¿Qué sabes del Alzheimer?

Cada tres segundos, una persona desarrolla demencia en alguna parte del mundo. Esto es lo que te conviene saber

El Alzheimer no es una enfermedad exclusiva de mayores. A veces se diagnostica tarde porque los síntomas iniciales son difíciles de distinguir de los olvidos cotidianos. (Foto: Getty)

Se estima que hay más de un centenar de formas de demencia y la más conocida es la enfermedad de Alzheimer, que representa entre el 60 y 80 por ciento de todos los casos, seguida de la demencia vascular y de otras como la demencia por cuerpos de Lewy o la demencia frontotempora.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que el Alzheimer y otras demencias se consideran el grupo de enfermedades que más han aumentado en mortalidad en los últimos años, tras haberse duplicado en los últimos 15. En España es la principal causa de discapacidad en mayores, tal y como recuerda la Sociedad Española de Neurología.

Cada año se diagnostican en España unos 40.000 nuevos casos de Alzheimer. (Foto: Vidayestilo)

De acuerdo con estos datos, el número de pacientes en España supera las 700.000 personas. En 2050, se estima que el número de enfermos se habrá duplicado y se acercará a los dos millones de personas.

Ahora, con motivo del Día Mundial del Alzheimer que se celebra  hoy 21 de septiembre, estos datos cobran más fuerza por lo que IMOP Insights y la consultora de comunicación Berbés han realizado una nueva pregunta para indagar sobre el conocimiento que tienen los españoles acerca de esta patología.

La primera conclusión a la que se ha llegado es que un 62 por ciento de los españoles asegura estar familiarizado con la enfermedad o conocer a alguien cercano que la padezca o haya padecido.

Entre los síntomas que pasan inadvertidos destacan los cambios de humor, la ansiedad, la angustia y en general, cualquier tipo de actitudes ‘tóxicas’.

Según datos de el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, en España, la prevalencia de esta enfermedad es:

  • Del 0,05 por ciento entre las personas de 40 a 65 años;
  • El 1,07 por ciento entre los 65-69 años;
  • El 3,4 por ciento en los 70-74 años;
  • El 6,9 por ciento en los 75-79 años;
  • El 12,1 por ciento en los 80-84;
  • El 20,1 por ciento entre los 85-89;
  • Y El 39,2 por ciento entre los mayores de 90 años, según distintos estudios.

En cuanto a las principales preocupaciones que genera la enfermedad, los encuestados creen que destacan la pérdida de memoria, la atención 24 horas que necesitan los pacientes y su bienestar, es decir, saber que están recibiendo los cuidados adecuados.

Por el contrario, otorgan menos importancia a los problemas de sueño, las alucinaciones o delirios y los cambios en el carácter y comportamiento. En cuanto a la investigación, tres cuartas partes de los españoles (75 por ciento) consideran que en nuestro país no se invierte suficiente.

Al 62 por ciento de la población le preocupa desarrollar la enfermedad de Alzheimer según una encuesta mundial realizada a un total de 10.000 personas en 10 países. (Foto: Getty)

¿Cuál es el detonante?

Más allá del componente genético y los antecedentes familiares o los traumatismos craneales, que pueden contribuir al desarrollo de la enfermedad, los expertos advierten que la personalidad puede influir en el riesgo de la persona para la demencia a través de su efecto en el comportamiento, estilo de vida o reacciones al estrés.

En concreto, las personas neuróticas que sufren ataques de ira, culpa o depresión tienen mayor riesgo de sufrir demencia.

Otro factor a tener en cuenta es la salud digestiva. Tener una buena salud intestinal ayudaría a mantener lejos esta y otras enfermedades ya que las bacterias intestinales pueden desempeñar un papel en el desarrollo de enfermedades como el Alzheimer y el Parkinson.

No tiene cura

Aunque la realidad es que, a día de hoy, no hay mucho que podemos hacer para ‘prevenir’ la enfermedad que mata nuestros recuerdos. Tal y como recoge el reportaje ‘El Alzheimer en España: Situación actual de la enfermedad y su investigación’, de la ONG CEAFA: “esta enfermedad no se puede prevenir, no tiene tratamiento eficaz y tampoco se puede cronificar. Afecta a quien la sufre directamente y también a quien cuida y atiende al paciente“.

No obstante, algunos estudios señalan que llevar hábitos de vida saludables podría reducir hasta un 40 por ciento los casos de Alzheimer, o al menos retrasar el debut clínico de la enfermedad.

De hecho, existen diversos factores de riesgo potencialmente modificables como: el control de los factores de riesgo vasculares, un mayor nivel educativo o cambios en los estilos de vida, principalmente un mayor nivel de actividad física, adopción de dietas más saludables y abandono de hábitos tóxicos como el tabaquismo.

También puedes poner en práctica estas sencillas medidas que ayudarían a frenar su aparición:

  • Aprovechar los beneficios de ciertas sustancias protectoras como el polifenol del té verde y el ácido tántico del vino tinto;
  • Incluir en tu dieta alimentos aliados como los frutos rojos, ricos en antinflamatorios y antioxidantes, que ayuda a mantener la agudeza mental y a reducir la pérdida de memoria;
  • Tomar bebidas reconfortantes como el café.
  • Tener una vida sexual activa, ya que un estudio concluyó que el sexo formaba parte de la receta ideal contra las lagunas mentales y los olvidos ocasionales propios de la edad.
  • Acudir al médico ante el primer síntoma para empezar cuanto antes un tratamiento adecuado; ya se puede contar con fármacos innovadores que consiguen detener su progresión una vez que ha comenzado.

Y… ¡lo último! En cinco minutos puedes saber tu riesgo de demencia contestanto (bueno, un familiar lo hará por ti) un test online -impulsado por el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica (Imibic), el Hospital Reina Sofía y la Fundación Cajasur- mediante el que se detectarán factores de riesgo modificables para prevenir el Alzheimer y otras demencias. Se llama ‘Lo hago por ti’ porque como decía lo debe cumplimentar algún familiar que tenga sospechas y va dirigido principalmente a personas mayores de 55 años, que presenten síntomas de pérdida de memoria o cambios de humor repentino.

¿Te preocupa desarrollar la enfermedad de Alzheimer? ¿Tienes algún caso cercano? ¿Qué es lo que peor llevas?

También te puede interesar:

¿Participarías en ensayos clínicos para ayudar a frenar el Alzheimer?

La dieta que activa el gen de la longevidad

El síntoma depresivo que pasa desapercibido y todos sufrimos (antes o después)