Rafael Yuste, neurobiólogo: "El mundo es una ilusión generada por el cerebro"

·3 min de lectura

Santander, 23 jun (EFE).- El cerebro del ser humano es una "maraña de conexiones" que construye el mundo en el que vivimos como una ilusión", ha considerado este jueves el neurobiólogo español Rafael Yuste, en la conferencia de apertura de los cursos de verano de la UIMP, que ha inaugurado el rey Felipe VI.

"El mundo en el que vivimos es una ilusión generada por el cerebro", ha aseverado Yuste, que ejerce su labor investigadora en la Universidad de Columbia (Nueva York) y es el promotor del BRAIN project, destinado a llevar a cabo una especie de cartografía del cerebro.

Rafael Yuste ha centrado su intervención, en el Paraninfo del Palacio de La Magdalena de Santander, en explicar cómo la neurobiología puede ayudar a comprender el cerebro y sus implicaciones éticas y sociales.

Ha recordado que la ciencia ha conseguido descifrar el funcionamiento de todos los órganos "menos el cerebro", aunque ha vaticinado que ese conocimiento se alcanzará en las próximas décadas y podrá "cambiar la esencia del ser humano".

Para el neurobiólogo, el cerebro, que se compone de una "maraña de conexiones" en las que los científicos "se han perdido a lo largo de los años", genera una realidad virtual para "predecir el futuro" y adaptarse al entorno.

Esa "ilusión" generada por el órgano es, para Yuste, la inteligencia del ser humano. "La evolución selecciona a animales más complejos porque pueden predecir el futuro", ha resumido.

Partiendo de esa base, Yuste ha explicado que la neurobiología trata de acceder a "ladrillos de pensamiento" con los que se construye la realidad cognitiva, para modificarla.

Según ha expuesto, las investigaciones de su equipo han logrado "hacer ver" imágenes de comida a ratones, para generar impulsos en ellos y que chupen, sin tener nada delante.

Este acceso a la información del cerebro permitiría, según el científico, poder tratar enfermedades neuronales. "Con neurotecnología se puede acceder a esa información, registrar la actividad cerebral y cambiarla", ha añadido.

De este modo, Yuste ha confiado en que se podría "reprogramar las neuronas" de un paciente con esquizofrenia o "mapear los circuitos de memoria" de una persona que padezca alzheimer, para reforzarlos.

Además, ha avanzado que se podría entender "la esencia" del pensamiento como "por qué alguien hace un acto criminal" o el significado de las guerras.

PRIVACIDAD MENTAL

Todo ese abanico de posibilidades generan, según ha señalado este científico, un problema ético para la sociedad, por lo que ha abogado por someter los descubrimientos en el ámbito de la neurociencia a unos derechos humanos "renovados" que protejan "la privacidad mental".

"Lo que hacemos con un ratón se puede hacer en una persona, hay que reforzar los derechos humanos para que no solo protejan el cuerpo sino la mente", ha señalado.

Yuste, quien ha afirmado que la nueva tecnología "es fantástica para curar a estos enfermos", también ha advertido de que hay que proteger la "identidad personal" para que "el contenido de tu actividad mental no sea descifrado sin tu consentimiento".

"Antes o después vamos a aumentarnos cognitivamente, es inevitable", ha vaticinado el neurobiólogo, quien prevé que en el futuro habrá un ser humano "híbrido".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente