¿Quieres dejar la carne y no sabes con qué sustituirla? Estos son los 8 alimentos que necesitas

El veganismo o el vegetarianismo no hacen más que ganar adeptos. Cada vez son más las personas que abandonan los alimentos de origen animal aunque hay una pregunta que siempre suele rondarles en el momento de dar el paso. ¿Qué puedo tomar para sustituir la proteína de la carne o del pescado? Los nutricionistas coinciden en que, si se tiene una dieta equilibrada, llevar una alimentación de este tipo proporciona todos los nutrientes necesarios. De hecho, existen ciertas plantas y vegetales que pueden contener significativamente más proteínas que algunas carnes. Más allá de los vegetales tradicionales, aquí va una lista con algunos sustitutos de la proteína animal, que pueden hacer que uno se olvide la carne totalmente.

El tempeh, una proteína vegetal con muchas posibilidades. Foto: Stephanie/Wikipedia (CC)

Tempeh. Es un alimento fermentado con ayuda de un hongo a partir de semillas de soja blanca de Indonesia, con un aroma de nueces y una textura densa y ligeramente carnosa. Esta proteína tiene todos los aminoácidos esenciales y, como es fermentado, posee probióticos, es decir, bacterias esenciales para el buen funcionamiento de la flora intestinal.

Champiñones. Es muy habitual sustituir algunos tipos de bistec por champiñones, siendo un
alimento con enorme potencial. Cortados, rebanados o molidos, proporcionan una textura
suculenta y un sabor ahumado que reemplaza muy bien a la carne.

Guisantes. Con más de 5 gramos por cada 100, esta legumbre (que se suele confundir con una verdura) es también rica en hidratos de carbono, lo que ayuda a sentirse saciado. La primavera es, además, su temporada de esplendor.

Los guisantes, un alimento muy completo. Foto: Dos Cielos Madrid.

Tofu. Es semejante a la carne de pollo. Este alimento, basado en soja vegetariana con
bastante proteína (de cada 85 gramos, 9 son de proteína), sirve para dar forma a platos
cocinados durante todo el año. Es decir, el tofu es como un lienzo en blanco, preparado para dar sabor a centenares de otros alimentos veganos o vegetarianos.

Seitán. Conocido como la carne blanca del vegetarianismo, esta proteína de trigo es una excelente opción y ofrece una sensación semejante a la carne de ave cuando lo pruebas (de hecho, en el mercado, muchas imitaciones de productos con pollo se hacen con seitán). Actualmente, se consigue comprar este alimento en la mayoría de los supermercados.

Lentejas. Sorprendentemente, esta legumbre tiene altos niveles de proteína, con 9 gramos por cada 50, más o menos. Su textura y un ligero sabor a pimienta hacen de ella un buen sustituto de la carne picada en numerosas recetas. Existen lentejas de varios colores, incluyendo rojas marrones, negras y verdes, todas ellas más baratas que la carne.

Las judías pueden tomarse en ensalada. Foto: Public Domain Pictures.

Judías. Son una buena forma de sustituir el filete en diversas recetas. Por cada 50 gramos, este alimento aporta 8 gramos de proteína y 8 de fibra, lo que puede variar dependiendo del tipo de judía.

Quinoa. Esta pequeña semilla está llena de proteína, es fácil de cocinar y muy versátil. Un vaso de quinoa cocinada contiene 8 gramos de proteína. Además, es uno de los pocos sustitutos de la carne que aporta los nueve aminoácidos esenciales que el cuerpo humano produce y contiene fibra, hierro, magnesio y manganeso.