La química que derrocha la pareja de 'Sexo/Vida' tiene explicación

·6 min de lectura

Sexo/Vida no será una de las series más recomendables de Netflix, pero no podemos negar su poder como fenómeno del momento. No solo es la apuesta más vista en España a la hora de escribir este artículo (lleva en los primeros puestos desde su lanzamiento el 25 de junio), sino que también arrasa en otros países como Bélgica, Italia, Noruega, Canadá, Suecia, EEUU, etc. Un éxito provocado a golpe de pasión, escenas que rozan lo explícito (y lo cruza en una ocasión) y mucha química sexual. Y de eso quiero hablarles en esta ocasión. De la química.

Digamos que no es normal que haya tanta y que transmita semejantes niveles de pasión real. Ni Cincuenta sombras de Grey transmite esas chispas. Los besos húmedos que vemos entre la madre y esposa Billie (Sarah Shahi) y el amante aventurero Brad (Adam Demos) no son habituales en la industria, sino que suele pactarse entre actores si se permite el uso de lengua o no (así me lo contaron varios intérpretes hace tiempo). Aquí se da rienda suelta a las manos, los movimientos de cuerpos y los besos a través de una coreografía física que funciona al unísono con una química que cuesta imaginar que sea fruto de un guion. 

La química es algo que existe, no se crea por arte de magia, y aquí aflora a borbotones. Y tiene explicación.

Adam Demos como Brad y Sarah Shahi como Billi en Sexo/Vida (Amanda Matlovich/Netflix © 2021)
Adam Demos como Brad y Sarah Shahi como Billi en Sexo/Vida (Amanda Matlovich/Netflix © 2021)

En Sexo/Vida, Sarah interpreta a Billie, una madre que comienza a sentir que la vida perfecta que creó con su marido y dos hijos no es suficiente, que echa de menos a la mujer arriesgada y pasional que fue tiempo atrás. Y en esa búsqueda sensorial por el pasado entra en su recuerdo el ex que la marcó para siempre, un productor musical que le rompió el corazón pero con quien compartió las experiencias sexuales más inolvidables de su vida. Para descargar sus pensamientos, Billie escribe en un diario íntimo sus deseos y recuerdos más fogosos, aunque todo cambia cuando su marido lee sus palabras y el ex reaparece en escena buscándola. Entre la obsesión del esposo alimentado por los celos, los recuerdos candentes de Billie y la persecución de Brad, la serie está repleta de escenas subidas de tono en cada uno de sus ocho episodios.

Y a medida que avanzaba la serie, me convencía más de que no podía ser la única espectadora que no diera crédito a la química pasional, física y romántica que transmiten los protagonistas. Pregunté a personas cercanas que también vieron la serie y tenían la misma sensación. Rebusqué en redes y encontré tantos comentarios candentes y anonadados con la electricidad que contagian que supe que estaba encaminada. No era la única y esa pasión no era normal en la ficción. Y no me equivocaba: Sarah Shahi y Adam Demos son pareja en la vida real.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Sarah Shahi es una actriz oriunda de Texas de 41 años y madre de tres niños a la que muchos recordamos por su papel secundario en Person of Interest (2012-2016). Él es un australiano de 36 que acaba de cruzar fronteras hace relativamente poco y que descubrimos en 2019 como el interés romántico de la comedia ñoña de Netflix, Amor en obras. En el caso de Sarah, estaba casada con el actor Steve Howey desde hacía 10 años, presentando la demanda de divorcio en mayo de 2020 y formalizando el procedimiento en abril de este año. 

Pues resulta que ambos se quedaron prendados el uno del otro el día que se conocieron al comenzar la producción de Sexo/Vida. Y parece que desde entonces no se han vuelto a separar.

El amor nació en aquellas jornadas de grabación, y esas escenas candentes y pasionales ahora sirven de reflejo para el nacimiento de una relación que aún continúa. Ninguno de los dos deja de volcar el amor que sienten en redes sociales, proclamando lo mucho que se aman y el deseo de estar juntos para siempre. Por ejemplo, hace una semana, Adam Demos publicaba la imagen de una escena junto a ella, como parte de la promoción del estreno. Y a continuación la actriz comentaba la publicación aplaudiendo que “todo el mundo verá lo talentoso que eres”, para añadir un “te amo” y promocionar el comentado episodio 3. Un capítulo donde Adam realiza un desnudo frontal que ha causado revuelo en redes debido al tamaño del miembro viril. De momento se desconoce si se trata de su cuerpo, el de un doble o prótesis -ni él ni la creadora de la serie, Stacy Rukeyser, han querido confirmarlo- pero en su país natal especulan que se trata de él mismo recurriendo a declaraciones de personas que dicen conocerlo. Todo un fenómeno que hasta cuenta con tuits destacando la hora y minuto exacto donde encontrar el momento (episodio 3, 19:50 por si tienen curiosidad).

Lo curioso es que ninguno ha escondido el amor que viven desde hace un año ni lo han usado como promoción publicitaria para la serie. Llevan meses publicando fotografías juntos, dando a entender un amor genuino que nada tiene que ver con darle más promoción a sus personajes y la serie sexual. E incluso resulta romántico verlos celebrar el estreno de la serie que los coloca en el mapa del mundo, acercándose hasta Times Square para tomarse fotografías junto a un billboard enorme.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Han colgado imágenes disfrutando de tiempo juntos, de arrumacos y hasta celebrando el comienzo de 2021. Incluso Sarah celebró el cumpleaños de su novio en redes gritando en texto lo mucho que está enamorada de él y el convencimiento pleno de haber encontrado a su alma gemela. 

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

No estoy segura de cómo dos personas de dos puntos opuestos del mundo pueden tener más en común, que estuvieran destinadas a conocerse, a estar juntas. Pero sé que encontré a mi alma gemela. Sé que nunca amé tan profundamente, tan duramente, tan ferozmente” escribe junto a fotografías a su lado como si fuera el diario íntimo de su personaje.

Por supuesto él respondió: “Mi por siempre y más… te amo tan malditamente tanto”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Y voila. Ni el mejor coordinador de escenas íntimas puede conseguir lo que ellos solitos transmiten en la serie de Netflix: una química real y una pasión que se estaba gestando frente a las cámaras de Sexo/Vida.

En una entrevista que dieron juntos a Leo, relevan que la química que está causando sensación entre el público era “lo que sentíamos el uno por el otro”, pero que se prometieron centrarse en el crecimiento emocional de sus personajes en lugar de plasmar lo que estaban viviendo detrás de las cámaras. Después de grabar pasaban la noche hablando y bebiendo whiskey y tequila (resulta que descubrieron que les gustaba lo mismo), pero es evidente que la emoción y la química no podía esconderse. Y ahí quedó, plasmada en la serie sexual más popular de la plataforma.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente