¿Qué se resuelve al chupar huesos de aceituna o cereza?

Aunque casi todo se resuelve con unos buenos hábitos, en este caso de higiene bucodental, hay problemas de salud (oral) que tienen soluciones curiosas. Mira lo que dicen los odontólogos

Para mantener nuestra boca sana es importante segregar saliva chupando algo como por ejemplo, huesos de aceitunas o frutas.
Para mantener nuestra boca sana es importante segregar saliva chupando algo como por ejemplo, huesos de aceitunas o frutas.

Mantener una salud bucal óptima evita tener que pasar por situaciones de riesgo ante determinado tipo de patologías y problemas orales, como la xerostomía (boca seca), edentulismo (perdida de dientes) o la enfermedad periodontal (sangrado).

Incluso problemas comunes como el síndrome de la boca seca, considerado por la Federación Dental Internacional (FDI) como “la enfermedad del hombre moderno”, pueden evitarse siguiendo unas pautas muy sencillas que no siempre tienen que ver con la limpieza dental. Y no, no son bulos de internet ni es un problemas insignificante, es el principal motivo de consulta (cada vez es más frecuente) de odontólogos y estomatólogos.

De hecho, uno de cada cuatro adultos lo padece. Tener la boca seca es un trastorno incómodo que afecta a nuestra salud física pero también a las relaciones sociales. Cuando disminuye la cantidad de saliva, se produce una sensación de sequedad en toda la boca que genera problemas de masticación, deglución, fonación, gusto y falta de lubricación de la mucosa oral.

La disminución del flujo salival en situaciones de reposo se conoce comoxerostomía y tiene manifestaciones orgánicas como la afectación de la mucosa oral, caries, patología periodontal, malestar con las prótesis dentales, predisposición a infecciones y halitosis.
La disminución del flujo salival en situaciones de reposo se conoce comoxerostomía y tiene manifestaciones orgánicas como la afectación de la mucosa oral, caries, patología periodontal, malestar con las prótesis dentales, predisposición a infecciones y halitosis.

Además la ausencia de saliva propicia las infecciones y el mal olor. Ponle remedio con estos consejos prácticos del Colegio oficial de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM), en Madrid (España).

Puedes estimular la saliva mediante la masticación de alimentos duros como zanahorias, caramelos sin azúcar o chupando semillas de fruta (huesos de aceituna o cereza). La clave está en estimular la secreción salival.

Además, en estos casos es importante evitar el consumo de tabaco o alcohol (que resecan aún más la cavidad bucal) e intentar beber abundante agua. Intenta tomar dos litros de agua de forma progresiva durante las 24 horas. A medio y largo plazo este hábito retrasa o minimiza los síntomas.

La ingesta de limonada o el uso de aceite de oliva como lubricante natural también son recomendados. Además, existen en el mercado pastas dentífricas y colutorios especiales para este tipo de patología. Los casos más severos deben ser tratados con medicación.

Por otro lado, para cuidar nuestros dientes tenemos que mantener unos hábitos saludables:

  • Cepillarse los dientes tres veces al día con una pasta fluorada, usar seda dental o cepillos interdentales y limpiarse la lengua para mantener una higiene oral completa.

  • Usar vaselina o una barra de labios hidratante con protector solar antes de salir a dar un paseo.

  • Si salen llagas, evitar comer alimentos picantes y enjuagarse con agua con sal o bicarbonato. Si la lesión persiste más de dos semanas, consultar al dentista.

La dieta es otro de los aspectos que más influyen en la salud de nuestros de nuestra boca. Los expertos recomiendan no ingerir alimentos azucarados antes de dormir y evitar comer dulces entre horas; tampoco son aconsejables el café u otras bebidas con cafeína. En su lugar aconsejan consumir más frutas y verduras, elige los alimentos fríos o a temperatura ambiente sobre los alimentos calientes, y si son comidas muy secas prueba a humedecerlas con caldo o salsa.

Otros ejemplos de alimentos naturales blandos para las personas con la boca seca serían: carnes tiernas, pollo y pescado, mantequilla de maní suave, sopas, cremas y purés, requesón, yogur, frutas y vegetales enlatados, pastas cocida, helados, pudines, batidos y granizados. La Sociedad Estadounidense del Cáncer también sugiere el uso de salsas y caldos para agregarle humedad a los alimentos y facilitar la deglución.

Guíate por el aspecto de tu lengua. Si esta húmeda y rosada vale, si está áspera y blanquecina consulta con tu médico.
Guíate por el aspecto de tu lengua. Si esta húmeda y rosada vale, si está áspera y blanquecina consulta con tu médico.

Por cierto, concéntrate en respirar por la nariz. Puede que se te seque tanto la boca porque la mantienes abierta constamente para respirar.

Puede probar a usar un humidificador (especialmente por las noches), esto puede ayudarte a mantener tu boca más húmeda, y también a aliviar la congestión nasal, en caso de tenerla obstruida.

Por último, ten en cuenta que algunos medicamentos tienen como efecto secundario la sequedad bucal, habla con tu médico.

También te puede interesar:

Esas crujientes y apetitosas patatas fritas son (de verdad de la buena) lo peor que puedes echarte a la boca

Si no cuidas esta parte del cuerpo puedes sufrir un parto prematuro

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente