¿Puede la quimioterapia causar problemas cardíacos?

Un estudio llevado a acabo por investigadores españoles concluye que un factor genético predispone a problemas cardíacos por la quimioterapia

El corazón es el blanco de la mayor parte de quimioterapias que existen, debido a que si bien, curan el cáncer, su efecto sobre el corazón puede ser mortal. (Foto: Getty)

Desde hace tiempo se sabe que algunos de tratamientos contra el cáncer pueden afectar al corazón provocando hipertensión, eventos trombóticos e insuficiencia cardíaca. Y estos daños se pueden manifestar después de varios años de haber completado el tratamiento.

Ahora un equipo de cardiólogos y oncólogos del Hospital Universitario Puerta de Hierro-Majadahonda, en colaboración con la Universidad de Harvard (Estados Unidos), el Imperial College de Londres (Reino Unido) y otros 4 hospitales españoles, acaba de descubrir la existencia de un factor genético que predispone a padecer miocardiopatía dilatada causada por el tratamiento de quimioterapia.

Un hallazgo que podría  abrir “nuevas oportunidades” para los pacientes con cáncer, ya que mediante la determinación del factor genético se podría identificar de forma precoz a los pacientes con más riesgo de desarrollar problemas cardíacos antes de recibir la quimioterapia. Y por tanto, se podrían tomar medidas preventivas como administrar medicaciones que sean protectoras para el corazón.

Si bien los nuevos tratamientos contra el cáncer han mejorado la supervivencia de muchos pacientes, suelen causar efectos secundarios

“Creemos que la identificación de pacientes de cáncer con alto riesgo de Cardiomiopatía inducida por el tratamiento del cáncer (CCM por la sigla en inglés), basada en pruebas genéticas permitirá a los proveedores de atención de salud adaptar su régimen de monitorización y tratamiento cardiovascular y oncológico, lo que en última instancia mejorará el pronóstico cardiovascular y oncológico de los pacientes”, explica Yuri Kim, becario de cardiología de Harvard, de acuerdo con Genomeweb.

En su trabajo, publicado en la revista Circulation, los investigadores analizaron las características genéticas de 172 adultos y 41 niños con cáncer que habían desarrollado problemas cardíacos a consecuencia de la quimioterapia, y las compararon con las de 445 personas sanas y de otros 2.053 pacientes con cáncer en los que no se sabía que tuvieran cardiopatía.

Así, descubrieron que aproximadamente el 10 por ciento de los pacientes que desarrollaron problemas cardíacos tenían una alteración genética que les hacía susceptibles a las complicaciones, mientras que ese factor solo estaba presente en el 1 por ciento de los integrantes de los otros grupos.

“La comunidad médica está cada vez más sensibilizada con estos problemas de los fármacos antitumorales, y cuando se administran se realiza un seguimiento estrecho de los pacientes con cáncer para identificar a aquellos que desarrollan problemas cardíacos”, explicó el Dr. Pablo García-Pavía, cardiólogo del Hospital Puerta de Hierro-Majadahonda y responsable principal del trabajo.

En su investigación, también analizaron un grupo de ratones transgénicos portadores de la alteración genética y a los que administraron quimioterapia. A estos ratones, y a otros que no tenían el defecto genético, se les administró quimioterapia. De esta forma, comprobaron que solo los que tenían el defecto genético desarrollaban el daño cardíaco a consecuencia de la medicación.

Un 80 por ciento de los pacientes de cáncer necesitan de una evaluación cardiovascular previa al inicio y durante los tratamientos, para saber si sus órganos funcionan correctamente. (Foto: Getty)

“Hasta el 30 por ciento de los pacientes con cáncer de mama o leucemia sufren problemas cardíacos derivados de los fármacos antitumorales recibidos”; y hasta el momento, se identificaba a estos pacientes con “la realización periódica de ecografías cardíacas y analíticas mientras el paciente se somete al tratamiento con quimioterapia”, detalló el especialista.

La Clínica Mayo ya advirtió hace años sobre algunos de los posibles efectos secundarios de la quimioterapia:

  • Debilitamiento del músculo cardíaco (miocardiopatía)
  • Problemas del ritmo cardíaco (arritmia)
  • Ataque cardíaco
  • Accidente cerebrovascular
  • Presión arterial alta
  • Coágulos sanguíneos

Aunque estos riesgos se asocian solo a algunos fármacos, y afectan especialmente a personas que ya tienen problemas cardíacos.  Entre los síntomas que indicarían la existencia de problemas cardíacos destacan: tener dificultad para respirar, sufrir vahídos o mareos, sentir molestias o dolor en el pecho, fatiga, y tener manos y/o pies hinchados.

“La estrategia actual para identificar a los pacientes con problemas cardiológicos se basa principalmente en la realización periódica de ecografías cardiacas y analíticas mientras el paciente se somete al tratamiento con quimioterapia”, explica el Dr. Garcia-Pavía.

Por otro lado, la Fundación Española del Corazón señala el tratamiento oncológico multiplica por tres el riesgo de complicaciones cardiovasculares; y que la antraciclina, clave en el tratamiento de tumores y el fármaco con mayores efectos secundarios para el sistema cardiovascular, produce un daño directo sobre las células del miocardio causando disfunción ventricular y multiplicando por diez el riesgo de desarrollar una insuficiencia cardíaca.

Para evitar la ‘cardio-toxicidad’ inducida por la quimioterapia hay que estar seguros de que el corazón está bien. Por eso es preciso realizar una evaluación clínica y una ecocardiografía antes, durante y después del tratamiento. (Foto: Getty)

Otros fármacos con “toxicidad cardíaca” serían: cisplatino,  doxorrubicina y  trastuzumab, que se asocian a un mayor riesgo de desarrollar hipertensión arterial y enfermedad coronaria, cardiomiopatía e  insuficiencia cardíaca reversible, respectivamente, después de algunos años.

De ahí que los resultados de este estudio sean tan importantes, ya que permitiría la detección precoz de los pacientes con más riesgo de desarrollar problemas cardíacos, antes de recibir la quimioterapia.

Cuando se identifica un paciente con daño cardíaco es necesario suspender o modificar la quimioterapia y se administran fármacos que ayudan al corazón a recuperarse. Todo esto altera las
posibilidades de curación del cáncer y genera otros problemas.

“Esto podría lograrse mediante la administración preventiva a estos pacientes de medicaciones que sean protectoras para el corazón y que en la actualidad se emplean habitualmente sólo cuando los pacientes ya han desarrollado los problemas”, concluye otra de las autoras, Dra. Alejandra Restrepo-Córdoba.

¿Conocías el peligro asociado a la quimioterapia? ¿Crees que los beneficios superan a los efectos secundarios?

También puede interesarte:

¿Pueden provocar daños las mamografías?

La dieta que puede reducir el riesgo de cáncer

Diagnóstico cáncer de mama: ¿Y ahora qué hago?

Los factores ambientales detrás del cáncer de mama