Rania de Jordania estrena el vestido camisero tie-dye más favorecedor

·2 min de lectura
Photo credit: MANDEL NGAN - Getty Images
Photo credit: MANDEL NGAN - Getty Images

Tras el anuncio de los compromisos matrimoniales de dos de sus hijos, el príncipe heredero Hussein y la princesa Iman, Rania de Jordania ha retomado su intensa agenda oficial visitando a Shabab42 Foundation, una organización que centra sus esfuerzos y su trabajo en el empoderamiento de los jóvenes. Un inicio de curso en el que la reina ha dejado ver que sigue fiel a su estilo y a las siluetas que más le favorecen estrenando un vestido camisero de la firma Sachin & Babi.

Se trata de un diseño de largo midi y manga francesa en azul marino que llama la atención por su estampado tie-dye en blanco y melocotón en el bajo de la falda, rompiendo con la sobriedad del diseño. Junto al print, los otros dos detalles más llamativos son las finas jaretas del cuerpo y el cinturón, realizado en la misma tela azul marino y con una gran hebilla redonda, que marca la cintura y estiliza la figura.

Una prenda impecable y favorecedora que Rania de Jordania ha combinado con complementos a juego en los mismos tonos: unos salones azules con hebilla en el empeine de la firma británica Jennifer Chamandi y el bolso Point en tono melocotón de Bottega Veneta (una de las firmas favoritas de la monarca en materia de bolsos).

Con este look, Rania confirma que los vestidos de silueta camisera son uno de los comodines de las royals para esos actos oficiales en los que la etiqueta no es especialmente formal pero tampoco casual. De Kate Middleton a Meghan Markle, pasando por la reina Letizia o Máxima de Holanda todas han dado su aprobación a este tipo de diseños, que tiende a estilizar la figura gracias a su cuerpo ajustado y su falda de vuelo y que se convierten en una opción cómoda y todoterreno cuando se trata de elegir vestido.

En esta ocasión, la reina jordana ha apostado por un diseño de la firma Sachin & Babi, fundada en Nueva York por el matrimonio de diseñadores Sachin and Babi Ahluwalia, que posee sus propios talleres en Mumbai, y cuyos diseños se han posicionado entre los favoritos de las expertas en moda por sus bordados (realizados por maestros artesanos de segunda generación), sus tejidos (en muchas ocasiones importados de España e Italia) y su uso del color.