Qué hay detrás de la 'no sonrisa' de Georgina

Mónica De Haro

Lo de enseñar los dientes no está bien visto entre las celebs. ¿Es timidez, odian las cámaras, es su forma de protestar ante el agobio de los medios o simplemente son personas antipáticas?

Resultado de imagen de georgina seria getty
Como para muchas personas a Georgina le acompleja su dentadura. Desde que se puso brackets no sonríe. (Foto: Getyy)

Una sonrisa bonita es sinónimo de salud, bienestar, armonía y, sobre todo, de alegría. Vivimos una tiempo en el que todo es visual y la sonrisa adquiere más relevancia si cabe, de ahí el interés de ofrecer una sonrisa bonita y agradable.

Tener una boca fea es un trastorno incómodo que afecta a nuestra salud física pero también a las relaciones sociales.

De hecho, lo que más llama la atención de una cara sonriente son los ojos y la boca, las dos estructuras anatómicas que se mueven, nuestros “portales” al exterior. Tienen la capacidad de transmitir lo que queremos comunicar a los demás, incluyendo nuestras emociones, igual que los emoticonos que usamos constantemente.

Sin embargo, algunas personas evitan sonreír para ocultar su dentadura y, si lo hacen, se tapan la boca con la mano, según un estudio realizado por Compromiso y Seguridad Dental. ¿Es timidez, odian las cámaras, es su forma de protestar ante el agobio de los medios o simplemente son personas antipáticas?

10 famosas que NUNCA sonrien 3
La actriz Keira Knightley suele lucir un semblante bastante serio en sus eventos públicos, (Foto: Getty)

La novia de Cristinano Ronaldo no es la única celeb que ha dejado de sonreír, entre las famosas más ‘setas’ destaca Victoria Beckham. Menudo lío se formó en Twitter cuando acudió a la boda más esperada del año (sí, la de Meghan Markle y el Príncipe Harry) y se mantuvo imperturbable, con su rictus habitual. La ex Spice Girl respondió publicando una foto en Instagram en la que vestía una sudadera gris con el mensaje “Es un lugar oscuro pero feliz”, y la acompañaba con el siguiente texto: Cuando estás sonriendo por dentro. ¡Como dice la sudadera”.

Kanye West, Kylie Jenner, Kristen Stewart o las hermanas Olsen siguen su estela y dicen que sonreír no es cool pero, ¿qué hay detrás de tanta seriedad?

Las personas que reprimen así un gesto, la sonrisa, que dice mucho de nosotros y de nuestro estado de ánimo, suelen tener sus razones.

Cuando esto ocurre, lo que se transmite es miedo, timidez, falta de seguridad o de confianza. Igual que una sonrisa ofrece una impresión agradables, su ausencia provoca percepciones más frías o menos estimulantes”, explica Alba Castañé, experta en salud bucodental y presidenta de Compromiso y Seguridad Dental.

Por cierto, que en la sonrisa participan no solo los dientes, sino también las encías, los labios y los músculos de la cara que forman la boca y la rodean.

Unos dientes ordenados y blancos la favorecen -señala la experta-, pero hay que tener en cuenta que los labios han de ser armónicos y los músculos de la cara han de actuar de forma adecuada para que el gesto sea natural y agradable”.

La diseñadora se ha labrado una imagen de persona altiva y distintante por no sonreír nunca. (Foto: Getty)
La diseñadora se ha labrado una imagen de persona altiva y distintante por no sonreír nunca. (Foto: Getty)

Unos dientes bonitos pueden quedar deslucidos por una forma errónea de mostrarlos. Enseñar los dientes de abajo, por muy bonitos que sean, no es lo ideal, pues alarga las facciones y las endurece. Algunas personas consideran que ‘aprender a sonreír’ anula la frescura del individuo y su espontaneidad. A otras como Nerea (de OT 2017) ni sus prominentes dientes delanteros consiguieron que dejara de sonreir.

¿Qué te puede hacer?

Lo ideal es considerar la sonrisa como un todo. Hay muchos tratamientos estéticos para mejorar los dientes, desde los blanqueamientos más sencillos, hasta los casos de ortodoncia complicados en los que hay que recolocar los dientes, o los casos de restauraciones estéticas con carillas o coronas e incluso con implantes.

Lo importante es que el resultado del tratamiento respete siempre la forma de los dientes y la fisionomía de cada persona, restaurando la función y la estética. Por ejemplo, un hombre corpulento tendrá dientes grandes con bordes rectos aunque venga con ellos desgastados, por otra parte, los bordes redondeados son más propios de las mujeres, etc.

Otro de los problemas típicos que más influye en el aspecto de nuestra boca es el bruxismo (apretar los dientes), una alteración que afecta a casi todas las personas. Es una forma de liberar estrés que ocasiona el ensanchamiento de la cara debido al desarrollo de los músculos masticadores y da lugar al desgaste de los dientes, uno de los signos más llamativos de envejecimiento.

También se producen asimetrías en los músculos de la cara cuando al sonreír se trata de ocultar algo que no nos gusta, por ejemplo, un diente más oscuro o el hueco negro que se ve cuando falta una pieza.

Siempre es importante escuchar al paciente -explica-, y saber, cuando diseñamos la sonrisa, qué no le gusta y qué expectativas tiene. Debemos transmitirle con confianza lo que podemos conseguir al involúcrale en el resultado del tratamiento”.

Pues nada, cuando le quiten los brackets Georgina tendrá que realizar (en casa) unos ejercicios de mímica facial que le ayudarán, no solo a tomar conciencia de esos gestos que realiza de modo automático, sino a corregirlos adecuadamente.

Este es el camino para que el resultado sea el esperado. Y es que cada vez somos más conscientes del potencial de una sonrisa y cómo afecta de forma positiva a nuestra actitud y al entorno, tanto personal como profesional.

¿Has dejado de sonreir para no mostrar tus dientes?

También te puede interesar:

Las consecuencias de tener unas encías enfermas (en distintas partes del cuerpo)

¿Cuántas veces al año debemos ir al dentista?

¿Qué hay que tener para caer bien?

Tomarte un helado al día (y morder hielo) no es buena idea

¿Qué se resuelve al chupar huesos de aceituna o cereza?