Manuel Feijóo, el actor de 'Compañeros' que dio un giro a su carrera dedicándose a la magia y las conferencias

·6 min de lectura

Dicen que de casta le viene al galgo y Manuel Feijóo es un buen ejemplo para refrendar que hay hijos que heredan las cualidades de sus progenitores. Y es que este actor proveniente de la familia Aragón por parte de madre y de una conocida saga de empresarios circenses por parte de padre, siguió la estela y se hizo un hueco en nuestros corazones tras protagonizar durante más de 60 capítulos Compañeros. Sí, la exitosa serie de Antena 3 que hacía alarde de ese siempre estaré aquí, si me necesitas, no te fallaré (un estribillo que seguro ahora estás cantado). En la actualidad, el protagonista de esta historia tiene 42 años y ha demostrado que posee una gran capacidad de adaptación y renovación tocando todos los palos que te puedas imaginar.

(©Atresmedia)
(©Atresmedia)

Manuel Feijóo nació en 1977 en el seno de una familia de artistas ya que por parte de padre es hijo, nieto y bisnieto de la saga de los Feijóo, reconocidos empresarios circenses, y por parte de madre pertenece a la familia Aragón, dedicada desde hace más de 150 años al arte de hacer reír, siendo nieto del payaso conocido como Miliki. Así que a nadie le puede sorprender que este productor madrileño debutara por primera vez ante una cámara con tan sólo seis meses de edad en el especial de Nochebuena de Los payasos de la tele. Durante su infancia, de hecho, aprendió el oficio en los escenarios interpretando pequeños papeles en los espectáculos musicales de su maestro, su abuelo, y de su madre, Rita Irasema (que, todo sea dicho, es la hermana de Emilio Aragón).

A pesar de que a principios de los noventa intervino en varios programas infantiles de televisión como Superguay (como presentador de la sección Los Rompesuelas), su debut profesional se produjo en 1996 como guionista de la serie Menudo es mi padre protagonizada por El Fary. No obstante, el principal triunfo, y por el que el público todavía recordamos con cariño a Manuel Feijóo, llegó con su trabajo en la mítica serie juvenil de Antena 3 Compañeros. En esta multipremiada ficción se mantuvo desde 1998 hasta el 2002, por un lado formando parte del equipo de guion de esta comedia dramática y, por otro, como actor encarnando a Luismi Bárcenas, uno de los adolescentes protagonistas que estudiaba en el colegio Azcona junto a Quimi y Valle a los que daban vida Antonio Hortelano y Eva Santolaria. Era un personaje muy querido ya que representaba el papel de amigo fiel, ese que posiblemente todos conocemos que es capaz de mantener unido a un grupo.

Compañeros se convirtió en un fenómeno de masas aunque a decir verdad tras la salida de la pandilla original regresó con otros protagonistas que recibieron menos éxito y, curiosamente, Manuel Feijóo fue el único del elenco original que retomó su personaje, pero esta vez como profesor en el Azcona. De cualquier forma, esta ficción se convirtió en un drama social que a una generación al completo nos caló hondo, no sólo porque la sintonía de cabecera No te fallaré era un auténtico lema (de hecho a más de uno se nos sigue poniendo el vello de punta cada vez que la escuchamos), sino que esta historia producida por Globomedia fue muy significativa porque reflejaba problemas como las drogas, embarazos no deseados, infidelidades, y también ahondaba en la violencia de género mientras ponía sobre la palestra a unos jóvenes conflictivos y a unos profesores muy comprensivos. Una serie que fue reconocida por los espectadores, pero que también es clave para entender nuestra ficción española, recibiendo el Premio Ondas a la Mejor Serie Nacional en 1999 y el Premio TP de Oro a la Mejor Serie Nacional durante dos años consecutivos, en 2000 y 2001.

Tras la cancelación de la serie en el episodio 121, Manuel Feijóo dio un giro a su carrera virando hacia el mundo del monólogo cómico. Así, desde 2003 hasta 2010 se centró en producir, dirigir e interpretar el espectáculo La gran evasión con el que giró por toda España. No obstante, este artista nunca ha renegado de su personaje más memorable en televisión, de hecho repitió el mismo rol en la versión cinematográfica de la serie titulada No te fallaré, que se estrenó en 2001, y en 2017 encabezó la webserie Colegas junto a sus compañeros Julián González y Lara de Miguel desarrollando una historia que no sólo jugaba con saltos temporales sino que además explotaba la nostalgia y también la autoparodia.

Como se puede comprobar, nunca ha dejado de lado definitivamente su vocación de actor ya que le distinguimos enseguida realizando colaboraciones especiales en series como Yo soy Bea en Telecinco. En su afán por seguir otros derroteros y no encasillarse en la industria del entretenimiento, Manuel Feijóo también desarrolló a partir de 2005 programas de televisión de forma independiente creando el formato de Street Magic Il·lusionadors para TV3, el espacio de viajes y humor Los Escapistas para AXN y la serie de animación e imagen real Manu y Monkey para Disney Channel. Precisamente el canal propiedad de Walt Disney Television también estrenó en España Magic Manía que este madrileño se encargó de crear, dirigir y presentar. Un programa de magia y bricolaje donde deja patente su compromiso con la magia, interpretando a Monano-el apodo que su abuelo Miliki le puso cuando nació- que es un mago mudo y torpe que enseña a los más pequeños a fabricarse sus propios artilugios.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En los últimos tiempos, Manuel Feijóo, además de debutar como ilusionista durante 2017 y 2018 gracias a su trabajo en la producción Circo Mágico y de coescribir previamente junto a Beatriz González Cruz la película Carlitos y el campo de los sueños (que ha ganado más de 20 premios internacionales), también ha dado rienda suelta a su habilidad de comunicador y se ha centrado en su faceta de conferenciante. Así, su presencia escénica, su simpatía, y su cercanía le han llevado a presentar Ilusiones Renovadas (o los consejos que me dio mi abuelo) que se concibe como un auténtico relato repleto de inspiración y motivación que merece la pena ser escuchado ya que ahonda en la capacidad que toda persona o empresa tiene para renovarse y que este artista lleva varias décadas demostrando con creces al reinventarse prácticamente cada día.

Por tanto parece que en la televisión, donde trabajó por última vez en la Gala Inocente, Inocente 2018 como presentador de las piezas digitales, se le ha quedado pequeña a este gran actor que tiene mucho más de maestro de ceremonias ya que ha encontrado en sus trabajos como conferenciante, moderando eventos tanto en inglés como en castellano, y en sus labores como guionista, productor y mago, su verdadera pasión. Y es que el talento, la creatividad y la buena energía se han convertido en sus mejores garantías de éxito.

Más historias que te pueden interesar:

·El giro radical en la vida de Patricia Gaztañaga, la inolvidable presentadora de El diario de Patricia
·La segunda vida de series míticas: ¿Es necesario el reboot de El internado?
·Furor, el concurso que sigue más presente en nuestras vidas de lo que creíamos

Imagen: ©Atresmedia

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente