¿Qué fue de Julián González, Guille de 'Farmacia de guardia', tras retirarse de la actuación?

Nadie puede huir del pasado, pero en el caso de los intérpretes todavía menos ya que sus debuts en la pequeña y gran pantalla permanecen en el recuerdo colectivo. Si echamos la vista atrás a los noventa (¡cómo pasa el tiempo!), Farmacia de guardia, una de las series más míticas de Antena 3, nos descubrió a Julián González en el papel del pequeño Guille. Y si bien este actor es reconocido por su papel como el hijo pequeño de Lourdes y Adolfo en esta sitcom creada por Antonio Mercero, también es valorado con cariño gracias a su rol como amigo de Luismi en Compañeros.

(G3online, EOG/UAT; GTRES)

En la actualidad, aquel pelirrojo que nos mostró su desparpajo a edad temprana ya no se gana los cuartos delante de las cámaras, sino que ha dado un giro radical a su vida trabajando como interiorista.

Julián González, nacido en Segovia el 9 de julio de 1980, saltó a la fama a nivel nacional gracias a la popular serie de Antena 3 que ya solo de recordar su opening me saca una sonrisa en estos días de cuarentena (y seguro que a ti también porque pocas ficciones han calado tanto en la sociedad española como esta). Aquel papel de Guille no fue su primer trabajo delante de los focos ya que previamente dio sus pasos como actor en anuncios publicitarios demostrando que había nacido una estrella que todavía hoy recordamos con cariño. “Lo mío fue por casualidad. Hacía de actividad extraescolar karate y la mujer de mi profesor era una modelo sueca que tenía una niña que llevaba a casting y fotos. Y yo como era pelirrojo, siempre le decía a mi padre que me tenía que llevar”, explicó en Sex Place TV en 2018.

Guille representaba uno de los contrapuntos cómicos de la serie, un niño simpático y muy travieso que captaba nuestra atención compartiendo aventuras con sus compañeros Piña (Miguel Ángel Valcárcel) y Marmota (Iñaki Vallejo) en esta producción para todos los públicos, ambientada en el día a día de una farmacia.

La corta edad de Julián González por aquel entonces -asumió este papel desde 1991 a 1995 durante un total de 153 episodios-no fue un impedimento para que la actuación resultara brillante, regalándonos su propia inocencia a través del hijo pequeño de Lourdes (Concha Cuetos) y Adolfo (Carlos Larrañaga) que siempre estaba haciendo trastadas.

Esta serie, la primera de producción propia de la cadena televisiva Antena 3, fue reconocida con el Premios Ondas en 1992 a Mejor serie nacional y durante cuatro años consecutivos (1991-1994) logró el Premio TP de Oro en la misma categoría.  No es para menos puesto que los protagonistas nos engancharon con su vida en la rebotica, y especialmente aquel niño pelirrojo nos marcó a una generación al completo mientras que multiplicaba su popularidad con uno de los personajes favoritos del público por sus ocurrencias.

Tras cinco años de éxito en Farmacia de guardia, el protagonista de esta historia interpretó en la misma cadena a Jorge, el hijo mediano de la serie familiar Menudo es mi padre que se mantuvo en el aire de 1996 a 1998 aunque, todo sea dicho, sin obtener el mismo éxito de su predecesora. En esta comedia, que giraba en torno al día a día de un taxista (El Fary), su mujer (Kiti Manver) y la prole de esta pareja, Julián Gonzaléz volvería a coincidir con María Garralón que en su anterior trabajo daba vida a María de la Encarnación, la mítica policía y compañera de patrulla de Romerales (Cesáreo Estébanez).

Ambos intérpretes se reencontrarían en un tercer rodaje, Compañeros, que también marcaría enormemente la carrera interpretativa de Julián González ya que apareció en 93 episodios de este bombazo televisivo que cautivó especialmente al público adolescente. Allí encarnó a César Vallalta, uno de los alumnos del colegio Azcona (donde se desarrollaba la trama) y componente de la pandilla principal encabezada por Quimi (Antonio Hortelano) y Valle (Eva Santolaria). Además de compartir muchas escenas con Luismi (Manuel Feijóo), en un momento de la serie su personaje protagonizó un triángulo amoroso, jugando a dos bandas con su primer amor Arancha (Duna Jové) y Tanja Mijatovic (una estudiante llegada desde Bosnia a la que dio vida Ruth Núñez).

Ahora que el actor también lideró uno de los momentos más dramáticos de la ficción. Y es que César sufrió un accidente en la playa, en presencia de sus amigos con quienes celebraba que habían superado los exámenes. Así, tras una imprudencia al saltar al agua (aunque todos sabemos que fue culpa de Valle) se queda parapléjico en una silla de ruedas.

Tras el cierre definitivo de Compañeros y después de debutar en la gran pantalla con la película No te fallaré (asumiendo otra vez el rol de César en la adaptación cinematográfica de la mítica comedia dramática), Julián González no volvió a protagonizar ningún papel relevante en el mundo del cine o la televisión. Eso sí, ha participado en diferentes proyectos como el largometraje de Miguel Jiménez Pobre juventud en 2006, así como en un episodio de Cuenta atrás, allá por 2008, que reunió a varios de los actores de la pandilla de Compañeros como Manuel Feijóo, Nicolás Belmonte, Lara de Miguel, Virginia Rodríguez y Begoña Maestre.

Además, también le picó el gusanillo del teatro ya que intervino en el restreno de la obra de Fernando Fernán Gómez Las bicicletas son para el verano con un montaje memorable del director Luis Olmos en 2003. Asimismo, antes de retirarse de la interpretación, Julián González nos regaló un par de caramelitos. En 2010, participando en la película especial de Farmacia de guardia, titulada La última guardia. Un proyecto emocionante ya que después de tres lustros volvió a interpretar a Guille en esta TV movie emitida en Antena 3 para celebrar los 20 años de la cadena de San Sebastián de los Reyes. Y hace dos años en seis episodios de Colegas, la webserie de Playz (la plataforma de contenidos digitales de RTVE) que ha reunido a intérpretes que trabajaron en una serie para adolescentes de los noventa.

En los últimos años, ha sabido reorientar su camino y como el mismo contó en una entrevista en el canal de YouTube Tu reforma, desde 2003 está centrado en su faceta de interiorista. Así, Julián González relegó a un segundo plano su faceta como actor para centrarse de lleno en su carrera como decorador. “Desde siempre yo sabía reconocer cada ciudad por los edificios. Me gustaba la arquitectura pero las notas no me dieron para estudiar. Conocí este camino y mi carrera, aparte de la artística, fue decoración e interiorismo”.

En resumidas cuentas, después de pasarse sus primeras décadas de vida enlazando papeles en televisión desde el año 2003 Julián González dio un giro radical a su vida. Dejó a un lado la interpretación para trabajar en una empresa de reformas (LMG reformas) llevando el tema de planos, y focalizando su trayectoria en el interiorismo tras pasar cuatro años viviendo en Inglaterra.

Julián González además está doblemente feliz con su vida ya que en el terreno personal el corazón también está contento puesto que se casó en 2018.

Y lo hizo rodeado de los protagonistas de Compañeros, demostrando que a pesar del paso del tiempo sigue siendo gran amigo de Eva Santolaria, Antonio Hortelano, Lara de Miguel, Virginia Rodríguez y Manuel Feijóo.

 Más historias que te pueden interesar: