Ramón García y la tragedia de perder a un hijo y a una hermana

·3 min de lectura
Ramón García: el drama de dos muertes familiares tras su sonrisa (TVE)
Ramón García: el drama de dos muertes familiares tras su sonrisa (TVE)

Cada vez que Ramón García da una entrevista se siente como el público español le arropa y le tiene ese aprecio por programas tan míticos como el 'Grand Prix' o 'Qué Apostamos'.

Ramontxu, como le llaman coloquialmente, se ha ganado a pulso un huequito en el corazón de los espectadores tras 30 años trabajando en televisión. Actualmente ya no está en la tele nacional sino que lleva cinco años en Castilla-La Mancha Televisión amenizando las tardes de su audiencia.

Ante la cámara, Ramón siempre se ha mostrado cercano y sonriente, afable y complaciente tanto con entrevistados como con sus compañeros, sin embargo, cuando los focos del plató se apagan, García se ha enfrentado a verdaderas desgracias.

Tras su profesional sonrisa y sus chascarrillos simpáticos se esconden dos trágicos fallecimientos con los que Ramón convivirá el resto de su vida. El vasco no suele abordar este delicado y doloroso tema en público pero, en contadas ocasiones ha hecho alusión a ello.

Ramón solo era un adolescente cuando su hermana falleció y, tal como ha contado a ‘Confidencial Digital’: “Yo tendría 15-16 años y le pregunté a mi padre: “¿Vamos a abrir este fin de semana?” Me dijo: “Hijo, nuestros clientes no tienen la culpa de que nosotros hayamos perdido a Eva. Tenemos que abrir el negocio como si no hubiese pasado nada”.

Aquel ejemplo de entrega al trabajo y de fortaleza y superación personal de su padre, marcaría a García para siempre. En su narración, Ramón prosigue: “Aquel sábado, recuerdo, veía a mi padre roto por dentro de dolor en la puerta del negocio dando la bienvenida a todos los clientes.”

Desde aquel momento el presentador interiorizó que, por muchas tragedias que le depare el destino, el trabajo para él iba a ser siempre algo sagrado: “He perdido un hijo, a mi padre hace un año y poco, a otros seres queridos, y he seguido haciendo mi trabajo, porque es mi obligación. Es duro, porque en este oficio das la cara, especialmente si haces entretenimiento, pero es lo que hay”.

La muerte de su hijo llegó en su época en el exitoso formato ‘Qué Apostamos’ y, muy posteriormente a la pérdida, Ramón le confesó a Boris Izaguirre en ‘Lazos de Sangre’, que aquel día él salió e hizo el programa, como hubiese hecho su padre.

En sus propias palabras: “Siempre que te ocurre una desgracia y te toca hacer un directo, haces el mejor programa de tu vida. Yo he tenido pérdidas personales e incluso perdí un hijo haciendo un ensayo de un ‘¿Qué apostamos?’, hice el programa, mi mujer estaba sentada allí todavía antes de hacerle el legrado y mis padres estaban al lado. Yo hice el programa y nadie se enteró”.

Conociendo esta fortaleza vital de Ramón García tras el sufrimiento que conllevan dos fallecimientos tan íntimos y familiares se puede comprender todavía mejor que el inestimable excompañero de pantalla de Ana Obregón la pueda comprender a la perfección tras perder a su hijo Álex Lequio hace casi un año.

Actualmente Ramón vive feliz junto a Patricia Cerezo con la que se casó hace 24 años y con la que comparte paternidad de Natalia y Verónica, sus dos queridas hijas. La vida no siempre le ha sonreído pero la lección temprana de su padre sí ha evitado que nada le borre la sonrisa de cara al espectador, aunque por dentro el corazón le llore.

Más historias que te pueden interesar

Ramón García vuelve a nuestras vidas: el mítico presentador protagonizará un especial de 'Grand Prix'

Ramón García confía en la fuerza de Ana Obregón para salir adelante

Ramón García despide, entre lágrimas, al hijo de su amiga Ana Obregón

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente