‘Rainbow’, la versión ‘millennial’ de ‘El Mago de Oz’ creada por Paco León

·10 min de lectura
Photo credit: Javier Biosca
Photo credit: Javier Biosca

Los millennials, la diversidad y la música han tomado el poder de la cuarta película en la que Paco León se sienta en la silla de director. Como título lleva ‘Rainbow’. Se estrena el 18 de septiembre en el Festival de San Sebastián, el 23 de septiembre en cines y el 30 de septiembre en Netflix. Es una adaptación de la fábula de ‘El Mago de Oz’, con los personajes principales de la historia (Dorothy, el Hombre de Hojalata, el Espantapájaros, el León y las Brujas), interpretados por lo mejor y lo más emergente de la industria: Dora Postigo, Carmen Machi, Carmen Maura, Luis Bermejo, Carmina Barrios, Ayax Pedrosa, Wekaforé y Cuentos Rosales, con las apariciones estelares de Ester Expósito, Carmina Barrios y Rossy de Palma. ¿Por qué este ha sido el elegido para una reinterpretación? ‘‘Estaba buscando una estructura para rellenar y crear un universo contemporáneo —nos explica Paco—. Me topé con ‘El Mago de Oz’, vi que estaba libre de derechos y no tenía una protagonista típica. Dorothy es una líder de los marginados, que no tiene una historia de amor ni un príncipe que la salve. Quería hacer una cosa realista, con toques de fantasía, pero muy libre’’. En otras palabras: nada se parece al largometraje de 1939.

En esta ocasión, el director y actor ha querido dar voz ‘‘a esa generación de veinteañeros creadores que me fascinan. Quería poner el micrófono a esta gente que realmente admiro, y poder colaborar con muchos artistas de diferentes disciplinas: Palomo Spain de moda, músicos como Ajax, fotógrafos, bailarines... Es una pista de baile donde muchas personas están invitadas’’.

Dora Postigo en el papel de Dora

La cantante Dora Postigo (2004, Madrid) es la protagonista de esta velada que desarrolla el camino de una adolescente en busca de su madre. Acaba de terminar el instituto y confiesa que cuando Paco le llamó se quedó ‘‘un poco en ‘shock’. Nunca me habría imaginado que alguien me ofreciese un papel principal. Pero la verdad es que todo tenía sentido cuando me lo contó. Me encantaría meterme en el mundo de la actuación, pero le tengo mucho respeto. Me parece durísimo’’, nos cuenta.

Interpreta a Dora, la Dorothy de ‘Rainbow’ con zapatitos rojos incluidos. Según ella, su personaje no se parece en nada a la Dora real, aunque ‘‘ambas son niñas muy inquietas con muchas que descubrir y a las que les gusta arropar a la gente que se van encontrando por el camino’’. El suyo ha estado enfocado en la música, faceta que también ha podido explotar componiendo la canción original del largometraje: ‘‘Está inspirada en el viaje personal que uno mismo tiene que hacer para crecer, el cual a veces es muy largo, duro, doloroso y te produce incertidumbre’’. Este año tiene pensado empezar a grabar su primer álbum de estudio, aunque asegura que muy pronto verán la luz nuevos singles y videoclips.

Photo credit: Javier Biosca
Photo credit: Javier Biosca

Ayax Pedrosa en el papel de Muñeco

Compartiendo disciplina artística de procedencia, está Ayax Pedrosa (1991, Granada). Es la mitad del dúo rapero de Ayax y Prok, siendo este su hermano gemelo. ‘‘Llevo desde los 12 años componiendo y siete viviendo de la música. Estamos en lo más alto del ‘hip-hop’ en español. Hemos conseguido varios triples discos de platino y numerosos discos de oro sin ayuda de multinacionales, solo a través de nuestro sello: Albayzin Records’’, repasa orgulloso. ¡Como para no estarlo! A parte de hacer ‘sold out’ en sus conciertos, su carrera en la interpretación está despegando.

No es debutante en Netflix. Protagoniza una peli, ‘Hasta el cielo’ (2021), que verá su segunda parte muy pronto. ‘‘Soy un cinéfilo empedernido. Desde que era pequeño me levantaba con mi hermana para ver los Óscar y nos acostábamos antes de que nos pillara nuestra madre. Soy una enciclopedia de cine. La interpretación me aporta muchísimas cosas que no me da la música, por ejemplo la libertad de dejar de ser yo mismo’’, nos cuenta.

En ‘Rainbow’ interpreta a Muñeco, la figura que correspondería al Espantapájaros. ‘‘Es un personaje un poco anómalo. No tiene un origen, ya que le encontramos atado en un basusero. Es una persona que obviamente tiene un trastorno mental, o ha pasado una vida muy difícil. Pero en realidad no es violento, incluso puede llegar a ser muy adorable. Lo que quiere es sentirse querido y tener un hueco en el mundo’’. Para interpretarlo, nos confiesa que incluso escribió una precuela sobre qué le podría haber sucedido a su rol: ‘‘Ha sido un reto absoluto, que hasta me ha quitado hasta el sueño. He trabajado mucho, incluso tengo un relato de lo que para mí sería la historia de Muñeco y cómo llegó al sitio donde le encuentran. También he perseguido a politoxicómanos y gente con enfermedades mentales por los barrios de Barcelona. Pero sobre todo me he desnudado y me he dejado llevar’’.

Photo credit: Javier Biosca
Photo credit: Javier Biosca

Cuentos Rosales (nombre real Soraya Yasmin) y Wekaforé no han podido hacer otra cosa que fluir, ya que su papel en ‘Rainbow’ ha sido su primera interpretación en una gran producción.

Cuentos Rosales en el papel de la sobrina de Coco, la Bruja Mala

‘‘Creo que Paco tuvo muy buen ojo al darme este papel —nos cuenta la artista que practica la disciplina de la moda, arte digital y ‘performance’—. Soy una persona muy observadora, no demasiado extrovertida, que disfruta de su tiempo contemplando, leyendo sobre las energías... Entonces, me gusta mi rol en la película, porque se le aparece a Dora para escucharle atentamente y darle un mensaje con el que se desarrolla el resto de la historia. Es más, la última vez que quedé con Dora parecía que estábamos reproduciendo nuestra escena en ‘Rainbow, contándonos la vida y manifestando que nos ocurran cosas preciosas’’.

Su primer contacto con la interpretación fue a través de un show que duró 24 horas en directo. ‘‘Me gustó mucho experimentar con esto. Una cosa llevó a la otra y empecé a hacer actuaciones fuera de España, enfocadas completamente en la improvisación. Creo que mi carrera como actriz tiene más que ver con las oportunidades con las que me provee el universo para poder contarle cosas al mundo. Hasta cuando me llega un proyecto tan profesional como el de Paco, he sentido que interpretaba una parte de mí’’.

Photo credit: Javier Biosca
Photo credit: Javier Biosca

Wekaforé en el papel de Akin

La figura homónima del León en ‘El Mago de Oz’ corre a cargo de Wekaforé. ‘‘Akin es un alma espontánea e intrépida de una manera muy incómoda. Su familia y amigos no lo aceptan del todo, por lo que se convierte en un nómada errante. No puede quedarse durante mucho tiempo en un mismo sitio porque incomoda a la gente, comienzan a verse reflejados en él’’, nos desvela sobre su rol en la película, la cual reconoce que solía asustarle cuando era pequeño: ‘‘En Nigeria somos muy cautelosos con cualquier cosa que insinúe la hechicería o la brujería’’.

Este cantante y artista nigeriano es la primera vez que se posicionaba tras una cámara. No obstante, se replantea ‘‘si he estado actuando toda mi vida y si soy un buen actor, porque el mundo es un gran teatro, ¿no?’’.

Photo credit: Javier Biosca
Photo credit: Javier Biosca

Luis Bermejo en el papel de José Luis

En el caso de Luis Bermejo (1969, Madrid), su trayectoria en la interpretación es indudable. Cuenta con dos Goyas en su vitrina y lleva más de veinte años en activo, tanto en cine como en series y teatro. Da vida al Hombre de Hojalata sin corazón, ‘‘con una mirada como la de esos tipos que vemos varando sin rumbo y a los que queremos agarrar de la mano’’, reflexiona. Su personaje tiene pocas ganas de vivir, ‘‘no me gustaría decir que es un tipo amargado, pero está en un momento muy difícil. Entonces, encuentra una amiga, Dora, que le pregunta por qué se encuentra de esa manera e inicia el camino de buscar a su madre con ella, ya que esta hace lo que todos deberíamos hacer: poner los ojos y el oído en la gente que tenemos al lado. Después se juntan Muñeco y Akin, y dan un poco de luz a la tiniebla’’.

Lo que más le gustó de este proyecto es que no tenía un guion cerrado, dándole cancha para improvisar. Además, no era la primera vez que se ponía bajo las órdenes de Paco. Ya trabajaron juntos en ‘Kiki, el amor se hace (2016)’ y solo tiene halagos para él. ‘‘El reencuentro fue fantástico. Este proyecto es una flor maravillosa y muy humana. Es una mezcla de fuego y agua, algo muy purificador porque te invita a seguir curioseando. Estamos tan absortos con el día a día, que de pronto llega Paco y te mezcla todo. Con él cada día es algo nuevo. Siempre está sonriendo, tiene muchas ganas de vivir, está pendiente de todo el equipo... Además, se nota que en sus trabajos hay un estudio detrás. Sabe qué le gusta, lo que quiere cambiar, tiene mil referencias... Es un genio’’.

Photo credit: Javier Biosca
Photo credit: Javier Biosca

Paco León como director

Mientras que para León dirigir una película es una excusa para ‘‘trabajar con gente a la que admiro y montar fiestones (porque si te fijas todas mis películas acaban así)’’, para los miembros del reparto es una experiencia inolvidable.

Photo credit: Javier Biosca
Photo credit: Javier Biosca

‘‘Es un privilegio absoluto, porque ya no es solo que sea un director creativo, si no que además un director de actores en toda regla. Te dice como él ve la escena, la gesticula y te da muchísimo campo para improvisar. Cuando me llamó para ofrecerme el papel, me fui corriendo a la calle a pegar voces’’, dice Ayax. Weka le define como ‘‘un ángel y muy ‘punky’ a la vez. Tiene una forma espectacular de comunicarse y nos dio mucha libertad creativa’’. Cuentos Rosales, en su caso, ya le conocía desde hace unos años: ‘‘Hay una conexión muy mística entre los dos a la hora de reflejar y materializar nuestros pensamientos. Fíjate que me llamó en una época de mi vida en la que me apetecía manifestar el poder estar en una película. Paco es amigo y una persona superinspiradora. La forma de trabajar, de desarrollar y comunicar sus sentimientos ha sido increíble. Yo no soy de trasnochar y tenía miedo a quedarme dormida en los rodajes nocturnos. Sin embargo, era tan interesante y bonito ver el procedimiento de cómo se montaban las escenas y la naturalidad de Paco que no me hizo falta el té verde y el chocolate negro para mantenerme despierta (ríe)’’.

El mensaje de ‘Rainbow’

‘‘Hay uno que dice la Bruja Buena —señala Paco—, que parece una tontería, pero que encierra algo muy interesante. Es que ‘todo es verdad’. Es decir, hay muchas realidades y la vida consiste en elegir en cuál quieres vivir. A nivel práctico eso es muy sencillo claro. Porque imagínate que tu mejor amiga es una persona maravillosa, pero también una zo***. Ambas cosas son verdad. Entonces hay que quedarse con la parte buena, la que te aporta’’. Probablemente, esto se asimila y se lleva a cabo cuando maduras, cuando empiezas a recorrer el camino de la madurez. ‘‘Por eso todo el mundo se puede identificar con ‘Rainbow’, porque narra el viaje natural que desarrolla todo el mundo. Es una historia de una adolescente, sí, pero todo el mundo está buscando quién es y se tiene que aceptar a sí mismo’’, continúa. ‘‘Además, los temas de los que habla —madurar, sexualidad, aceptación...— son bastante necesarios y más en una era, en la que sí, hay mucho activismo, pero también mucho pasotismo’’, apunta Cuentos Rosales. ‘‘Definitivamente, el camino de la vida no es siempre como tú esperas’’, sentencia Dora.

Maquillaje y Peluquería: Rubén Mármol (Kasteel Management) para Chanel y L’Oréal Professionnel. Estilismo: Nono Vázquez.