Sale a la luz el divorcio de Alejandra Martos, hija de Raphael

Anna Sanchez
·2 min de lectura
Alejandra Martos, hija de Raphael se ha divorciado de Álvaro Arenaza
Alejandra Martos, hija de Raphael se ha divorciado de Álvaro Arenaza

El cantante Raphael es muy expresivo y característico sobre un escenario pero todas esas muecas mientras canta que transmiten sentimiento, se vuelven hermetismo cuando hablamos de su vida privada y familiar.

Bien sabemos que Raphael está felizmente acompañado de su mujer, Natalia y que ambos tienen tres hijos de los que, a nivel mediático, apenas se habla: Alejandra, Manuel y Jacobo. Ahora ha salido a la luz que la única hija del artista, se ha divorciado.

Es tal el grado de intimidad que mantiene la familia que la prensa no se enteró del divorcio entre Alejandra Martos Figueroa y su ya ex esposo Álvaro Arenaza cuando tuvo lugar hace un año.

La pareja llevaba casada 19 años cuando decidieron poner punto y final a su unión matrimonial a pesar de tener dos hijos adolescentes en común. Álvaro, hijo de los Condes de Fuente Nueva, vivía junto a Alejandra en México por cuestiones laborales.

Sin embargo actualmente ambos viven en España y, de hecho, cuando regresaron con sus hijos Manuela y Carlos desde México, ya estaban divorciados sin que nadie de la prensa lo supiera.

La noticia se ha revelado en el programa ‘Es Radio’ a través de informadores cercanos al entorno del patriarca, Raphael. El espacio radiofónico apuntaba a que: “Se separaron hace un año, pero lo han llevado con mucha discreción. Vivían en México y ahora están aquí. Alejandra vive en su piso cerca de donde está Natalia y Raphael. Llevan la ruptura muy bien”.

Por lo visto el recién descubierto divorcio ha sido amistoso y ambos mantienen buena relación tanto entre sí como con sus hijos de 17 y 14 años respectivamente. Además, ahora que está de vuelta en España, Alejandra Martos ha podido recuperar su trabajo como restauradora en el Museo Thyssen-Bornemisza.

Hasta el momento de la ruptura (incluyéndolo) Alejandra y Álvaro han sido una pareja estable y no han dado nunca de qué hablar. Se casaron en Boadilla del Monte, Madrid, en el año 2001 y dos años después venía al mundo Manuela, la primera nieta de Raphael que le convirtió en abuelo aunque, en su día, él mismo confesó que no le gustaba que le llamaran así.

Carlos, el segundo hijo del matrimonio, nació tres años más tarde completando así esta familia que ha durado 20 años unida y que ahora sigue bien avenida aunque Ale y Álvaro ya no sean matrimonio.

Más historias que te pueden interesar

Las conversaciones con Natalia Figueroa, el secreto de Raphael para sobrellevar estos días

El motivo por el que Raphael ha aplazado su concierto en Moscú

Los famosos no se pierden el concierto Raphael