Raphael da otro concierto multitudinario entre el escándalo general y el mundo de la cultura dividido

·8 min de lectura

El fin de semana ha tenido un nombre propio: Miguel Rafael Martos Sánchez, más conocido como Raphael. Y es que el cantante de 77 años regresó a los escenarios para celebrar sus seis décadas en la música e interpretar por primera vez las canciones de su nuevo disco: ‘Raphael 6.0’. Sin embargo, no ha sido noticia por su larga trayectoria, sino por organizar en el WiZink Center de Madrid los dos conciertos más multitudinarios desde que comenzó la pandemia por coronavirus.

Raphael en su concierto del 19 de diciembre. (Foto: Ricardo Rubio / Europa Press / Getty Images)
Raphael en su concierto del 19 de diciembre. (Foto: Ricardo Rubio / Europa Press / Getty Images)

Aunque la capacidad del recinto se había reducido (“aproximadamente el 40%”, según la organización del evento), el 19 de diciembre Raphael congregó en la capital de España a 5.000 fans. Si tenemos en cuenta que el WiZink Center puede alcanzar un aforo de 17.400 personas, las que se reunieron para presenciar la vuelta del artista pueden parecer pocas. El problema viene cuando le añadimos el contexto, la segunda ola de la COVID-19, una crisis sanitaria que incluye restricciones de movilidad y limitaciones de los encuentros familiares de cara a las Navidades por parte de la mayoría de las comunidades autónomas.

Por este motivo mucha gente no ha entendido cómo se ha permitido la celebración de dos conciertos, provocando una lluvia de críticas en las redes sociales que también ha dividido al mundo la cultura. Uno de los tuits más virales del fin de semana lo escribió Anabel Alonso el 20 de diciembre: “Si invito a Raphael en Navidad, podemos juntarnos hasta 5.000, ¿no?”, ironizó la actriz haciendo alusión a las restricciones para las fiestas. La Comunidad de Madrid, precisamente, solo permite reuniones familiares de seis personas (incluidos niños) por el incremento de casos de coronavirus.

Así que parece que para la presidenta de esta comunidad, Isabel Díaz Ayuso, hay más riesgo de contagio en una reunión familiar con más de 10 o 12 personas que en un recinto cerrado con 5.000 seguidores cantando. “El concierto de Raphael cumple escrupulosamente las medidas. Las imágenes confunden: solo hay 30 % de aforo. Si el contagio subiera en Madrid, se suspenderían estos espectáculos. Pero es en el ámbito privado donde se registran más casos”, explicó.

¿Y cuáles son esas medidas? “Ambas fechas contarán con todas las medidas de seguridad: aforo reducido a aproximadamente el 40 % de su capacidad, manteniendo las distancias de seguridad necesarias y utilizando la mascarilla homologada de forma obligatoria. Para ello, este concierto cuenta con la colaboración de MasFabES, la empresa de mascarillas de producción española que cuentan con hasta cuatro capas de filtrado y que además, incluyen una impregnación adicional con tecnología HeiQ Viroblock que otorgan propiedades antibacterianas, antimicrobios y antigérmenes”, podemos leer en el comunicado de los organizadores.

Por esa razón permitieron no uno, sino dos conciertos del intérprete de 'Escándalo' y 'Mi gran noche'. El segundo se celebró el domingo 20 de diciembre con la presencia de "unos 5.000 asistentes, como ayer" y "total normalidad”, subrayaron a EFE las mismas fuentes de la organización. “Se han respetado todas las medidas de seguridad. El aforo ha estado en torno al 30 por ciento y sin ninguna incidencia", añadieron. "Es verdad que cumplía el aforo, pero no son tiempos, cuando estamos pidiendo a la ciudadanía que sea muy prudente en estas fiestas, que restrinja muchos sus contactos y que tiene que estar alerta, de hacer actos tan masivos", señaló por su parte el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

¿Y qué dicen los médicos? Javier Padilla publicó un hilo en Twitter dando su opinión de experto sobre la celebración de este tipo de eventos: “Incremento de la actividad social previa y posterior al concierto: ahí veo yo el incremento real del riesgo. Movilizar 5.000 personas que ‘¿eh, ahora una cañita?’ Es complicado decir un día que de 10 a 6 en Navidad por las malas cifras y defender esto dos días después”, reza uno de sus tuits. “Cuatro días hasta Nochebuena. Cinco hasta Navidad. 11 hasta Nochevieja. El timing (de incubación) es perfecto, si siguen a esas 5.000 personas (de las que tienen nombre y apellidos) ya tienen el paper publicado y la medida evaluada, para bien o para mal”, añadió en otra publicación.

Algunos artistas como Pablo López han salido en defensa de Raphael en ‘Liarla Pardo’. El coach de ‘La voz’, que cantó con el veterano artista en el primer concierto al igual que Manuel Carrasco, le contó su versión a Cristina Pardo: "Yo todo lo que vi fue seguridad y respeto tanto como lo vi en mis conciertos. Si es verdad que es un espacio grande, pero vi como se mantuvo en todo momento la distancia de seguridad (...) como todo el mundo se respeta y todo el mundo es feliz sin tener que hipotecar la felicidad del otro”, comenzó diciendo el cantante. "Yo estaba allí y lo vi. Mientras se demuestre lo contrario, yo creo que deberíamos ser un poquito más tolerantes mientras se hagan las cosas bien", concluyó López.

La respuesta de un sanitario a la publicación de Raphael

“Como sanitario que ha estado embolsando cuerpos y ayudando a salvar vidas, y que pasará las Navidades solo, me parece un insulto a la población que está fastidiándose siguiendo las normas y a los sanitarios que estamos exhaustos”, comentó Pablo A. Barredo en la publicación que compartió Raphael en Instagram tras el primer concierto. “Querida gente maravillosa, ¡qué impresionante noche la de anoche! Qué emoción estar en el escenario de nuevo, y veros con tanta pasión con tanta emoción. Millones de gracias por tanto. Gracias a Manuel Carrasco y a Pablo López por su apoyo, a todos mis músicos, a Juan Pietranera por dirigir a toda la fantástica orquesta. A todos los técnicos de luces maravillosas, al sonido más que impecable. Y a rlm y Universal Music Spain por su apoyo total. Y al WiZink Center, donde esta tarde a las 19:00 horas tendremos nuestro segundo gran concierto”, escribió el de Linares.

El hijo de Raphael defendió a su padre en una entrevista

“El WiZink Center lo ha explicado muy bien, solo hay que leer el comunicado y cómo se hacen las cosas. Entiendo que pueda chocar, pero la gente va a la calle, está en los centros comerciales, todo tiene su aforo y su control, hay que ver la foto desde arriba donde se ve toda la seguridad, toda la distancia y además luego el comportamiento de la gente que fue ejemplar, cada uno en su silla, manteniendo el respeto entre todos. Creo que fue una noche muy bonita, haciendo las cosas como se tienen que hacer. Ojalá esto sirva para que mucha gente vea que las cosas se pueden hacer y se pueden hacer bien”, contestó Manuel Martos al Jaleos cuando le preguntaron por la polémica que comenzó a raíz del primer concierto.

También le preguntaron por su padre, haciendo hincapié en la polémica surgida por celebrar el espectáculo más multitudinario desde el inicio de la COVID-19. “Está tranquilo, todo el mundo que estuvo ayer (se refiere al primer concierto) sabe que estaba al 100 % y disfrutando de una noche muy bonita y muy importante para la industria musical”, confesó al portal de El Español.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente