Racing remontó un partido frenético ante Central y quedó cerca de la cima

Por la continuidad de la jornada 22 de la Liga Profesional, Racing protagonizó un partido infartante como local contra Rosario Central, con su victoria por 4-3, tras haberse ido al entretiempo con un 3-1 en contra.

El equipo de Avellaneda rompió el cero rápidamente. A los siete minutos, luego de una jugada colectiva plagada de errores por parte del elenco rosarino, que no logró despejar un centro desde la izquierda. Carlos Alcaraz, tras una carambola, terminó por convertir el primer tanto.

Pese a las intenciones de la Academia de estirar la diferencia, fue el Canalla el que emparejó las acciones a los 19': Lautaro Blanco desbordó por el carril izquierdo y envió un pelotazo al área que encontró a Facundo Almada, quien puso el 1-1 de cabeza.

Para sorpresa del público presente, el conjunto de Carlos Tevez dio un nuevo golpe seis minutos más tarde. Un contraataque comandado por Gino Infantino dejó mano a mano a Facundo Buonanotte, quien definió ante la salida de Gabriel Arias y dio vuelta el resultado.

La supremacía de Rosario Central en el marcador se tradujo también en el desarrollo del partido: a los 33', una combinación de pases entre Blanco e Infantino finalizaron con un certero cabezazo de Alejo Véliz, quien selló el 3-1 para el fastidio de los hinchas.

De vuelta en el complemento, los dirigidos por Fernando Gago salieron con gran ímpetu en busca de acortar distancias. Primero, a los cinco minutos, el ingresado Carbonero se arrimó al arco visitante, pero Jorge Broun se quedó con el disparo.

Sin embargo, el aluvión del conjunto blanquiceleste logró romper con los obstáculos defensivos del conjunto de Arroyito. A los 65', otro de los recambios, Emiliano Vecchio, recibió una asistencia de Maximiliano Romero y descontó, cumpliendo con la ley del ex.

Poco después, con gran parte de los futbolistas de Racing ubicados en ataque, un centro de Aníbal Moreno al área chica encontró a Romero, quien peinó ante la errónea salida de Broun y le dio el empate al elenco local, lo que hizo delirar al estadio.

Luego del gol, los locales buscaron desesperadamente la remontada del compromiso, con ataques constantes por todos los frentes y la creatividad de Vecchio como parte fundamental de las aproximaciones del equipo.

Tras seis minutos de adición y un clima candente en el estadio, la búsqueda incesante del equipo de Avellaneda dio sus frutos de forma agónica: Matías Rojas lanzó un centro desde la izquierda y Aníbal Moreno metió un frentazo exacto para darle el triunfo y la ilusión del título a Racing, que quedó a un punto del líder, Atlético Tucumán, que aún debe jugar.

Foto: @RacingClub