¿Qué fue de Daryl Hannah, la belleza sobrenatural de los 80s?

Tras encarnar a la replicante Pris en Blade Runner y a la sirena Madison en Splash, Daryl Hannah se convirtió en la “it girl” por excelencia de los años 80. Y es que esta imponente rubia de 1,78 m, oriunda de Illinois, irradiaba un magnetismo irresistible cada vez que aparecía en pantalla, ganándose toda una legión de fans y augurando una filmografía de lo más prometedora.

Pero tras dar tumbos por productos cada vez más pobres a lo largo de los años 90, la carrera de Hannah saltó al nuevo milenio enredada en la serie B y al borde del olvido más absoluto. Fue entonces, en su momento más bajo, cuando el siempre despierto Quentin Tarantino decidió ficharla para interpretar a la más icónica villana de Kill Bill, Elle Driver. Un papel que debería haberle facilitado ese “comeback” triunfal de Hannah que tantos deseábamos. Pero, ¿fue así?

Música: “True Art Real Affection Part 2” de Noir Et Blanc Vie

Más historias que te pueden interesar:
¿Qué fue de Debra Winger, la veinteañera que nos enamoró en Oficial y caballero?
¿Qué fue de Jennifer Connelly, la superestrella que pudo ser?
¿Qué fue de Shelley Duvall, la protagonista de El resplandor?