¿Puede un simple apretón de manos predecir un infarto?

Podría ser un método importante para detectar el riesgo elevado de enfermedad cardiovascular y, así, prevenir episodios potencialmente fatales como infartos agudos de miocardio

La fuerza de presión podría ser una prueba fácil y barata para evaluar el riesgo de muerte de un individuo y de sufrir una enfermedad cardiovascular, según una reciente investigación. (Foto: Getty)

Prevenir un infarto, un ictus o cualquier otra accidente cardiovascular (la primera causa de muerte de los españoles) no es sencillo. Muchos síntomas no se ven o aparecen demasiado tarde. Por eso, los especialistas insisten en la necesidad de cuidarse manteniendo a raya el sedentarismo y los niveles de colesterol además de vigilar nuestro peso, la presión arterial y el azúcar, y evitar el tabaco.

Sin embargo, ahora van a contar con una prueba sencilla y rápida para valorar nuestra salud cardiovascular. Independientemente del sexo, la edad, el nivel de actividad física y otros factores de riesgo cardiovascular, parece que los médicos podrían detectar si padecemos algún problema de corazón al darnos la mano.

El estudio encontró que a medida que el agarre era débil, el riesgo de muerte por “cualquier causa” aumentaba. (Foto: Getty)

Es la conclusión principal de un trabajo realizado por la Universidad McMaster, en Canadá, que confirma la relación entre la fuerza de la mano y la salud del corazón.

“Nuestro trabajo muestra que la fuerza de prensión manual se asocia con una mejor función del corazón y con una estructura coronaria más sana”, asegura Steffen Petersen, co-director de esta investigación.

Hasta ahora los médicos evaluaban nuestra fuerza muscular mediante un ‘amigable’ apretón de manos. A raíz de este hallazgo, su utilidad podría ir mucho más allá. Como han mostrado distintos estudios, esta fuerza de prensión también se asocia con el riesgo de sufrir un episodio cardiovascular, e incluso de morir por un infarto de miocardio.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), mueren más mujeres que hombres de enfermedades cardiovasculares. En concreto, 9.000 más. (Foto: Getty)

Para demostrarlo, los autores recurrieron a las pruebas de imagen por resonancia magnética con el objetivo de analizar la estructura y funcionalidad de los corazones de 5.065 mujeres y hombres a los que habían medido su fuerza de prensión manual. Y de acuerdo con los resultados, los participantes con mayor fuerza solían tener corazones que bombeaban más sangre en cada latido.

¿Te parece un indicador fiable del estado del corazón y, por tanto, del riesgo cardiovascular?

También te puede interesar:

Una buena razón para sujetar (¡y apretar!) la mano de tu pareja

Plan de choque para evitar un ictus, un infarto y la pérdida de memoria

¿Cómo se vive después de un ictus?