¿Quieres un baño moderno y cálido a la vez? Mira estos cuartos de baño de estilo rústico y ¡muy actual!

·7 min de lectura
Photo credit: DR
Photo credit: DR

Hubo un tiempo en que la toda la decoración parecía de estilo rústico, campestre rural, lleno de detalles y muebles que podían salir de una vieja masía, un granero o una casa indiana del norte. En cualquier estancia y, cómo no, también en los baños.

Ese decorado cien por cien campestre ha quedado reservado sobre todo a las auténticas casas de pueblo aunque las pinceladas rústicas y los guiños de aire provenzal sigue quedando en nuestra retina como sinónimo de cálido, de acogedor, de que un espacio así tiene un encanto indudable. ¿Por qué renunciar a ello? Porque sí, el rústico sigue estando de moda, aunque con matices que lo renuevan, lo actualizan, lo hacen más sofisticado y, sobre todo, mucho más moderno.

Atrévete, por tanto, con este rural chic new age en los baños. Nosotros apostamos por los baños de estilo rústico a través de materiales artesanales que ponen un plus en un espacio que pierde encanto cuando se pasa de aséptico. El barro, la madera o el microcemento –atención a la maravillosa textura de los acabados de mortero con pinturas a la cal– y los muros de mampostería seducen por su rudo atractivo, su sabor auténtico y rotundo. Además, estos acabados campestres sintonizan de maravilla si los combinas con las últimas novedades para cuartos de baño: sanitarios de vanguardia, bañeras de diseño, grifos ultramodernos... O, por el contrario, con elementos más delicados, como espejos venecianos o antiguos, textiles artesanales, etc. La cuestión es crear mezclas sutiles y elegantes de piezas del pasado con diseños de última generación. Para ello, buscar una paleta neutral como fondo de escenario será fundamental si quieres que esta mezcla de estilos resulte exitosa.

Te desvelamos algunas propuestas de sanitarios, objetos, revestimientos y combinaciones que nunca habías imaginado y que pueden ayudarte a crear en tus baños este estilo rústico en clave actual.

1 Ducha de piedra

Los muros de mampostería de esta casa en el campo de Mallorca se cuelan hasta la zona de ducha. Obra del interiorista Damián Sánchez.

Photo credit: Montse Garriga
Photo credit: Montse Garriga

2 Baño rústico con pigmentos naturales

Paredes enlucidas con motero a la cal, lavabo de piedra, suelo de barro artesanal... todo encaja en el baño del este hotel en Marruecos, el Berber Lodge.

Photo credit: Elisabeth Serra
Photo credit: Elisabeth Serra

3 Un baño ecléctico y con encanto

En el refugio en el campo de Guille García Hoz, decorada con mobiliario de Ikea, los paramentos de piedra recorren la casa y también se extienden al cuarto de baño, con sanitarios de Roca y grifo de Leroy Merlin.

Photo credit: Pablo Sarabia
Photo credit: Pablo Sarabia

4 Un Espejo chic

El espejo veneciano es el toque sofisticado en este baño, con el mueble de lavabos hecho a partir de un aparador antiguo, de Mestre Paco.

Photo credit: Montse Garriga
Photo credit: Montse Garriga

5 Con vigas a la vista

La bañera exenta de Duravit, un diseño de líenas puras de Philippe Stark, contrasta con el estilo rural de la pared de piedra, las vigas de mader, el mueble de patas cabriolé... un mix perfecto.

Photo credit: Montse Garriga
Photo credit: Montse Garriga

6 Madera con pátina en un baño rústico

El baño principal de esta finca en Extremadura, con interiorismo de Isabel López-Quesada, se ha equipado con un mostrador de ropa blanca, recuperado de una tienda. Los lavabos de porcelana se instalaron al aire.

Photo credit: Montse Garriga
Photo credit: Montse Garriga

7 La fuerza de la piedra también en el baño

Lavabo doble sobre unas repisas de piedra casi sin pulir, al igual que el muro de piedra a la vista. Los cestos de mimbre confirman la tendencia de vuelta a lo artesanal.

Photo credit: Montse Garriga
Photo credit: Montse Garriga

8 Muebles antiguos para un baño rústico

El estudio de arquitectura Abitare utilizó una consola antigua para adaptarla como mueble de lavabo.

Photo credit: Montse Garriga
Photo credit: Montse Garriga

9 Piedra & vanguardia

Esta vivienda alojada en un granero rehabilitado, en un pueblo de Girona, ha conseguido imprimir una estética moderna, aunque conserva la piedra original de la construcción, incluso en el cuarto de baño.

Photo credit: Miquel Coll
Photo credit: Miquel Coll


10 Un baño con muro de piedra

El muro de piedra seca queda totalmente al desnudo en este baño obra de la interiorista Marta Espregueira. La bañera pone el punto de vanguardia, de obra revestida de microcemento.

Photo credit: Montse Garriga
Photo credit: Montse Garriga

11 Acabado rudo

En este baño las paredes se han dejado con el enlucido sin refinar... Este tipo de acabados con textura ganan cada día más puntos.

Photo credit: Lorena Canals
Photo credit: Lorena Canals

12 Paredes encaladas en el baño rústico

Los conceptos en el cuarto de baño son los mismos que en el resto de esta casa en Portugal –suelo de hormigón, uso insistente del blanco, integración de muebles de oficio...–, pero el paño revestido de intenso amarillo pone el punto de diferencia. ¿La guinda? La roca natural pintada como la pared que separa la ducha del lavabo.

Photo credit: Montse Garriga
Photo credit: Montse Garriga


13 Baños árabes

La interiorista Mónica Benjumea, del estudio Kwanza Interiors, creó una atmósfera hamman en este baño: con pavimento de barro cocido artesanal y revestimiento de cerámica tradicional en la zona de la bañera.

Photo credit: Patricia Gallego
Photo credit: Patricia Gallego

14 Cálido encanto

Aquí lo rústico se mezcla con aires románticos, con el espejo antiguo de marco dorado.

Photo credit: Rafa Diéguez
Photo credit: Rafa Diéguez

15 Suelo artesanal

Toda la fuerza de los materiales realizados a la antigua usanza por manos artesanas. Como las baldosas de barro cocido de este cuarto de baño, acabado al natural, que quedan perfectas con las paredes enlucidas en colores suaves.

Photo credit: Zara Home
Photo credit: Zara Home

16 Nuevo pero antiguo

Este baño, que pertenece a una casa de campo rústica y elegante, muestra un diseño muy delicado y sereno que se ha consegudo con los azulejos en acabado piedra que revisten todos los paramentos. La mesa antigua que acoge el lavabo es la pieza joya del espacio.

Photo credit: Germán Sáiz
Photo credit: Germán Sáiz

17 Conservando la piedra

En estepiso con decoración japandi, reformado por el estudio GDR, se ha cultivado un estilo nórdico mezclado con lo japonés, fruto de la procedencia de su propietaria. Lo rústico lo ponen las paredes de piedra que se han conervado. El baño se sitúa dentro de una caja de piedra en la que se puede ver parte de esas paredes originales.

Photo credit: DR
Photo credit: DR

18 Estilo georgiano en el baño

Una encantadora casa de campo inglesa restaurada esconde este baño antiguo donde han respetando los materiales utilizados de época para no traicionar la esencia del lugar, a la vez que han añadido elementos contemporáneos. En esta estancia han respetado los colores victorianos y georgiano y muchas de las vigas de madera pero han incorporado una moderna y ampia ducha.

Photo credit: my tiny state
Photo credit: my tiny state

19 En un hotel medieval

El baño del hotel Monteverdi Tuscany es un ejemplo de cómo un estilo rústico puede ser minimalista. La propiedad, compuesta de varios edificios, se construyó en la era medieval pero, a base de una inteligente reforma, se ha apostado por un estilo sencillo, sin estridencias, pero que sigue conservando el aire de su pasado. El toque moderno se lo dan los elementos en gris antracita.

Photo credit: Monteverdi Tuscany
Photo credit: Monteverdi Tuscany

20 Un baño en un antiguo establo

En esta casa antigua con patio restaurada el baño comparte elementos con el dormitorio, como la puerta corredera que evoca las puertas de establo que antes acogía este edificio. La bañera exenta y la grifería, de Gunni & Trentino, se han instalado en una pared con los ladrillos de adobe originales.

Photo credit: Montse Garriga
Photo credit: Montse Garriga

21 Baño árabe de obra

En una antigua nave convertida en casa de campo, en Toledo, encontramos este baño de estilo árabe rústico en el que se apostó por muebles de obra y azulejos de barro artesanales. Las lámparas y la bañera son también piezas claves para conseguir el estilo marroquí.

Photo credit: Patricia Gallego
Photo credit: Patricia Gallego

22 El suelo de cemento pulido actualiza

Este baño de evidente sello campestre se ha personalizado con piezas dispares y sorprendentes, como la figura religiosa junto a un dietario de misas de una iglesia, un banco de jardín o una papelera de cinc. Todas las piezas suman y se alían con el moderno suelo de cemento pulido.Forma parte de una casa de campo de piedra.

Photo credit: Montse Garriga
Photo credit: Montse Garriga

23 Zócalos de rafia para un toque rústico

Nos encanta este cuarto de baño de corte romántico en el que se ha incluido un papel pintado enmarcando la zona de la bañera exenta. Pero lo que más nos llama la atención es el zócalo bajo, con molduras y revestido con tela de rafia. Sin duda un toque rústico que puedes añadir en tu baño. El espacio lo hemos localizado en una casa de campo en las Landas francesas

Photo credit: Marie Maud Levron
Photo credit: Marie Maud Levron

24 Baño rústico & nórdico

Los baños de esta casa de diseño en Ibiza están proyectados por Romano Arquitectos. Las paredes revestidas con madera –la de la derecha, lamas de madera envejecida– fueron claves para conseguir un aire rústico. La cabina de ducha, con grifería empotrada, lleva las paredes blancas y lisas para diferenciarlo de la zona del lavabo. La luz cenital baña la primera con un efecto mágico, casi pictórico.

Photo credit: Manolo Yllera
Photo credit: Manolo Yllera

25 Glamour rural

El diseño de este cuarto de baño introduce movimiento en el espacio, con la zona de lavabo en una hornacina curva, resaltándola con el frente revestido con chapa brillante. La encimera de piedra en bloque y el lavabo en forma de cuenco le dan ese toque de antes, rústico y natural. Forma parte de una casa cerca del mar con un estilo elegante y fresco.

Photo credit: Felix Forest
Photo credit: Felix Forest