Rania de Jordania tiene el vestido perfecto para invitadas de otoño

·2 min de lectura
Photo credit: Bloomberg - Getty Images
Photo credit: Bloomberg - Getty Images

Una boda es una ocasión perfecta para demostrar elegancia, más aún, si eres la madre del novio. Así lo demostró ayer Rania de Jordania que, orgullosa, asistió a la boda de su hijo, el heredero al trono del país árabe, Al-Hussein, con su pareja, Rajwa Al Saif.

Enfundada en un vestido negro de crepé con cuello perkins y largo midi, ajustado hasta la cadera y con ligero vuelo hasta debajo de la rodilla, Rania de Jordania volvió a demostrar su buen gusto en moda. Haciendo gala de su acertada elección, adelantó algunas de las tendencias de invitada que veremos en los próximos meses en las celebraciones, cuando bajen las temperaturas.

El cuello subido del diseño contrastó con las mangas abullonadas que ajustaron su silueta en el puño para darle todavía más estructura al atuendo. Además, este vestido se trató de una apuesta especialmente diferenciadora y original ya que en su silueta incluyó detalles joya con adornos de cristal con forma de flor en el torso.

La reina hachemita apostó en esta ocasión por un diseño de la casa de moda Andrew Gn, una firma que ya pudimos ver en looks de otras royals como Mary de Dinamarca o, también, en estilismos de celebridades tan aclamadas del panorama artístico como Lady Gaga.

La responsable de presentarnos su look y las primeras imágenes del enlace fue la propia reina de Jordania que compartió varias instantáneas en Instagram posando junto a la pareja y a su marido, Abdalá II de Jordania. Acompañando a las fotografías de la boda, Rania mostró su orgullo ante tal acontecimiento: "Recé a Alá - como yo, como toda madre - para que te conceda el bien y encontraras a la persona que amas, Rajwa. Felicidades a mi hijo, el príncipe Al-Hussein y a nuestra preciosa y dulce novia Rajwa. Que Alá te bendiga y te haga feliz. ¡No pensé que fuera posible sentir tanta alegría en mi corazón! Felicidades a mi príncipe mayor Hussein y a su hermosa novia, Rajwa".

Por el momento en Europa el color negro todavía no ha calado hondo en los looks de invitada de las bodas, pero la tradición promete darles paso y, con el tiempo, convertirlos en una de las prendas protocolarias aptas para ceremonias. Mientras tanto, la apuesta de Rania resulta ideal para llevar tanto en una cena formal como en cualquier otra celebración importante