¿Cómo puedo evitar tirar tanta comida?

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) lanzó la pasada semana una llamada a todos los países para que introduzcan algunos cambios en los hábitos de alimentación. En concreto, recomendó reducir el consumo de carne, puesto que, a la larga, puede contribuir a una mayor desertificación del planeta. La ONU sugirió que se consuman más cereales y legumbres, así como frutas y verduras. Otra de sus peticiones es que se establezcan políticas para frenar tanto desperdicio. Y es que en Europa se tira a la basura cerca de 90 millones de toneladas de alimentos al año. En España, despilfarramos más de medio kilo a la semana por persona, según la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN). ¿Qué hacer para no derrochar tanto alimento? La nutricionista y colaboradora de ¡HOLA!, Marta Lorenzo, nos da algunas claves para aprovechar mejor la compra, planificarnos para llevar una dieta equilibrada y, por supuesto, no tirar tanta comida.

- Relacionado: Por qué comer menos carne ayuda a cuidar el medio ambiente

Para no tirar comida, organízate

Cuando te da igual qué comer, ir a comprar y cocinar es sencillo, puesto que te vale cualquier cosa. Sin embargo, si quieres cuidar tu salud, llevar una dieta equilibrada, variada y, además, no tirar comida, el tema se complica, puesto que los alimentos más sanos suelen ser, también, los más perecederos. Por tanto, para comer bien sin desperdiciar nada debemos comprar lo que necesitamos. Para ello, es esencial mantener una buena organización. 

Estas son algunas de las recomendaciones:

  • Elabora un plan semanal de comidas: seguramente, este sea el punto clave para conseguir nuestro objetivo. Si lo seguimos, lograremos llevar una dieta variada, ya que nos hemos organizado con tiempo y hemos podido comprar lo que necesitamos para esa semana.
  • Llevar el listado de alimentos necesarios para nuestro menú semanal: que no se te olvide hacer un listado de lo que necesitamos, así compraremos justo lo que vamos a comer.
  • No compres de más: lo ideal, es no comprar nada que no aparezca en nuestro plan, puesto que  está claro que va a sobrar y, por lo tanto, se va acabar tirando o, por el contrario, va a provocar que comamos de más, por lo que nos puede llevar a ganar peso.
  • Controla las cantidades: a la hora de comprar, intenta tener claro cuanta cantidad de cada uno de los alimentos soléis comer. Por ejemplo, si habitualmente comes 150g de pescado pide esa cantidad, no más.
  • Decide cuál es la mejor hora para ir a la compra: no vayas a comprar con hambre, ya que está comprobado que nos hace comprar de más. Tampoco vayas al supermercado con un pico de estrés o habiendo discutido con alguien, porque ello también te puede hacer que pagues el malestar con productos más calóricos.
  • Haz cinco comidas: para evitar quedarte con hambre y cocinar más de lo normal, es recomendable que hagas las cinco comidas al día, y de esta forma, mantendrás los niveles normales de azúcar en sangre.
  • Aprovecha las sobras: en caso de no haber podido controlar las cantidades, intenta tener recursos y algún conocimiento de posibles recetas para que, si sobra alguna comida, poder combinarla con otros alimentos y así variar algo más la alimentación.

- Relacionado: Cómo almacenar los alimentos para no tirar comida

Apps para aprovechar las sobras 

Por último, te hablamos de algunas iniciativas que contribuyen a evitar el desperdicio de alimentos. Es el caso de 'We save eat', una comunidad virtual que pone en contacto a comercios y consumidores para evitar el despilfarro de comida. La aplicación para dispositivos móviles persigue dar salida a los excedentes de comida a un precio reducido para que no acaben en el cubo de la basura. En la misma línea tenemos 'Too good to go' que, como declara la misma aplicación, declara la guerra al mal hábito de tirar los alimentos. Esta herramienta cuenta, además, con un 'pack sorpresa', que contiene diversos alimentos según el excedentes. Como señalan los creadores de ambas, el objetivo es lograr, con pequeños gestos, no tirar comida, lo que contribuye a un ahorro económico, respeto al medio ambiente y por los que menos recursos tienen.