¿Quieres aprender a hacer una flexión perfecta? Necesitas probar este ejercicio

el ejercicio para aprender a hacer una flexión perfecta
Así puedes aprender a hacer una flexión perfectaMike Harrington - Getty Images

Las flexiones probablemente sean uno de los ejercicios que aún se te resisten en el gimnasio. No por nada, sino porque a la mayoría nos cuesta horrores hacerlas bien. Para que las repeticiones sean realmente efectivas es esencial tener una buena técnica pero, como bien sabes, no es precisamente fácil.

Muchas veces el problema se debe a una mala colocación de la espalda ya que dejamos el culo muy arriba, o puede que tu problema sea que subes y bajas con los brazos mal colocados. Aunque no lo parezca, esos detalles son los que marcan la diferencia. Por suerte, hemos dado con un vídeo que nos servirá como base para aprender a hacer bien las flexiones de una vez por todas.

Así puedes aprender a hacer una flexión perfecta

El vídeo milagroso que hemos encontrado explorando Instagram pertenece a la cuenta @fluidformpilates. En él se muestra un sencillo ejercicio que puede sentar las bases de nuestras futuras flexiones. Este consiste en dejar las rodillas apoyadas en el suelo - a ser posible sobre una esterilla para evitar molestias- y limitarse a bajar y subir, imitando el movimiento de una flexión, con los brazos.

Esto te ayudará a interiorizar el movimiento, aunque recuerda que después deberás hacerlo sin apoyar las rodillas en el suelo. Aunque, si hasta ahora te sientes incapaz de hacerlo, puedes empezar a hacer flexiones con las rodillas apoyadas. Además, puedes utilizar una banda elástica para mantener una buena colocación de tus brazos.

Consejos para hacer una buena flexión

Para conseguirlo es importante que mantengas el cuerpo recto durante todo el ejercicio y para ello es importante poner fuerte el abdomen; de nada vale si hacemos las repeticiones con una mala posición. Estos ejercicios para fortalecer el core te vendrán genial de cara a las flexiones. Una vez que el cuerpo esté recto, deberás limitarte a bajar y subir con los brazos. Efectivamente, el cuerpo debe permanecer en la misma posición.