Radicales Libres, por Marta D. Riezu

yves saint laurent y cher en la fiesta de lanzamiento de opium
Radicales Libres (04/11/2022), por Marta D. RiezuRon Galella
  • En los años setenta, el Gordo de la fama cayó todo en la Nueva York de Studio 54: Halston, Cher e Yves Saint Laurent en la fiesta de lanzamiento de Opium, en 1978, discutiendo cosas que seres humanos normales como usted y yo no comprenderíamos.

  • Más allá de sus problemas de salud, esto es lo que respondía Pierre Bergé cuando le preguntaban por qué Yves Saint Laurent había dejado la moda: «Porque la profesión ha cambiado de significado. Hoy es comercial, corrupta y servil.»

  • El periodista británico Frank Victor Dawes era hijo de una criada. Quiso investigar cómo era la vida de esa profesión, y en 1972 publicó un anuncio en el Daily Telegraph pidiendo a quien hubiese trabajado como servicio doméstico que compartiese su historia. Llegaron miles de cartas. Ahora la editorial Periférica reedita el libro que salió de ese llamamiento: “Nunca delante de los criados”. En el libro hay humor, política, profusión de detalles chocantes y la certeza de que esos tiempos quedan muy lejos. Un duque ‘cualquiera’ tenía entonces mayordomos, camareros, chefs, panaderos, despensera, ayuda de cámara, institutriz, sereno, lacayo, mecánicos, bomberos, jardineros y un limpiacristales jefe.

  • El comentario socarrón es un arte, pero es fácil resbalar hacia el chismorreo. El chismorreo es ese chicle que se te pega a la suela.

  • Como a veces escribo sobre moda, los conocidos me preguntan qué marcas comprar. Siempre digo que Shein NO; luego recomiendo investigar y repetir. Saber dónde y cómo produce esa firma, cómo trata a sus trabajadores. Pero lo más importante es, una vez adquirida la prenda, vestirla durante décadas, apreciarla y celebrarla. Comprar bien es difícil, porque en la calidad hay una parte intangible que no se puede medir.

  • Gracias a nuestros padres estrictos —que no duros— obtuvimos nuestra autonomía: poder ir a cualquier lugar comportándonos con corrección.

  • Los viajes del Departamento Botánico de la Fundación Majorelle.

  • Cuando echo la vista atrás, me deprime encontrar años de repetición y me alegra encontrar patrones de intereses.

  • Más que ser una persona competitiva, el camino a la satisfacción profesional es aprender a centrarse y no perder el tiempo en tonterías.

  • El buen ojo de Júlia Juste para compartir estancias repartidas por todo el mundo. Esta serie de fotos en Guatemala es preciosa.

  • Al final de la vida, si tuviéramos que quedarnos con solo una palabra, la mayoría de nosotros escogería ‘amor’.

  • Inès de la Fressange: «El mejor consejo que le puedo dar a un amigo perdido es: lee.»

  • Por alguna razón, las rosas de floristería me deprimen. Parecen enfadadas. Las rosas deberían ser siempre recién cortadas del jardín (que no tengo) y colocadas en la cocina enorme (que tampoco tengo). Aunque como mejor están es dejándolas en paz.

  • Temperaturas de otoño por fin: chimenea, viejos jerséis de lana, paseos, quesos.