Rafa Nadal aclara los rumores sobre la hospitalización de su mujer, Mery Perelló, en medio de su primer embarazo

·2 min de lectura
Rafa Nadal credit:Bang Showbiz
Rafa Nadal credit:Bang Showbiz

El tenista Rafa Nadal ha aprovechado su última rueda de prensa, tras vencer al italiano Fabio Fognini en la segunda ronda del US Open, para informar sobre el estado de salud de su esposa, Mery Perelló, quien tuvo que ser ingresada recientemente en un hospital de Mallorca debido a unas complicaciones en su embarazo que requerían de una pequeña intervención quirúrgica.

Tras varios días de rumores ligados al proceso de gestación, del que algunos medios han señalado que desembocará en un parto prematuro, el astro del deporte ha reconocido que sus niveles de ansiedad y su ritmo cardíaco son a día de hoy más elevados de lo habitual: una situación que ha atribuido directamente a su futura paternidad, pero a la que ha querido restar relevancia teniendo en cuenta que su mujer ya se encuentra bien.

"Como sabéis, a nivel personal estoy en una situación que es importante para mí. Y tengo que ir gestionando todo. Por mucho que salieran según que tipo de informaciones en la prensa acerca del estado de mi mujer, mi mujer está bien, ya lo dejo caer", ha señalado en su comparecencia ante los periodistas, antes de entrar en detalles sobre unas circunstancias que no le han permitido mostrar su mejor cara en la pista.

"El ritmo cardíaco era mucho más elevado de lo que es habitualmente sin hacer puntos largos. Es decir, estando en pausa me notaba muy acelerado y eso no me permitía ni pensar con claridad ni actuar de una forma lógica en lo que son mis estándares de juego. Es una consecuencia de hacer las cosas demasiado mal durante un buen rato del partido. También son muchas cosas, llevamos unos meses difíciles en muchas cosas que hemos tenido que ir manejando de la manera que se ha podido", se ha justificado.

Mery, también conocida como Xisca en su entorno más cercano, habría abandonado ya el centro médico tras recuperarse por completo de su operación, como han señalado algunos periódicos españoles. Otros medios, sin embargo, aseguran que la también directora de la fundación Rafa Nadal, embarazada de seis meses, continúa ingresada y que deberá permanecer en reposo absoluto hasta la llegada del bebé.