¡Que no! Por mucho que te empeñes la 'cerveza isotónica' no vale como bebida de reposición

Mónica De Haro

La ‘cerveza isotónica’ para deportistas es un fraude (médicos dixit)

Sentimos empezar el fin de semana con una noticia como esta pero cuando el río suena… Desde hace unos meses se está promocionando en medios de comunicación una ‘cerveza isotónica’ como bebida para cuidar al deportista y como ayuda para reponer la hidratación, sales minerales y energía. Una bebida especialmente pensada para todos aquellos amantes del deporte a los que les gusta cuidarse pero no quieren renunciar al sabor de la clásica malta de cebada.

Es cierto que las personas que practican deporte de manera regular suelen cuidar más su dieta y preocuparse por lo que comen y beben. ¿Qué debería desayunar? ¿Puedo tomar algo justo antes de entrenar o es mejor hacerlo en ayunas? ¿Qué me llevo para beber mientras hago ejercicio? ¿Cómo me recupero antes del esfuerzo realizado?

Pero no hay una única respuesta para todas estas preguntas ya que en la salud del deportista intervienen muchos otros factores. Todo depende de cuál sea nuestro punto de partida: si estamos o no en forma, si tenemos una mínima base, si nuestro peso está por debajo o por encima del ‘ideal’, del número de veces y del grado de intensidad de nuestro entrenamiento…

Los médicos insisten: la cerveza (con o sin alcohol) no es una bebida de reposición. (Foto: Getty Images)
Los médicos insisten: la cerveza (con o sin alcohol) no es una bebida de reposición. (Foto: Getty Images)

Conocedores de esta realidad, el mercado y las marcas han ido creando productos innovadores destinados a cubrir las crecientes necesidades de este tipo de consumidor cada vez más preocupado por su cuerpo y por su salud.

Y es que el mundo del deportista suscita un gran interés, no sólo entre los deportistas, sino entre diversos sectores con intereses comerciales; entre ellos y de forma destacada, en el de las bebidas.

En el deporte, la hidratación es uno de los aspectos clave, que debe ser cuidado al detalle. Mientras se realiza ejercicio se pierden líquidos y sales minerales, por lo que resulta necesario plantear la rehidratación con un líquido isotónico.

De unos años a esta parte se han popularizado las bebidas isótonicas que proporcionan energía extra y favorecen la recuperación . Pero a los expertos se les han hinchado los cataplines con tanta pamplina y han dado la voz de alarma al denunciar que las ‘milagrosas’ propiedades que prometen algunos de estos productos no están basadas en pruebas científicas y que sus efectos son engañosos.

En este sentido, el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) y la Sociedad Española de Medicina del Deporte (SEMED) han advertido, a través de un comunicado, que dicha ‘cerveza isotónica’ no reúne los criterios y garantías necesarios para ser recomendada en la actividad física y deportiva. Asimismo, lamentan la utilización de estrellas deportivas para promocionar hábitos contrarios a lo que constituyen practicas saludables en las personas con actividad física o deportiva.

La SEMED ha desarrollado documento de consenso sobre diversos aspectos nutricionales que pretende arrojar luz sobre este controvertido asunto: “Consenso sobre bebidas para el deportista. Composición y pautas de reposición de líquidos” donde se indica que los alimentos y líquidos especialmente adaptados ayudan a solucionar problemas específicos para que se pueda alcanzar un balance nutricional óptimo.

Estos efectos beneficiosos no están limitados sólo a deportistas que realizan un ejercicio muscular regular e intenso, sino también a aquellas personas que por sus trabajos hacen esfuerzos importantes o en condiciones adversas, y a aquellas personas que durante su tiempo de ocio hacen ejercicio físico y entrenan.

Las bebidas que se recomiendan para la práctica deportiva deben presentar una composición específica para conseguir una rápida absorción de agua y electrolitos, y prevenir la fatiga, siendo tres sus objetivos fundamentales:

  1. Aportar hidratos de carbono que mantengan una concentración adecuada de glucosa en sangre y retrasen el agotamiento de los depósitos de glucógeno;

  2. La reposición de electrolitos, sobre todo del sodio;

  3. Y la reposición hídrica para evitar la deshidratación.

En concreto las bebidas para deportistas tienen que ser una solución electrolítica a base de hidratos de carbono (entre 80 kcal/l y 350 kcal/l) y al menos el 75 por ciento de la energía debe derivarse de hidratos de carbono que provoquen una respuesta glucémica alta, como la glucosa, los polímeros de glucosa y la sacarosa.

¡Que no! La 'cerveza isotónica' no sirve como bebida de resposición
¡Que no! La 'cerveza isotónica' no sirve como bebida de resposición

Además, estas bebidas deben contener entre 20 mmol/l (460 mg/l) y 50 mmol/l (1,150 mg/l) de sodio, y tener una osmolalidad entre 200 mOsm/kg y 330 mOsm/kg de agua. Y si no se alcanzan los 46 mg de sodio por 100 ml o se superan los 115 mg de sodio por 100 ml, no se puede decir que sea una bebida deportiva.

Por otro esto, los médicos insisten en señalar que la cerveza que se presenta como bebida para deportistas no cumple con estos criterios y garantías necesarios para ser recomendada ni en el deporte ni en la actividad física.

Las consecuencias de una inadecuada hidratación en las actividades físicas y deportivas, pueden ser muy peligrosas para la salud, provocando en, algunos casos, problemas graves y desenlaces fatales.

Por otro lado, los médicos lanzan un contundente mensaje sobre la ‘peligrosidad’ de esta bebida: “La adaptación precoz del niño o adolescente que practican deporte al sabor de la cerveza utilizando como estímulo y referencia ídolos deportivos es desde todo punto de vista rechazable y constituye un nuevo ejemplo de publicidad con clara intencionalidad subliminal contraria a la promoción de la salud”.

También te puede interesar:

Hay vida después de los ‘Green Smoothies’: llegan los batidos detox en polvo

Por qué deberías tomar más pote gallego y ‘pasar’ de la cacareada dieta mediterránea