Quique Peinado: "El gol de Fernando Torres en la Eurocopa de 2008 cambia la mentalidad del deporte español"

Por Paula Olvera.- La trayectoria de Quique Peinado da buena muestra de que es un amante del deporte. Fue el primer español en colaborar con la revista de baloncesto estadounidense SLAM y durante los últimos años se ha mantenido vinculado al periodismo deportivo. Desde octubre de 2018 presenta en #Vamos, junto a Antoni Daimiel, el programa semanal de repaso a la competición NBA y ahora estrena Leyendas en DMax. En la primera temporada el humorista, que también copresenta Radio Gaga en Movistar+, charla con Fernando Torres, Pau Gasol, Alberto Contador y Carolina Marín quienes desvelan sus secretos y vivencias en el camino a la cima de sus carreras. Esto fue lo que nos contó en exclusiva sobre su nuevo proyecto televisivo.

Quique Peinado (©DMax)

-¿Cuál ha sido la vida que más te ha sorprendido en Leyendas?
A mí hay una escena del capítulo de Alberto Contador, en la que hablamos de su episodio de dopaje, que me gustó mucho lo que contó y cómo lo contó. Es una escena muy fuerte porque está su madre delante y a mí ese momento me dejó impactando. Luego en el caso de Fernando Torres se muestra de una manera que la gente yo creo no tiene esa visión de él: de una persona muy normal, con los pies en el suelo, un padre muy preocupado por sus hijos.

-Precisamente Fernando Torres es el encargado de inaugurar Leyendas. ¿Cómo viviste la anécdota de trasladarte a Japón y encontrarte con el campeón mundial de sumo Hakuho Sho?
La tele la mayoría de las veces es mentira, está todo medio pactado y medio montado. Pero esto pasó así. Estábamos grabando en un monasterio y de repente se nos acercó un monje, al traductor, y le dijo que Hakuho Sho quería conocer a Fernando Torres. Nos llevaron a un sitio que estaba en un bosque en el que los luchadores viven allí y luego hacen el show por ciudades. Comimos con ellos y estuvieron preguntándole cosas a Fernando y fue de flipar porque el tipo es Dios en Japón. Es más que un deportista, pero luego tiene un punto de veneración cultural. El traductor se puso tan nervioso que ni siquiera traducía bien, estaba histérico y fue impresionante. Los programas tienen que viajar a los sitios. Muchas veces en la tele tienden todo a hacerlo al menor coste posible y al final el viaje a Japón, sólo por esa escena, ya vale el programa.

-¿Se te ha caído el mito con alguno de los deportistas con los que charlas en esta primera temporada o todo lo contrario?
Todo lo contrario. Ha sido todos para bien. Y eso también creo que se nota. Yo me desenvuelvo en la tele como soy y estoy entusiasmado en muchos momentos. Con Carolina Marín, por ejemplo, es de locos. Nunca he conocido a un deportista que esté tan absolutamente implicado toda su vida en la práctica de un deporte. Todo en su vida, de una manera casi obsesiva, gira en torno a jugar al bádminton. No me podía ni imaginar que pudiera llevar esa vida, que todo estuviera tan encaminado y yo creo que también es súper interesante.

-Carolina Marín ha logrado romper con todos los clichés que rodean al bádminton. ¿Crees que todavía queda camino para acabar con la discriminación de la mujer en el deporte?
Sí, claro. El mismo camino que en la sociedad o más. Aquí en España en el deporte somos muy exitistas y si alguien tiene éxito le hacemos mucho caso. Es como en el trabajo: las mujeres que son muy buenas llegan, pero las que no llegan son las que no son tan buenas y, sin embargo, los hombres que no son tan buenos sí llegan. Hagamos más caso al deporte femenino independientemente de que alguien sea una leyenda del deporte español.

-Como periodista deportivo y aficionado al deporte, ¿hay alguna victoria de estos deportistas que protagonizan la primera temporada que te impactara especialmente?
Fernando Torres metió el gol de la final de la Eurocopa de 2008. Yo soy muy hincha de la Selección Española y la selección era un poco como era España: gente muy derrotista que partíamos ya con el no, con el que íbamos a perder y el gol de Fernando Torres cambia la mentalidad del deporte español para siempre y la mentalidad del país. En el momento en el que jugamos contra Alemania y les ganamos yo creo que hay un plus de autoestima que no sólo es para el deporte español. Los deportistas españoles que vienen detrás se lo creen más. Cuando Fernando Torres metió ese gol me acuerdo perfectamente que lo estaba viendo en un bar y la reacción: ese gol cambia muchísimas cosas. En ese momento se unió que igual no nos creíamos los mejores y lo éramos.

-¿Alguna otra victoria digna de recordar?
Pau Gasol en el mundial de baloncesto 2006. Yo además trabajaba en laSexta y coordinaba la cobertura desde Barcelona. Esa final la veo en el control de realización y veo la emoción que había ahí, aunque en la final no jugó Pau y fue otra cosa. Pero la semifinal, que es el momento en que Pau juega el partido y luego se lesiona, ese es uno de los grandes momentos de mi vida deportiva.

-¿Quién es tu verdadera leyenda en el mundo del deporte y que te gustaría entrevistar en próximas entregas si tuvieras la oportunidad?
A mí me hubiera gustado Muhammad Ali, que evidentemente ya no se puede, porque es mi referente en el deporte o Sócrates, un futbolista que tampoco se puede porque también se murió. Si hay una segunda temporada yo creo que seguirá habiendo deportistas españoles. A mí me gustaría el golfista José María Olazábal.

-¿Cuál ha sido el mayor reto para ti en esta labor de presentador?
He tenido la suerte de que curraba con un equipo y un director en Leyendas que me lo han puesto súper fácil. Entonces, lo único que me pedían es que me comportara como soy yo. No es un gran reto, no hay más de lo que se ve para bien y para mal. Sí tienes más responsabilidad porque ves que eres la cara visible del trabajo de mucha gente y tienes que intentar trabajar bien, respetar el trabajo de todo el mundo e intentar dignificar el trabajo que hacen los otros.

-¿Qué importancia tiene el humor en Leyendas?
Yo creo que el programa nos ha quedado muy periodístico porque al final los personajes son interesantes y dicen cosas que están fuera de lo que suelen decir normalmente. El programa son los personajes, no soy yo, lo que pasa que yo, de manera natural, sí que cuando hago las cosas las enfoco desde un prisma de humor. Hay momentos en los que te ríes con ellos y la pregunta se la formulo de una manera más relajada porque yo soy un poco así.

-Salvando las distancias, en programas como Mi casa es la tuya de Bertín Osborne también se han entrevistado a deportistas como Feliciano López o Garbiñe Muguruza. ¿Por qué crees que estos formatos de entrevistas se han puesto tan en boga?
La tele va por modas. Si te das cuenta hace unos años los concursos habían desaparecido de la tele. Estaba Pasapalabra y ya. Y, de repente, llegó ¡Ahora Caigo!, Boom… y todo el mundo quería hacer concursos. Los programas de entrevistas estaban absolutamente denostados y Ana Pastor empieza a hacer Los Desayunos de TVE y la entrevista toma otro nivel. Y (Jordi) Évole empieza a hacer Salvados, que para mí es el programa más importante de la televisión de los últimos veinte años porque hace televisión de pago en televisión comercial en prime time. Los directivos empiezan a querer programas de entrevistas que me parece que es el formato en la tele: dos personas hablando. Lo que pasa que sí que creo que cuándo se hace de manera más relajada y menos engolada va a ir mejor y es una cosa que Bertín Osborne hace muy bien.

-¿Dirías entonces que engancha a los espectadores descubrir el lado humano de sus ídolos?
Sí, es lógico. El Periodismo una de las bases es esa: intentar mostrar, cuando tú quieres hacer algo que destaque, lo que habitualmente no se ve de alguien. Y lo que no se ve de los deportistas es cómo son, qué piensan. Como cada vez el deporte es más profesional, hay más intereses, y se tiende a encapsular a los deportistas a que sean figuras más herméticas y que solo muestren una parte que es la que interesa al negocio, cuando consigues que hablen a mí como espectador también me gusta.

-También sigues al frente de Radio Gaga. ¿Qué tipo de colectivo te gustaría que formara parte del programa en la próxima temporada?
Empezamos a grabar a mitad de marzo la cuarta temporada y nosotros habíamos hablado de hacer una cárcel de mujeres. Y luego a mí me gusta todo lo que tenga que ver con barrios y realidades urbanas de extrarradios porque es donde me he criado yo. Esta nueva temporada hay un capítulo que es un tema que propuse yo y me hace mucha ilusión que haya salido.

Para seguir leyendo:
Hablamos con Víctor García, productor de Yo fui un narco: “Hemos perdido el miedo a los narcotraficantes”
Julián López: “En Justo antes de Cristo hay mucha comedia pero también me ha dado pie a mostrar otras caras”

Imagen: ©DMax