Quemaduras por la depilación láser: por qué se dan, cómo actuar y consejos de expertos para curarlas

·5 min de lectura
Photo credit: Victoria Bee Photography - Getty Images
Photo credit: Victoria Bee Photography - Getty Images

La depilación láser cuenta cada día con más adeptas y las razones de su éxito son más que obvias. ¿Olvidarse del vello para "siempre"? Firmamos. Con los ojos cerrados incluso. Anda que no es un sueño ir a un centro de estética, "sufrir" durante unos pocos minutos y despreocuparnos durante uno o dos meses. Como mucho un par de retoques con la cuchilla de cuando en cuando y listas.

¿Cómo funciona? La luz del láser sobrecalienta el vello, dañando el folículo y haciendo así que el pelo acabe por desaparecer. Y aunque también existe la opción de hacernos la depilación láser en casa (la llamada fotodepilación), lo cierto es que ni es tan efectiva ni funciona para todo tipo de pieles. Así que lo mejor y lo más cómodo es acudir a algún centro especializado.

Pero claro, prácticamente nada implica un riesgo cero y la depilación láser no iba a ser la excepción. No es lo más normal y es difícil que ocurra, pero puede pasar que nos quememos la piel haciéndonos la depilación láser. No queremos poner el grito en el cielo ni ser alarmistas, pero como es una posibilidad queremos ver cómo actuar en caso de que nos pase.

Para ello hemos hablado con la Dra. Natalia Ribé, especialista en Medicina Estética, directora médica del Institut Dra. Natalia Ribé y miembro de Top Doctors, y a la Dra. Iris Sophía de la Corte Sánchez, dermatóloga y miembro de Doctoralia, para que nos ayuden a saber qué hacer.

Lo primero que nos advierte la Dra. Natalia es que es muy importante que sea un especialista en el tema quien realice estos tratamientos. Ya que aunque normalmente estas quemaduras acaban curándose sin complicaciones "a veces queda marca para siempre y no se debe banalizar esto, ya que puede tener consecuencias estéticas y psicológicas muy importantes".

Por qué ocurren las quemaduras con fotodepilación o depilación láser

Natalia Ribé es clara con las razones principales de este tipo de quemaduras "generalmente se dan porque quien realiza el tratamiento no es un experto. La persona que realiza este tipo de tratamientos debe ser un médico experto con una maquinaria de alta tecnología que tenga todos los requisitos". Que sea un experto conlleva no solo la certeza de que va a hacer el tratamiento correctamente, sino también de que sabrá decir si se puede o no realizar este tipo de depilación.

Ya que, como recuerda Iris, también hay motivos externos que pueden ayudar. "Hay que prestar atención a los pacientes con múltiples lunares o manchas, protegiéndolas debidamente durante el procedimiento. Ya que al tener más pigmento en la zona es más fácil quemarlos y nos dificultaría su seguimiento o la posibilidad de detectar la aparición de una lesión maligna en esas lesiones".

"Por otro lado las pieles oscuras son más propensas a sufrir quemaduras, ya que la diana de los láseres de depilación es el pigmento, y en este sentido la maquinaria no es capaz de diferenciar del pigmento del vello y el del color bronceado de la piel" continúa Iris. "Es fundamental escoger un centro médico adecuado en el que los profesionales estén suficientemente formados no solo a la hora de realizar los procedimientos, si no también a la hora de prevenir y tratar sus posibles complicaciones" repite la Dra.

¿Podemos prevenir o evitar las quemaduras por fotodepilación o depilación láser?

Photo credit: DekiArt - Getty Images
Photo credit: DekiArt - Getty Images

"Para prevenirlas y evitar que ocurran es importante que la zona que vayamos a depilar no esté bronceada. Para realizar el tratamiento es importante que pase, al menos, un mes desde la última exposición al sol" explica Natalia. Y es que el sol es detalle muy importante que, amplía lris, debe tenerse en cuenta tanto antes como después de la depilación: "es importante no realizar el procedimiento si se está bronceado o si va a exponerse al sol en los días anteriores o posteriores a su realización". Y sí, también "hay que evitar el uso de autobronceadores", afirma Iris.

Cómo tratar las quemaduras por fotodepilación o depilación láser

Si nos ha pasado, debemos ponerle solución y tratar la zona afectada lo antes posible para evitar males mayores. Así que el primer paso, el más obvio pero necesario, es acudir a un dermatólogo para que él pueda "valorar el grado de afectación y extensión de las quemaduras" afirma la Dra. Iris. "En función de esto se decide el tratamiento, aunque la mayoría de las lesiones suelen ser superficiales. Recomendaría cremas con activos calmantes (existen múltiples específicas para ello en el mercado), evitar fuentes de calor y exposición al sol" concluye.

"Deberemos utilizar cremas reparadoras y regeneradoras, y mucha fotoprotección solar para evitar que nos quede una marca en la zona que se ha tratado" completa la Dra. Natalia. La curación de estas quemaduras, evidentemente, es un proceso largo que lleva su tiempo. Ya que "se trata de un proceso de regeneración a causa de una quemadura", recuerda la doctora. No obstante, la recuperación varía en función de cada una y "puede tardar días, semanas e incluso meses" apunta Natalia.

Cómo evitar que queden marcas

Photo credit: PhotoAlto/Laurence Mouton - Getty Images
Photo credit: PhotoAlto/Laurence Mouton - Getty Images

Cualquier lesión física en la piel es candidata a dejar una cicatriz en ella, sea por la causa que sea. Este tipo de quemaduras, como es de esperar, también. Y aunque no hay una fórmula mágica para evitar que queden cicatrices, sí que hay cosas que podemos hacer para minimizar el riesgo de que nos queden marcas.

¿Cuáles? La doctora Natalia apunta dos principales "ser muy constantes en las curas de las quemaduras y aplicar las cremas específicas que nos recomiende nuestro dermatólogo". Nosotras, además, añadimos algunas nociones básicas: no tocar ni quitar las costras que se formarán en la quemadura, evitar la exposición solar en la zona quemada y utilizar siempre una crema con protección solar alta.

Aunque también, como explica la Dra. Iris, tenemos que tener en cuenta que hay diferentes tipos. "Dependiendo de la quemadura pueden aparecer hipo o hiperpigmentaciones. Esto es manchas claras (blancas) por despigmentación o manchas oscuras. Las manchas blancas, salvo que se haya producido una cicatriz profunda, acaban repigmentándose con el paso de los meses. Sin embargo las manchas oscuras a veces son más difíciles de resolver, y hay que acudir a otro tipo de procedimientos y tratamientos despigmentantes para tratar de aclararlas" concluye.