Quimi Portet: "Somos una banda de visionarios, como Los Simpson"

Agencia EFE
·3 min de lectura

Barcelona, 19 nov (EFE).- Quimi Portet grabó un primer videoclip de su tema "La Rambla" en 1997 con mascarilla. ¿Visionario?, "sí, como los Simpson", bromea este compositor de letras surrealistas y particular sentido del humor, que ha vuelto este año a La Rambla para grabar el videoclip de su nuevo disco recopilatorio.

"Si plou, ho farem al pavelló" (Live in Cincinnati)" es el título de su primer álbum de éxitos, que saldrá a la luz mañana.

Más de veinte años después de que se disolviera "El Último de la Fila" y Quimi Portet iniciara su carrera en solitario, el músico catalán considera que "ya ha pasado tiempo suficiente como para detenerse y recapitular", según ha dicho en una entrevista con Efe.

Así lo ha hecho en un disco doble con 23 temas, dos de ellos inéditos y el resto muy conocidos para sus seguidores, como "Sabadell", "Aparteu les criatures", "Massa", "Homes i dones del cap dret", "Tinc una bèstia dintre meu" o la profética "La Terra és plana".

Canciones que ha vuelto a grabar para este disco y que son el reflejo de un artista "escéptico" que observa "la absurdidad de la sociedad", según sus propias palabras.

"La sociedad es así, sanguinaria y terrible; en ese sentido, si piensas mal acertarás; por eso acierto a veces", añade el artista de 63 años, que este 2020 ha vuelto a La Rambla para grabar un nuevo videoclip y se ha encontrado otra vez mascarillas, aunque ahora no las llevan los miembros de la banda, sino los viandantes.

El mundo es un lugar terrible, pero rico en materia prima para un músico que sabe reírse de sí mismo y de lo que le rodea, y que se define como "una persona perpleja, pero a la que le gusta el Planeta".

"La música me ha dado momentos muy buenos -agrega- y ahora, después de repasar toda mi trayectoria en este disco, puedo decir que me siento satisfecho y afortunado".

Grabado a lo largo de varios conciertos de su "World Tour 2018-2019" y posproducido durante el confinamiento, "Si plou, ho farem al pavelló" no es sólo su primer disco en directo, sino también su primer álbum de "grandes éxitos", o como él dice, "un inventario no demasiado exhaustivo de canciones escritas desde 1987 hasta hoy".

Joyas ocultas de su repertorio ("Frases fetes", "Flors i violes" o "Macarrons") se alternan con lo mejor de su obra reciente ("Pamela", "Ós Bipolar" y "Pànic escènic"), a lo que hay que sumar dos canciones nuevas: "Matèria orgànica" y un "Amb qui parlo?" que empieza con la frase "Epitafi: la vida està sobrevalorada".

"El confinamiento me pilló en el estudio, así que no cambio mucho mi vida -ha recordado-. Allí encerrado, no me limité a mejorar un poco el sonido del directo, sino que también añadí teclados, bajo y alguna armonía de voz, aunque la base sigue siendo el trío".

Un trío formado por Jordi Busquets, Àngel Celada y el propio Portet, que al compositor le gusta "especialmente -según reconoce-, por eso tenía ganas de documentarlo y volver a grabar las canciones en el estado en el que se encuentran ahora, porque las canciones viven una metamorfosis con los años, toman vida y su relación con el público y los músicos hacen que cambien".

Tras diez discos en solitario, este doble álbum ha sido "una manera de ordenar y recapitular", pero "no es el final de nada -aclara-, me gusta componer, me encanta mi oficio, y pienso seguir haciendo cancioncillas, con la esperanza de que pronto podamos volver a salir de gira".

Rosa Díaz

(c) Agencia EFE