¿Quién dijo que las estrías no se curan?

Mónica De Haro

Beber mucha agua, ponerse crema, comer bien… Son consejos básicos para cuidar nuestra piel y prepararla para el verano, evitando así también la aparición de esas malditas líneas

Los cambios bruscos de peso y el gimnasio colaboran en su aparición. (Foto: thinkstockphotos/Getty)
Los cambios bruscos de peso y el gimnasio colaboran en su aparición. (Foto: thinkstockphotos/Getty)

Vaya por delante que estoy en contra de los ideales de belleza perfectos pero cuidarse siempre es bueno y tratar de estar bien (que no perfectas) no tiene por qué avergonzarnos, ¿verdad? La piel es nuestra barrera protectora frente a muchas enfermedades. Te traigo algunas novedades que podrían ayudarte a conservarla en buen estado y prevenir esas marcas.

Las son cicatrices que aparecen en distintas zonas de nuestra piel. Son lesiones cutáneas que se producen por cambios bruscos de peso y causas hormonales durante la adolescencia, los embarazos y la menopausia. Estas lesiones cutáneas lineales, aparecen en un primer momento con color rojizo, y van evolucionando hasta alcanzar un color blanco nacarado.

Las estrías gravídicas, que son las que aparecen con el embarazo, suelen medir entre 2 y 10mm de ancho, y se localizan en pecho, glúteos, abdomen, caderas, muslos y costados. Por ello, es importante actuar y cuidar nuestra piel con el objetivo de ayudar a prevenir la aparición de estas pequeñas cicatrices, muy comunes en el embarazo y que nos pueden dejar marca durante muchos años.

El estiramiento de la piel, sobre todo en los últimos meses del proceso, hace que aparezcan algunas marcas que perduran mucho más tiempo, como el caso de las estrías. (Foto: istock)
El estiramiento de la piel, sobre todo en los últimos meses del proceso, hace que aparezcan algunas marcas que perduran mucho más tiempo, como el caso de las estrías. (Foto: istock)

Es una de las etapas más inolvidables de la maternidad. Esos nueve meses en los que, en mayor o menor medida, disfrutamos del crecimiento de nuestro bebé dentro de nosotras. El embarazo, aunque a veces difícil, es inevitablemente un periodo que guardaremos para siempre en nuestra memoria. Sin embargo, trae consigo un cambio importante en el cuerpo que, de no prevenirlas, favorece su aparición.

Factores desencadenantes

  • Factores mecánicos: Los cambios frecuentes y bruscos de peso someten a la
    piel a una distensión que provoca la ruptura de las fibras. Está demostrado que
    el 20% de las estrías se deben a este proceso.

  • Factores endocrinos: Ocurre especialmente en la adolescencia donde por
    alteraciones hormonales, generalmente aumento de estrógenos, aparece la
    lesión. Son del 30-70% de las estrías.

  • Factores nutricionales: Mala alimentación, dietas carentes de frutas,
    verduras y proteínas.

  • Ejercicio físico intenso: Un ejercicio físico muy intenso puede romper las
    fibras elásticas de la piel.

  • Embarazo: Aquí se mezclan la distensión de la piel y los trastornos
    hormonales. Son el 30% de las estrías.

  • Factores genéticos: En algunas familias se producen por una síntesis de
    colágeno alterada.

  • Fármacos: La toma de corticoides provoca una disminución de la producción de colágeno y fibras elásticas de la dermis papilar que puede desencadenar en la aparición de estrías.

Localización
Pueden aparecer en abdomen, senos, brazos, caderas, muslos, abdomen, glúteos o
detrás de las rodillas.

Tipos de estrías
Las estrías pueden ser rojas y blancas. Las rojas tienen mejor pronóstico, al principio de la aparición de la lesión tienen color violáceo, pues el organismo intenta cicatrizar la lesión enviando más sangre a la zona, que al estar más vascularizada adquiere esecolor rosáceo. Cuando la vascularización ya es deficiente se afecta hasta la hipodermis y adquieren un color blanquecino nacarado, es este caso el pronóstico es peor. Cuanto más ancha es la estría también tiene peor pronóstico.

Prevención
Podemos prevenir la aparición de estrías si mantenemos siempre un buen nivel de hidratación de la piel utilizando cremas hidratantes y reafirmantes. Además hay que seguir una nutrición correcta con una alimentación rica en vitaminas y proteínas y beber suficiente líquido al día.

El peeling químico o la mesoterapia son tratamientos eficaces; el primero consigue rebajar los bordes de la estría y estimular la circulación sanguínea, mientras que el segundo sirve para reparar la deficiente circulación que hay en la zona, y mejorar la alimentación de la piel en la lesión.

En cuanto a la cosmética hay muchas opciones como Trofolastin Anti-Estrías -una crema formulada con centella asiática, una planta con acción regenerante, reparadora y cicatrizante sobre la piel- o Protextrem Mammy Nutritive Lotion FPS +50, el primer protector solar especial para embarazadas, que actúa como antiestrías, además de ser fotoprotector.

¿Tienes estrías? ¿Las disimulas con productos y tratamientos o te da lo mismo mostrarte tal cual eres?

También te puede interesar:

Esas marcas (del moreno) no son saludables

Onicomicosis: lo peor de estos hongos no es que afeen tus uñas

¿Cuidas tus pies como se merecen?

Cellfina: la técnica que elimina (de forma definitiva) la celulitis