Radicales Libres XXII (03/06/2022), por Marta D. Riezu

·3 min de lectura
Photo credit: Jim Smeal - Getty Images
Photo credit: Jim Smeal - Getty Images
  • Conversación entre dos mujeres jóvenes en una gran cadena de moda de cuyo nombre no quiero acordarme. «La segunda mano es de pobres». La otra amiga calla. Yo disimulo como si estuviera buscando algo, pero estoy espiando como la cotilla que soy. «No has visto esa ropa amorfa que tienen, esas camisas, lo que huele todo, lo tristes que son las tiendas». Tuve ganas de decirle: en orden de precio, coexisten el vintage, lo pre-loved y la segunda mano. En todas las franjas de precio puede haber joyones, solo hace falta buena voluntad, tiempo, paciencia y falta de prejuicios. Es verdad que sobre el papel un Claire McCardell de 1952 tiene más interés histórico que una bata de flores de tienda de barrio, pero a todo se le puede buscar su punto.

  • ¿Se irá haciendo más grande con las décadas la figura y el legado de Azzedine Alaïa? No lo dudo ni un momento. Ya era respetadísimo en vida, y su forma libre de trabajar se añorará cada vez más en estos tiempos de grandes grupos empresariales, prendas-meme, fast fashion, tiktokers en los desfiles y ansia de viralidad. El libro que le dedicó la periodista Laurence Benaïm (ella misma otra raza en extinción) y que en nuestro país publicó Superflua es una maravilla.

  • Una de las certezas de la vida a medida que cumples años: el dinero te hace hacer cosas que no quieres hacer. No hablo de corromper el alma ni venderse al diablo ni volverse malvado. Es una rendición mucho más sutil, milímetro a milímetro, y se vuelve difícil de detectar. Si algunos creen en una vida más allá, y lo entiendo perfectamente, más aún deberíamos aspirar a otra vida terrenal lejos de los Excels, el dentista, los impuestos, los grupos de whatsapp y los atascos.

  • Si ya es difícil mirar atrás y recordar a los patanes con los que saliste en la adolescencia y primera juventud, imaginad tener que hacerlo bajo el escrutinio de la prensa, como Sofia Coppola. La periodista Hannah Strong acaba de publicar un libro sobre ella, “Forever Young” (Ed. Abrams).

  • Interesante: diamantes “de toda la vida” vs diamantes de laboratorio. Los primeros, que ciertamente son bellísimos, la Naturaleza tarda miles de años en crearlos; a continuación el ser humano pone todo manga por hombro para hacerse con ellos. De moda responsable se empieza a hablar mucho, que ya era hora, pero la conversación de la joyería ética aún no está sobre la mesa. Los diamantes que se crean en laboratorio, que yo pensaba que serían un churro, resulta que son prácticamente indistinguibles de los minerales. Con la fabricación bajo demanda la huella de carbono resulta mínima, y se crean puestos de trabajo de alta cualificación. Los de Mimoke están hechos en España.


  • A propósito de las colas de Shein en Madrid. Extingámonos ya, cuanto antes mejor. Dejemos el planeta a los árboles, la flora marina y los cuatro animales que queden vivos. (Si cuando vas a comprar a alguna tienda de ropa miras la etiqueta del precio y te preguntas: ¿cómo es posible?, la respuesta es: no es posible. No sin que alguien sea explotado fuertemente).

  • Los afortunados que estén en el Salone del Mobile milanés este año (hasta el 12 de junio) deben visitar la exposición “Memory < Future”, dedicada a Ricardo Bofill, que murió en enero de este año. También se publicará un libro.

  • El verano es la única estación que permite ir calzado con un toque kitsch

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente