¿Qué es y para qué sirve el Día de la Mujer?

Instaurado por la ONU en 1975, este día se reivindica el papel de la mujer en la sociedad

Defender y proteger los derechos de las niñas y mujeres de todas las edades, razas y procedencias es el objetivo primordial del 8deMarzo. (Foto: Getty)
Defender y proteger los derechos de las niñas y mujeres de todas las edades, razas y procedencias es el objetivo primordial del 8deMarzo. (Foto: Getty)

Todo empezó en marzo de 1857, cuando en el marco de la revolución industrial varias mujeres salieron a protestar a las calles de Nueva York condenando las míseras condiciones en las que trabajaban en el sector textil.

Mucho tiempo después, el 28 de febrero de 1909, de conformidad con una declaración del Partido Socialista, se celebró en Estados Unidos el primer Día Nacional de la Mujer, que solo tuvo seguimiento en Nueva York y Chicago.

Un año más tarde esta reivindicación llegó a Europa. En 1910, durante la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas (en Copenhague) más de 100 mujeres de 27 nacionalidades distintas se manifestaron para reclamar los derechos de la mujer y ayudar a conseguir el sufragio femenino universal.

Pero si echamos la vista atrás, la lucha comenzó mucho antes. Ya en la antigua Grecia, Lisístrata empezó una huelga sexual contra los hombres para poner fin a la guerra; y en la Revolución Francesa, las parisienses marcharon hacia Versalles para exigir el sufragio femenino pidiendo ‘libertad, igualdad y fraternidad’.

Todavía sorprende que mujeres poderosas como Madonna tengan que alzar la voz contra la discriminación y la violencia machista. (Foto: Getty)
Todavía sorprende que mujeres poderosas como Madonna tengan que alzar la voz contra la discriminación y la violencia machista. (Foto: Getty)

Estos fueron los inicios de la celebración internacional y aunque en su origen se eligió esta fecha para reclamar la igualdad para la mujer trabajadora, en concreto la igualdad salarial con respecto a los hombres, hoy en día las reivindicaciones se han extendido a otros planos como el fin de la discriminación por razón de sexo, la condena a la violencia de género u otros actos machistas denunciados por numerosos colectivos, no solo feministas.

La ONU señala que el objetivo de tener días internacionales es: “sensibilizar, concienciar, llamar la atención, señalar que existe un problema sin resolver, un asunto importante y pendiente en las sociedades para que, a través de esa sensibilización, los gobiernos y los estados actúen y tomen medidas o para que los ciudadanos así lo exijan a sus representantes”.

Cada año, el Día Internacional de la Mujer tiene objetivos diferentes. El tema central del Día Internacional de la Mujer de 2017, que se celebra el 8 de marzo, será “Las mujeres en un mundo laboral en transformación: hacia un planeta 50-50 en 2030”, dado que las nuevas tecnologías y su influencia en el ámbito laboral conllevan implicaciones que afectan directamente a la mujer y a su empoderamiento en el mundo laboral.

Cobrar igual que ellos, que no haya víctimas de la violencia machista, que la conciliación sea real, que no nos cosifiquen, que podamos decidir nosotras qué hacer con nuestro cuerpo… Hay muchas razones para celebrar el Día Internacional de la Mujer. (Foto: Getty)
Cobrar igual que ellos, que no haya víctimas de la violencia machista, que la conciliación sea real, que no nos cosifiquen, que podamos decidir nosotras qué hacer con nuestro cuerpo… Hay muchas razones para celebrar el Día Internacional de la Mujer. (Foto: Getty)

Un día en el que la lucha por la igualdad, la justicia, la paz y el desarrollo se hace más visible que nunca. Y también es un día para regocijarse en los extraordinarios actos de las mujeres y para trabajar juntas, como una fuerza unitaria para avanzar hacia la igualdad de género en todo el mundo.

El mundo laboral está cambiando de un modo que tendrá consecuencias significativas para las mujeres. Por un lado, los avances tecnológicos y la globalización brindan oportunidades sin precedentes a quienes tienen la posibilidad de acceder a ellos. Por otro lado, están en aumento la informalidad laboral, la desigualdad de los ingresos y las crisis humanitarias.

En este contexto, apenas el 50 por ciento de las mujeres en edad de trabajar están representadas en la población activa mundial, frente a un 76 por ciento en el caso de los hombres. Es más, una abrumadora mayoría de las mujeres trabaja en la economía informal, subvencionando el trabajo de cuidados y doméstico, y se concentran en empleos peor remunerados y con menos cualificaciones, con poca o ninguna protección social. Lograr la igualdad de género en el trabajo es indispensable para el desarrollo sostenible.

La celebración de las Naciones Unidas el 8 de marzo exhorta a todos los actores implicados a dar el paso por la igualdad de género, por un planeta 50-50 en 2030, para garantizar que el mundo laboral beneficie a todas las mujeres.

Entre las medidas claves para asegurar el empoderamiento económico de las mujeres en el mundo cambiante del trabajo se encuentran, por un lado, acciones para cerrar la brecha entre los salarios de hombres y mujeres, que se ubica actualmente en el 24 por ciento a nivel global.

Por otro lado, se debe reconocer el trabajo no remunerado que supone el cuidado del hogar y de los miembros de la familia realizado por las mujeres, y redistribuir estas tareas de forma equitativa entre hombres y mujeres.

Igualmente, se deben eliminar las brechas en el liderazgo y toma de decisiones, en el emprendimiento y en el acceso a la protección social. Además, se contemplan políticas económicas sensibles al género que generen empleos, reduzcan la pobreza y promuevan un crecimiento sostenible e inclusivo.

En España, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, a través del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades, ha elegido un cartel que muestra a varias mujeres saltando un acantilado que separa los prejuicios y estereotipos y la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, y muestra el eslogan “Solo hacia adelante”.

Y no olvidemos lo primordial, cosas que damos por hecho pero que muchos países no tienen. Que todas las niñas y los niños tengan acceso a atención y desarrollo en la primera infancia a fin de que estén preparados para la enseñanza primaria, que se terminen todas las formas de discriminación contra las mujeres y las niñas en el mundo, que se eliminen todas las formas de violencia en lo público y lo privado así como la eliminación de practicas nocivas como el matrimonio infantil, precoz y forzado así como la mutilación femenina.

También te puede interesar:

Los maridos estresan 10 veces más que los hijos

Puede que te quedes sin dientes o ciego (y no en sentido figurado) si no sabes esto

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente