Qué fue de esa generación de 'chicas Hermida' que marcaron una era televisiva

Teresa Aranguez
·12 min de lectura

¿Qué tienen en común Pedro Almodóvar y el que fuera rey de las mañanas televisivas, Jesús Hermida? Pues que ambos compartieron el don de ser unos cazatalentos fuera de serie. De ellos nació la cantera de algunos de los actores y periodistas más conocidos de nuestro país. Porque igual que existen las famosas “chicas Almodóvar”, también están las “chicas Hermida”.

Consuelo Berlanga, María Teresa Campos, Irma Soriano, Concha Galán, Nieves Herrero o Mariló Montero, entre otras, forman parte de esa larga lista de presentadoras a las que dio la oportunidad de su vida para despegar y volar alto en la caja tonta. Aquellas jóvenes que soñaban con ser las caras de la televisión se subieron a ese tren allá por los 80 y 90 y hoy son periodistas de renombre cuyas carreras han tomado todo tipo de derroteros, algunos con más brío que otros, pero siempre en el candelero. ¿En qué andan las famosas ‘chicas Hermida’ casi tres décadas después de su salto a la fama?

Jesús Hermida, journalist In the television program ´In the moning´  (Photo by Quim Llenas/Cover/Getty Images)
Jesús Hermida, journalist In the television program ´In the moning´ (Photo by Quim Llenas/Cover/Getty Images)

Hay de todo. El que fuera el primer corresponsal de TVE en Nueva York fue el precursor de los programas matutinos y sentó cátedra en esto de conducir un espacio de cuatro horas en directo sin titubear. Por la mañana, A mi manera o Con Hermida y compañía fueron algunos de esos espacios que sirvieron de trampolín a los futuros rostros femeninos de la tele. Les hemos seguido la pista y así es su vida ahora.

Nieves Hierro, el ojito derecho de Hermida
Se dice, se comenta que este titán de la televisión tenía debilidad por la periodista madrileña. Comenzó como redactora del programa Por la mañana junto a su maestro y acabó siendo directora adjunta del mismo. Su espabilo y sus ganas de comerse el mundo llamaron la atención de su padrino televisivo inmediatamente. Su carrera después de ser chica Hermida subió como la espuma y no ha parado de hacer cosas desde entonces. Desde presentar su propio programa de entrevistas De tú a tú en Antena 3, hasta escribir ocho libros, siendo Esos días azules el más reciente. La tele sigue siendo su casa y ha colaborado en debates de espacios como La Noria, de Telecinco, y hasta ganado un premio Ondas.

El canal 13 también ha sido su casa durante unos años donde presentaba Te damos la tarde, y ahora tiene su propio programa de radio en Onda Madrid desde donde informa a los madrileños de todo lo que acontece en la capital. Además de todo eso sigue siendo tertuliana en programas como Sábado Deluxe, donde ha colaborado, eso sí, para entrevistas serias y con contenido. Que quede claro.

Consuelo Berlanga, la chica Hermida más dulce
De todas, ella era la más tranquila y afable. Siempre con una sonrisa, Consuelo se ha mantenido en el medio televisivo aunque con sus idas y venidas. De la mano de Chicho Ibáñez Serrador llegó a conducir el mítico Waku waku en los años dorados de TVE, y más tarde nos hizo sentir Tan contentos en Antena 3. Después fue Canal Sur el que le acogió para presentar Qué pasó con y, a partir de ahí, le fuimos perdiendo un poco la pista.

Su compañera y amiga María Teresa Campos le dio su silla en Qué tiempo tan feliz, lo que la puso de nuevo en la palestra. La radio también ha sido su casa donde ha presentado El punto Berlanga, en Punto Radio. La llegada de nuevas caras y estilos televisivos no le dio miedo y en 2010 se animó a participar en Supervivientes. Tan solo duró una semana pero al menos no se puede decir que no lo intentó.

A sus 65 años, Consuelo está prácticamente desaparecida del medio y hace mucho tiempo que no la vemos en nuestras pantallas. De vez en cuando se deja ver por Canal Sur, como fue el caso de la cámara oculta que le hicieron en el programa El Gran Queo presentado por el humorista Santi Rodríguez o su aparición en Este es mi pueblo presentando su tierra natal, Aguilar de la Frontera.

Miriam Díaz Aroca, la más polifacética de todas
A diferencia de Consuelo y Nieves, Miriam era una chica más inquieta y con ganas de marcha, en el buen sentido de la palabra. Su carácter dicharachero y esa sonrisa de niña pilla la convirtió en uno de los rostros favoritos de los niños. Fue gracias a su chispa que llegó al programa Cajón desastre, del que estuvo a cargo como conductora. Pero sin duda su paso por el programa de Hermida Por la mañana, donde presentaba la sección El bote de Don Basilio, fue lo que le dio visibilidad. A partir de ahí no paró de hacer cosas bonitas, sobre todo en los años noventa. Como formar parte del equipo del Un, Dos, Tres, junto a Jordi Estadella.

Su pasión siempre fue la actuación a la que llegó gracias a la tele. La también actriz se abrió camino como tal y participó en películas como Belle Epoque, de Fernando Trueba, y Tacones lejanos, ¡vamos, que hasta chica Almodóvar fue! Teatro, cine y televisión, un triángulo amoroso donde siempre ha estado presente. A sus 58 años puede decirse que ha hecho de todo, hasta concursar en ¡Mira Quién Baila! Actualmente emplea las redes como una plataforma donde se mantiene muy activa y hace entrevistas con las que motiva y nos inspira a ser mejor.

Irma Soriano, la cara más seductora
La de Andújar tenía revolucionado a todos con su gracia y belleza del sur. Su acento, simpatía y salero especial enamoraron a la cámara y a quienes la veíamos a través de ella. Arrancó con Hermida en Por la mañana y siguió con él en A mi manera, donde estaba a cargo de los concursos. Entre ellos había feeling y mucha complicidad, dándole chispa al programa que a veces trataba temas muy delicados. Se le daba tan bien lo de los concursos que acabó presentando La ruleta de la fortuna y El gordo, en Antena 3. Pero a ella le tiraba su Andalucía del alma y con la llegada del nuevo milenio fue contratada por Canal Sur para conducir diversos espacios estrella de la cadena. El programa de Irma, Escalera de color, Irma de noche, Por la mañana con Irma Soriano, en definitiva, un no parar.

Las autonómicas llamaron a su puerta y de ahí sus colaboraciones para TV Castilla-La Mancha y la televisión murciana. Es de las que mejor se ha adaptado a los nuevos tiempos convirtiéndose en toda una influencer en las redes. Su cuenta de Instagram es un despliegue de entretenimiento e ideas locas. Una cosa le llevó a la otra y también arrasa en Youtube. En su canal nos enseña a cocinar, a vernos guapas y compaginar trabajo y familia. Últimamente la vemos menos en la tele. Lo más reciente fue su colaboración en Qué tiempo tan feliz y su participación en Gran Hermano Vip en 2017 donde quedó como tercera finalista. ¡Nada mal!

Mariló Montero, una chica seria
Jesús Hermida la vio y, sin pensárselo dos veces, la fichó para las filas de su programa A mi manera. Le daba ese toque serio y de misterio que sigue manteniendo a día de hoy. Cuando salió de las alas protectoras de este padrino televisivo se le abrieron un montón de puertas, una vez más en las privadas donde trabajó delante y detrás de las cámaras. En Telecinco fue contratada por Luis Mariñas como redactora del informativo Entre hoy y mañana. Y en Antena 3 también tuvo su oportunidad y trabajó codo con codo con Concha Velasco en el espacio Encantada de la vida. Pero su mayor despliegue como periodista fue en Canal Sur donde maduró como presentadora al ponerse a cargo de sus informativos, sus matinales estrella y una gran parte de sus galas especiales. Tal fue su implicación que llegó a convertirse en la imagen de la cadena.

El destino le tendría una sorpresa muy grata y en 2009 volvería a la que fue su casa, TVE, donde presentó el magacín matinal La mañana de la 1 durante casi ocho años. Su regreso fue tan aplaudido como criticado. Sus intervenciones eran analizadas con lupa y sus errores se convertían en trending topic de inmediato, lo que le trajo un poco de cabeza. Cuando falleció Hermida, en 2015, ella todavía estaba en las mañanas de la 1 y le rindió homenaje con un especial en su programa. Era “el más grande. Le dedico la frase que construimos juntos, salud y suerte”, recordó muy emocionada.

Madre de dos niños fruto de su matrimonio con Carlos Herrera, a sus 54 años Mariló volvió a Canal Sur y desde marzo de este mismo año está al frente de Noticias Dos.

Silvia Jato, la chica Hermida que antes fue Miss
Entre las chicas Hermida, también hay una Miss. Y aunque no ganó Miss España sí se llevó a casa los títulos de Miss Fotogenia y Miss Nacional. Su belleza no pasó desapercibida para Hermida quien la contrató para Antena 3, la que fue su casa profesional durante muchos años. Allí inició una carrera televisiva que se hizo imparable. Comenzó en Antena 3 Internacional y pasó a ser pieza clave en programas nacionales como En Antena, junto a Inés Ballester, Noche de impacto y Lo más, junto a Arturo Valls. Los concursos se le dieron de lo más bien y en 2000 fue la presentadora oficial de Pasapalabra, donde estuvo cinco años.

Para ella Hermida fue su talismán y la persona que le abrió puertas al mágico mundo de la tele. “Siempre me sentiré chica porque fue él quien depositó su confianza en esta loca gallega, dijo Silvia al especial que Antena 3 dedicó al presentador, director y productor, tras fallecer. A partir de ahí no ha parado de hacer cosas en canales tanto privados como autonómicos, pero siempre activa. En 2017 y tras la marcha de Mariló Montero de TVE, Silvia estuvo a cargo del programa ese verano hasta que contrataron definitivamente a María Casado. Su natal Galicia volvió a darle una oportunidad y lo más reciente que ha hecho ha sido el espacio Os nodos sabios en TVG.

Concha Galán, la chica de ojazos claros
Lo bueno de Jesús Hermida es que sabía qué se le daría bien a cada una de sus chicas. En el caso de Concha fue la cocina. No sabemos si es buena en los fogones en la vida real, pero en ese espacio de A mi manera lo hizo divinamente, convirtiéndose en uno de los favoritos de la audiencia. Su paso por este programa le hizo ganarse un merecido lugar en la tele y amistades tan especiales como la de María Teresa Campos. Precisamente junto a ella continuó trabajando delante de las cámaras como colaboradora del matinal Pasa la vida. Cuando este acaba Concha se mantiene muy activa y hasta logra su propio magacín de tarde junto a Ramón García, Tardes de primera.

A partir de ahí hizo un periplo por varios programas y cadenas hasta llegar a Antena 3, donde presentó El cronómetro y el matinal Cada mañana en el que coincide con Jaime Cantizano en 2002. No le ha faltado el trabajo y cuando no ha estado en la televisión la hemos podido escuchar en la radio. Ha hecho de todo sin que se le caigan los anillos. Colaboró en Sin salir de casa, de Movistar y en Te damos la tarde, del Canal 13, donde le tomó el relevo a otra chica Hermida y gran amiga, Nieves Herrero. A sus 56 años sigue estupenda, tal y como nos deja ver en sus redes sociales, y con un blog lleno de curiosidades que lleva su nombre.

María Teresa Campos, la versión femenina de Hermida
Para terminar, concluimos con la guinda del pastel. Teresa es de todas sus chicas la que más ha seguido los pasos y trayectoria de Hermida. Su carrera es tan larga y exitosa que no se puede resumir en unos párrafos. Empezó a hacer tele antes de que el maestro la contratara. La malagueña hizo sus pinitos en radio en su tierra natal con gran éxito para luego peregrinar a Madrid donde le esperaba una carrera envidiable. TVE le abrió las puertas de inmediato y allí trabajó para programas como Estudio directo o La tarde 7, con Pepe Navarro.

Al verla, Hermida lo tuvo claro, esa chica con tanto desparpajo no se le escapaba. Y así aterrizó en Por la mañana donde se convirtió en la protagonista estrella con la sección Apueste por una, un espacio que nació en la radio y que emigró a televisión, en la que se mantuvo 14 años. Allí debatía sobre actualidad con su compañera Patricia Ballestero, generalmente con opiniones opuestas. Esa tertulia apasionada entre dos mujeres de armas tomar nos dio a conocer a la periodista de raza que después reinaría las mañanas en TVE y Telecinco. Qué tiempo tan feliz fue su último programa en televisión pero a sus 79 también ha sabido renovarse y ha protagonizado su propio reality, Las Campos. Ahora es toda una youtuber y desde su canal ha regresado con más fuerza que nunca y haciendo lo que mejor sabe, entrevistar. La tele no le ha vuelto a ofrecer nada interesante, así que ella no se ha quedado de brazos cruzados y ha creado su espacio Enredados. Solo Teresa.

Ese es el punto en común de todas las chicas Hermida, nada les frena y si hay que modernizarse, pues se modernizan. Nacieron en una generación sin móviles ni tanto avance tecnológico pero de ella heredaron lo más importante, la pasión por el trabajo y el periodismo de raza. Gracias a todas y cada una de ellas por construir algunos de nuestros recuerdos más agradables frente al televisor.

Más historias que te puedan interesar: