Así puedes buscar motivación con un 'fitness coach'

¿Cuántas veces has abandonado tu rutina de ejercicios en lo que va del año? Basta con que lo recuerdes una vez, muy pocas cosas funcionan sin rutina diaria. Los cambios de hábitos se instalan definitivamente con la perseverancia. Ser consciente de lo que te costó lograrlos es parte del proceso de internacionalización de un cambio.

Seguro has oído hablar del reto de los 21 días, tal vez, hasta lo hayas utilizado. Muchas veces funciona, pero lo que está revolucionando el fitness actual es el tener un coach para entrenar, también se los conoce como fitness coach o wellness coach. Son personas que elaboran un plan de ejercicios acorde a tu necesidad y pretenden que los límites y los objetivos sean fijados solo por ti.

A diferencia de personal trainner, los fitness coach personalizan el trabajo con técnicas que provienen de la psicología. Buscan conocerte desde distintos aspectos de tu vida diaria. Saber tus horarios de trabajo, qué clase de alimentación realizas, cuáles son tus obligaciones personales, tus temores y tus mecanismos de defensa. Estar al tanto de si fumas, si bebes o si tienes intolerancia a ciertos alimentos para ellos es tan importante como conocer la cantidad de horas que duermes y cómo lo haces. 

VER GALERÍA

Así puedes buscar motivación con un fitness coach

Un fitness coach no se preocupa solo de tu parte física y los logros que vayas obteniendo,  también se encarga de tu bienestar emocional y psíquico. Parten de la base de un análisis completo, individualizado, para establecer, siempre en conjunto, hacia dónde ir y qué buscar. 

Leer más: ¿Sabes a qué lesiones te expones a la hora de entrenar en el gimnasio?

Cuando la motivación individual es tu mejor aliada

Trazarnos objetivos y ser conscientes de ellos es fundamental para que prosperemos en ello. Existen muchos grupos de reuniones para dejar de fumar, de beber o compartir con otras personas tus experiencias de vida. El fitness coach va un poco más allá. Sirve como contención, igual que los grupos, pero conocé de manera particular tu situación. En este caso no encontrarás la fuerza en la respuesta del grupo sino que te ayudará a buscar las respuestas por ti solo. 

Los beneficios de una buena comunicación

No entrenas igual que ayer, tus metas cambian, a veces, demasiado de prisa. Los fitness coach hacen del contacto personal una de las herramientas más valoradas por los usuarios. Están allí, entrenan contigo sin moverse, incluso sin estar presentes, capacitados para escucharte, en lo que les cuentes está la respuesta. A  diferencia de un psicólogo, los plazos para obtener resultados son menores. Probablemente porque también te ayude a poner objetivos cercanos, cortos en el tiempo. La clave: si no vemos resultados pronto tenemos tendencia a abandonar la actividad. Salvo en terapias o situaciones en las que sabemos con certeza que el objetivo se consigue con tiempo.

Con todas estas ventajas y atributos, un fitness coach parece un ser omnipresente que puede estar en cualquier sitio a todas horas. Algo de eso tiene. El método de estos profesionales consiste en ser tan precisos que recuerdes sus palabras y consejos en todo momento. Existen muchos gimnasios que cuentan con este servicio especializado y otros ya están comenzando a aplicarlo.  

Si has buscado un fitnees coach por tu cuenta y prefieres un trato mucho más personalizado puedes pedirle que entrene contigo en el centro deportivo o en el parque. Probablemente lo necesites las primeras sesiones y luego te animes a continuar sola, con reuniones esporádicas para supervisar tu evolución. Muchos profesionales incluyen técnicas de programación neurolingüística. Su prioridad no será el control del ejercicio sino la comunicación y la confianza con el cliente. Cuando avances en la relación él será capaz de alertarte sobre ciertos comportamientos perjudiciales incluso antes de que comiences  a hacerlo.

Leer más: ¿Sin tiempo para gimnasios? Aprovecha las tareas domésticas para hacer ejercicio

¿Cómo trabaja un fitness coach?

El plan de trabajo lo elaboraréis en conjunto. Su método consiste en motivarte de tal manera que puedas recurrir a esas técnicas cada vez que la necesites. Con frecuencia tenemos pensamientos limitantes y percepciones incorrectas. Un fitness coach te enseña a detectar esos razonamientos como algo negativo y a generar una respuesta para ellos inteligente y empoderada. Es decir, cuando tu mente se dirija a ese terreno, sabrás cómo sacarla de esa zona pantanosa. 

Un fitness coach trabaja basándose en el equilibro entre el cuerpo y la mente, uno no puede estar bien, sino lo está el otro pilar. Muchas veces esos pensamientos limitantes reducen nuestra capacidad de logro, es algo más frecuente de lo que piensas. No hacer algo por miedo a repetir viejos patrones o por una experiencia negativa. Para los expertos en esta materia, la valoración que tu seas capaz de hacer de los riesgos y las posibilidades es una de las técnicas de trabajo. 

Leer más: Estos ejercicios no pueden faltar en tu rutina si ya has cumplido los 30