Quién iba a decir que Thor iba a emocionarme con su mensaje de superación personal

·5 min de lectura

Ya les he contado en más de un artículo que no me considero fan de Marvel, sino más bien asidua espectadora que por trabajo (y a veces por gusto) ha visto todas y cada una de las 29 películas y 7 series del Universo Cinematográfico del estudio. Por eso me quedé más que sorprendida al salir del cine habiéndome divertido tanto con Thor: Love and Thunder (un deleite que achaco al imaginario ochentero de su director Taika Waititi). Pero más sorprendida todavía al darme cuenta lo mucho que me había impactado su emotivo mensaje sobre la búsqueda de estabilidad personal cuando la película derrocha humor, batallas coloridas, criaturas salidas del cine más camp de los 80s y mucho rock ‘n roll.

Thor, el dios del trueno, y la película más cómica del UCM emocionando con lecciones de vida… Quien lo hubiera dicho.

Chris Hemsworth como Thor en Thor: love and thunder de Marvel Studios. Photo by Jasin Boland. ©Marvel Studios 2022. All Rights Reserved.
Chris Hemsworth como Thor en Thor: love and thunder de Marvel Studios. Photo by Jasin Boland. ©Marvel Studios 2022. All Rights Reserved.

Resulta increíble analizar la evolución de Thor dentro del Universo Cinematográfico de Marvel. Ese personaje que surgió como el héroe menos interesante y soso de los Vengadores dio un vuelco radical cuando Taika Waititi llegó como director de orquesta. No solo le cambió el tono, el humor y hasta la musicalidad de su idea, sino que re imaginó todo el concepto, creando un héroe burlón, a veces un tanto estúpido y emocionalmente inmaduro, que dio como resultado una de las mejores película de la saga, Thor: Ragnarok. Con Thor: Love and Thunder el director neozelandés continua en la misma línea pero llevándola aún más lejos todavía, dotando a Thor de bromas que contagian las risas más genuinas pero con toques de emoción que nadie esperaría.

Tras un prólogo inicial que nos introduce a Gorr (Christian Bale) y sus orígenes como el villano de la historia, nos topamos con Thor todavía aferrado a los Guardianes de la Galaxia. Korg (en la voz original de Waititi) nos cuenta que el Dios de Asgard se ha convertido en un ser contemplativo y solitario desde la pérdida del amor de Jane (Natalie Portman), inseguro sobre cuál es su lugar en el mundo. Cumple su función como héroe en batallas galácticas pero sin ningun tipo de motivación personal. Esta faceta da lugar a los momentos más graciosos del personaje, tan necesitado de cariño que se aferra al egocentrismo como mecanismo de defensa para tapar sus carencias emocionales.

Lo vemos aferrándose a la más mínima atención, demandando el amor de los Guardianes de la Galaxia y la idolatría en general, como una exposición evidente del vacío que vive por dentro. Todo esto con dosis de humor, bromas e ironía pero a medida que avanza la historia se va convirtiendo en un mensaje de superación personal que deja huella.

Como ya es bien sabido, Jane regresa a la acción convertida en Mighty Thor, una versión femenina del héroe cuando la científica va en busca del Mjolnir, el martillo de Thor. Han pasado varios años desde una ruptura que dejó muchas preguntas en el aire, provocando momentos humorísticos que esconden las necesidades afectivas de Thor. Como el recordar cuánto tiempo exacto ha pasado desde el final de la relación o los celos constantes al ver que su martillo ha escogido a Jane sobre él. Son bromas tontas con buen sentido del humor pero que esconden esas emociones internas que Thor necesita llenar. Porque está solo. Tan solo que ya no conoce el propósito de su existencia.

Y así, entre gags cómicos, reencuentro amoroso y lucha galáctica contra un villano poderoso al son de psicodelia ochentera, Thor: Love and Thunder revela un mensaje de fondo que nos habla de crisis vitales y cómo a través del amor propio se puede llegar a un punto de autocomprensión definitiva. Y esto forma parte de las intenciones de Taika Waititi con la película.

Creo que es importante preguntarse ¿por qué estoy aquí, cuál es mi propósito en la vida? Y ser capaz de respondernos. La película va sobre ello” me contó el director sobre el mensaje del filme durante el estreno en Londres. “Se trata de preguntarme ¿estoy haciendo suficiente? ¿es suficiente que hago películas, ayudo de alguna forma, hago algo para cambiar? Me gusta pensar que sí porque necesitamos entretenimiento y arte. Al final, la película es sobre la crisis de la mediana edad y descubrir cuál es nuestro propósito en la vida”.

“Creo que es importante salir del cine haciéndonos estas preguntas como ¿qué harías si pudieras ser un Dios por un día?” concluye.

Natalie Portman como Mighty Thor y Chris Hemsworth como Thor en Thor: love and thunder de Marvel Studios. Photo by Jasin Boland. ©Marvel Studios 2022. All Rights Reserved.
Natalie Portman como Mighty Thor y Chris Hemsworth como Thor en Thor: love and thunder de Marvel Studios. Photo by Jasin Boland. ©Marvel Studios 2022. All Rights Reserved.

Y así, a medida que Thor emprende esta nueva aventura junto a Jane, descubre lo que su figura significa para el pueblo de Asgard y se enfrenta a un villano que le obliga a reconocer la importancia de su rol como Dios, nos termina haciendo testigos de un viaje de auto empoderamiento y autodescubrimiento, despojándose de ese egocentrismo que enmascara su soledad para dar lugar al reconocimiento de los errores, el auto perdón y la autocompasión. Les hablo del proceso de crecer con uno mismo, aceptarse y amarse sin depender del amor del otro, aceptando los desafíos de la vida como parte del aprendizaje vital.

Thor aprende a disfrutar del amor por mucho que conlleve dolor, reconociendo los errores que cometen los poderosos (los dioses) convirtiéndose en seres egoístas aferrados a la idolatría vacía. De esta manera, el héroe de Asgard se aferra al amor que le rodea, aceptando desafíos mientras sigue adelante abrazando sus poderes como herramientas que completan su existencia.

Y así, entre más bromas y escenas alocadas (y una batalla en blanco y negro para no olvidar nunca), Taika Waititi hace de este viaje de Thor una lección de madurez de la conciencia, convirtiéndola en el nuevo super poder de este superhéroe.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente