en manos de Dios a la espera de su veredicto

·1 min de lectura
Natti y Raphy credit:Bang Showbiz
Natti y Raphy credit:Bang Showbiz

El prometido de Natti Natasha está siendo juzgado en Puerto Rico por un delito de posesión de armas que se remonta a abril de 2020, cuando el FBI llevó a cabo una redada en su casa de Caguas Real durante la que se encontraron varias armas de fuego, y del que él se declaró no culpable en agosto de aquel mismo año.

Este mismo miércoles el jurado se ha retirado a deliberar después de que el juez denegara la absolución perentoria de los cargos, al considerar que sí existían fundamentos para la acusación, y de que compareciera el segundo y último testigo de la defensa. A la puerta de los juzgados, a los que acudió la semana pasada acompañado de su famosa novia y de sus tres hijos mayores, fruto de una relación anterior, Raphy se ha mostrado tranquilo y dispuesto a atender a la prensa en todo momento.

En las redes sociales ha afirmado hace unas horas que afronta su posible condena con "fortaleza y valentía" y que deja la decisión final en manos del "juez de los cielos". "Dios quiera y que este no sea mi último post", ha escrito en Instagram. "Tengo la fe y sé que Dios conoce mi corazón, mi dedicación y mi postura".

Raphy sostiene que ha seguido luchando para defender su inocencia por sus hijos, incluida la niña de menos de un año que tiene con Natti, y ha querido dejar claro una vez más que tanto su familia como sus fans han resultado claves a la hora de ayudarle a afrontar todo este proceso legal. "Siempre estaré agradecido por todos los que me han apoyado, aunque sea con un saludo, o aún mejor, una oración", ha añadido.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente