Qué es la tuberculosis (resistente) y por qué a los neumólogos les preocupa que vuelva

En España esta enfermedad se mantiene en niveles bajo por el uso extensivo y eficaz de los tratamientos combinados. Sin embargo, el desabastecimiento actual puede provocar la aparición de resistencias. Lo que debes saber

La tos, la pérdida de peso y la fiebre pueden ser un signo de tuberculosis. (Foto: Getty)

Los neumólogos españoles, han constatado en los últimos meses que se está produciendo una falta de abastecimiento de los fármacos utilizados en el tratamiento habitual de la tuberculosiss en el país.

Ante esta situación, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) alerta sobre las consecuencias que tanto para los pacientes y su entorno, como para la salud pública puede tener la falta de estos medicamentos si se prolonga en el tiempo, y reclaman el pronto restablecimiento de la distribución de los mismos así como evitar que se repitan en el futuro situaciones como esta.

Actualmente, el tratamiento estándar o habitual de la tuberculosis recomendado por todas la guías clínicas se basa en la combinación de cuatro medicamentos que se administran durante dos meses y la combinación de dos de ellos durante cuatro meses más.

Deja de tomar las pastillas antes de que acaben los seis meses puede hacer que la enfermedad desarrolleresistencia, y entonces es más difícil de tratar. (Foto: Getty)

“En los últimos meses se está produciendo una falta de abastecimiento de los fármacos utilizados en el tratamiento habitual de la tuberculosis en el país, y la no disponibilidad de la presentación combinada (rifampicina e isoniacida) nos está obligando a administrar los fármacos en preparados diferentes e individuales”, cuentan desde la Separ.

Esta escasez de terapias en combinación contra la tuberculosis conlleva unos altos riesgos, ya que dificulta el seguimiento del tratamiento y facilita la aparición de resistencias.

Por eso, los especialistas urgen a los diferentes gobiernos y compañías farmacéuticas que producen estos medicamentos se esfuercen en aumentar el acceso a los mismos, e insisten en la importancia de administrar los fármacos en combinación, es decir, todos juntos en la misma presentación. 

Por el contrario, desaconsejan el uso de los fármacos por separado, en presentaciones diferentes para evitar la aparición de resistencias, precisando además en este caso la toma de mayor número de pastillas.

Por otro lado, la interrupción prematura del tratamiento y, sobre, todo el dejar de tomar un fármaco y continuar con otro puede hacer derivar la enfermedad en una tuberculosis resistente.

Radiografía de tórax que muestra infiltración alveolar en ambos pulmones debido a infección por microbacterias tuberculosas. (Foto: GETTY/ TOEYTOEY2530)

Radiografía de tórax que muestra infiltración alveolar en ambos pulmones debido a infección por microbacterias tuberculosas. (Foto: GETTY/ TOEYTOEY2530)“En un tratamiento prolongado como en la tuberculosis es fácil que se pueda abandonar la toma de uno de los fármacos o que se tomen desordenadamente y producir resistencia al otro.Si ocurre esto el fármaco se vuelve inefectivo ya de forma permanente”, apunta el Dr. José MarÍa García García, director del Programa de Investigación en Tuberculosis de SEPAR.

La tuberculosis resistente es mucho más difícil de tratar y curar. Para los pacientes significa un tratamiento más largo con medicamentos menos habituales, más caros pero menos efectivos.

La tuberculosis resistente tiene además el riesgo de que se pueda transmitir a otras personas provocando por lo tanto que la tuberculosis sea una enfermedad mucho más difícil y costosa de curar.

Cabe señalar también, que en España la aparición de tuberculosis resistente ha sido hasta ahora muy baja, el número de casos es de apenas un 1 por ciento, debido a que se han utilizado siempre fármacos combinados con la que la situación actual estaría en riesgo de facilitar el desarrollo de resistencias.

“Por todo ello, creemos importante el solucionar el problema actual de desabastecimiento de fármacos antituberculosos en combinación y sobre todo prevenir el que se vuelvan a repetir circunstancias como las actuales en el futuro”, concluye el Dr. García García.

Una prueba de orina puede diagnosticarla rápidamente. (Foto: Getty/Andrew Aitchison)

Datos que debes conocer

  • Conocida como la ‘enfermedad de los pobres’, la tuberculosis (TB) ha causado más muertes en el mundo que el sida. En el mundo, se estima que cada día mueren 4.500 personas por esta enfermedad y que en torno a 30.000 la contraen a diario.
  • Según datos de la OMS, desde el año 2000 se ha avanzado notablemente en la lucha contra esta infección curable y prevenible.
  • La mortalidad por TB en el mundo ha caído un 54 por ciento y se han salvado 54 millones de vidas. No obstante, las cifras epidemiológicas de la TB demuestran que aún se debe realizar un importante esfuerzo en la detección de casos para evitar nuevos contagios.
  • La tuberculosis es una enfermedad respiratoria causada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis.
  • Afecta principalmente a los pulmones pero en ocasiones puede atacar también otras partes del cuerpo.
  • Es una enfermedad contagiosa que se transmite por las vías aéreas de persona a persona a través de las secreciones respiratorias: tos, estornudos o esputos.
  • Las personas que presentan mayor riesgo de padecer la enfermedad son los niños, personas de tercera edad, enfermos crónicos y los inmunodeprimidos por cualquier causa, especialmente los infectados por el VIH.

¿Qué síntomas tiene?

  • Tos y expectoración de más de 15 días.
  • Pérdida de peso.
  • Pérdida de apetito.
  • Fiebre y sudoración nocturna.
  • Cambio de voz y ronquera.
  • Cansancio y debilidad.
  • Resfríos reiterados y prolongados.

Las cifras en España

Los datos más recientes en España son los casos notificados en el año epidemiológico 2016, que abarca el periodo que va desde el 4 de enero de 2016 al 1 de enero de 2017. Según estos datos, en España se registraron 4.934 casos en total en el 2016. La tasa de incidencia de TB fue de 10,46 casos por 100.000 habitantes, de acuerdo con los datos recogidos por el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III.

Cataluña (con 951 casos; 12,83 por 100.000 habitantes), Madrid y Andalucía fueron comunidades que más casos notificaron, pero Galicia, Ceuta y Melilla tienen las altas de incidencia más altas.

No obstante, los casos de tuberculosis (TB) descienden cuando se aplican buenas prácticas como las recogidas en el Plan de Acción de la Tuberculosis por la Región Europea de la OMS 2016-2020. Y el mejor ejemplo de ello es el de Avilés (Asturias) que demostró el impacto de las buenas prácticas (que incluye acciones como vacunación, tratamiento previo, prueba cutánea, radiografía de tórax, diagnóstico de infección de TB (con TST y QuantiFERON); creación de un sitio web accesible a través de un nombre de usuario y contraseña para presentar datos y decisiones terapéuticas; celebración de conferencias semanales, etc) que el número de casos de tuberculosis disminuyó de los 84 casos en el año 2000 a los 14 casos en 2017.

¿Conocías la enfermedad? ¿Te preocupa la posibilidad de que la TB se vuelva resistente?

También puede interesarte:

El verdadero motivo por el que pillas todos los virus

La enfermedad (mortal) que te pueden contagiar al toser, estornudar o escupir

A esta edad (crítica) empieza el hábito que más problemas de salud causa

Las enfermedades olvidadas que han reaparecido en España