El quitaesmalte mágico para quitarte la manicura permanente en casa

quitaesmalte mágico para las uñas de gel
El quitaesmalte mágico para la manicura permanenteCourtesy of Press Office

Afortunadas aquellas a las que la maña les permite tener un torno en casa y se pueden quitar ellas mismas el esmalte permanente sin tener que pasarse horas con los papelitos de aluminio y la acetona (y su consecutiva hazaña heroíca).

Porque hay que admitir que si hay un sólo pero por el que a veces nos da una pereza mortal hacernos las uñas permanentes, acrílicas o de gel, es ESE momento en el que empiezan a quitarse y tienes dos opciones: o las llevas hechas un asco o las haces desaparecer del todo. Y para esto último, otras dos: o nueva cita en tu salón de manicura… o hazaña heroíca casera.

Pues bien, para esta última, basta de jugarnos la vida en cada ocasión con tanta acetona. Basta de que se te caiga la uña y el dedo y el alma en cada papel de plata. Resulta que comenzó a sonar fuerte en Amazon un “removedor de esmalte mágico”, -un quitaesmalte semipermanente, vaya- que quitaba el color de forma fácil, rápida, sin papeles de aluminio de por medio y de manera segura y eficaz. “Amigable”. Y comenzó a hacerse viral. Tanto, que a día de hoy ya cuenta con más de 3000 valoraciones y 4 estrellas, el nº1 más vendido en la categoría de quitaesmaltes de uñas y nosotras, queremos declarar festivo nacional.

Se llama Magic Remover y lo comercializa la marca Aliver. Con el nombre se han roto poco la cabeza pero sin embargo, con la fórmula algo más. Está hecho de ingredientes naturales, no huele a muerte segura y elimina los esmaltes de gel sin dañar las uñas.

Cómo funciona

Para usarlo, es igual que si fueras a pintarlas, porque el producto se presenta en forma de “esmalte”, es decir, aplicas el producto con el pincel y esperas entre 3 y 5 minutos. Después, el esmalte comenzará a agrietarse y despegarse de la uña de forma natural. Por último, limpia tus uñas con un papel absorbente para quitar los restos y cuídalas con un buen limado y aceite hidratante.

El producto actúa descomponiendo la superficie del esmalte de gel en el momento. Puede que después necesites un último limado suave y pulido sobre la superficie pero es una solución más que efectiva y rápida cuando tus uñas permanentes están hechas una pena y necesitas soluciones.

Un consejo

Cuando retires el esmalte permanente, deja respirar a tus uñas unos días cuidándolas con endurecedores, cremas hidratantes y aceite en tus cutículas. Estarán más fuertes y saludables para tu próxima manicura.