Radicales Libres XXIII, por Marta D. Riezu

·3 min de lectura
Photo credit: ABC Photo Archives
Photo credit: ABC Photo Archives
  • Ejercicio mental diario: apartar lo que se supone que debemos ser (lo que otros esperan de nosotros) y proteger con respeto lo que somos. Si uno tiene gato o perro, fijarse en ellos. Ellos no niegan su propia naturaleza jamás. No disimulan ni se hacen pasar por liebre o lobo. Los humanos somos el único animal que reniega de lo que siente.

  • Pequeño debate en Twitter. Un joven explica que creció en un barrio pobre y que ahora ve dos divisiones claras en sus amigos ya adultos: cuando por fin ganan algo lo derrochan en gustos que nunca pudieron permitirse, de modo que no ahorran. El otro grupo se vuelve tacaño, no sabe disfrutar y vive sufriendo por volver a ser pobre. Ambas relaciones con el dinero parecen poco sanas, pero ¿hay alguien que tenga una relación sana con el dinero?

  • Oprah: nacida de madre soltera en el Misisipi rural, víctima de abuso sexual, embarazada a los catorce. Según Forbes, la afroamericana más rica del siglo XX. The Oprah Winfrey Show es el programa de entrevistas más visto en la historia de la televisión norteamericana. Mi Oprah preferida es la de “El color púrpura”. Aquí junto a Dolly Parton, en una escena que me recuerda a la del dormitorio de “Grease” con las estudiantes haciendo follón.

  • La belleza de las manos me abruma. Funcionalidad, simetría, versatilidad, belleza. Las personas mayores y esos anillos de matrimonio con el oro gastado.

  • Esos sueños recurrentes de un examen importante: Freud dice que esas angustias se dan justo antes de un día crucial. Si mañana tengo una entrevista de empleo, esta noche quizá sueñe con que me lo sé todo pero me quedo sin boli. El inconsciente rebusca en el pasado una situación en la que, a pesar del sufrimiento, al final todo saliese bien. Freud añade (esto me parece clave) que quienes tienen sueños de mal estudiante son sobre todo los responsables. Los otros duermen a pierna suelta.

  • El baño (¡la bañera! ¿qué niño no pasaría ahí horas?) del diseñador y carpintero George Nakashima. «El mueble es la segunda vida del árbol. Vive y respira en él. Debemos honrar esa longevidad dándole un uso al objeto tan largo como sea posible.»

  • El genial podcast Bad gays, sobre «homosexuales complicados», de los escritores y activistas Huw Lemmey y Ben Miller.

  • El símil es facilón, pero sirve: a Lewis Miller lo llaman “el Banksy de las flores”, por los ‘flowers flashes’ (instalaciones efímeras florales) que hace en las calles.

  • Cuanto más conozco a los hombres, más me gustan las piedras. The Stone Club tiene su propio estatuto, merchandising, agenda de eventos, bibliografía, filmografía y revista. Su tótem: Stonehenge. Un grupo de amigos apreciador de lo mineral entre los que hay cineastas, artistas, geólogos, jubilados eruditos y arquitectos. El club es británico, claro.

  • Menos plástico, más yute. El modelo clásico de la firma mallorquina Pla es una sola trenza de tejido doblada sobre sí misma sobre un forro de algodón, hasta dar forma al zapato.

  • Cuando veo a los turistas en camiseta de tirantes, chanclas con los pies llenos de arena en el metro y un reguero de latas tiradas allí donde se sientan, recuerdo lo del sobrino de Voltaire, el escritor Jean-Pierre Claris de Florian: «Para vivir felices, vivamos escondidos».

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente