¿Puede la dieta Keto causar erupciones y acné?

Aunque se desconoce la causa exacta del llamado sarpullido ‘keto’, se puede asociar con la cetosis, el estado durante el cual el cuerpo quema grasa como combustible en lugar de carbohidratos, que da nombre a la dieta ‘keto’

Un nuevo estudio sugiere que la dieta 'keto', baja en carbohidratos y alta en grasas como pescado, nueces, huevos carne y aguacate, puede empeorar los problemas de piel y tener efectos secundarios nada agradables. (Foto: Getty)

No todas las grasas son iguales ni afectan igual a nuestra piel. Esto es lo que sugiere un nuevo estudio, que asocia los problemas de la piel a las dietas ‘keto’ más altas en grasas.

La dieta cetogénica o keto se ha convertido en una de las formas más populares de perder peso debido a su promesa de tratar una serie de enfermedades como la diabetes tipo 2 y el deterioro cognitivo. Incluso, algunos especialistas sugieren este tipo de dieta para las personas con epilepsia; ya que reduce la frecuencia de los ataques.

Muchas celebrities como Halle Berry, Kourtney Kardashian y Vanessa Hudgens han contribuido a poner de moda la dieta ‘keto’, a pesar de sus efectos secundarios, mostrando en sus perfiles sociales los resultados. Este tipo de alimentación promueve la pérdida de peso al inducir al organismo a entrar en cetosis, un estado metabólico que, debido a la falta de glucosa o insulina, quema las grasas como fuente de energía.

Sin embargo, una investigación, llevado a cabo en la Paracelsus Medical University de Salzburgo, Austria, concluyó que este tipo de alimentación puede causar psoriasis y agravar los problemas de la piel llegando a favorecer la aparición de una enfermedad inflamatoria llamada ‘prurigo pigmentosa’. De hecho, especialistas en dermatología respaldan esta teoría.

Conocido por algunos como la "erupción cetogénica", se caracteriza por protuberancias rojas, con picazón y granos que a menudo se presentan en la espalda, el pecho o el cuello. (Foto: Getty)

Los autores señalaron que la razón de su investigación es que querían entender los efectos a largo plazo de las diversas dietas keto para saber cuáles son las que más daño provocan y bajo qué condiciones afectan a la salud de la piel.

Para demostrarlo, los científicos alimentaron a diferentes grupos de ratones que padecían psoriasis e inflamación de la piel con dietas cetogénicas. En algunos de esos regímenes, incluyeron un alto contenido de triglicéridos de cadena mediana (MCT) que se derivan del coco.

Los investigadores encontraron que algunas dietas cetogénicas impactaban de manera diferente en las lesiones e inflamaciones producidas en la piel debido a la psoriasis.

En términos generales, la dieta ‘Keto’ consiste en reducir el consumo de carbohidratos a entre 15 y 30 gramos diarios, apostando por el consumo de carnes, pescados, mariscos, aceites, frutos secos, mantequilla, verduras bajas en hidratos de carbono, lácteos altos en grasas y fruta baja en azúcares.

Es decir, una típica dieta ‘keto’ tendría este aspecto:

  • 70 por ciento de grasa.

  • 25 por ciento de proteína.

  • 5 por ciento de carbohidratos.

En concreto, según señala la investigación, aquellas ricas en triglicéridos de cadena media (MCT) como el coco, especialmente en combinación con ácidos grasos omega-3 del aceite de pescado y fuentes vegetales como nueces y semillas, exacerbaron la psoriasis.

Es decir que según los resultados, publicados en Journal of investigative dermatology, la dieta ‘keto’ empeoraba la inflamación en la piel de los ratones.

Así lo ha explicado Roland Lang, co-autor del estudio a Medical News Today: “la dieta cetogénica basada en triglicéridos de cadena mediana induce a la expresión de proteínas de señalización celular (citoquinas) que causan inflamación; asimismo, lideran la acumulación de neutrófilos, que son células blancas involucradas en la respuesta inmune”.

Este estudio conduce a una comprensión más amplia de los posibles efectos de las dietas cetogénicas con un contenido de grasa muy alto en la inflamación de la piel y, según Barbara Kofler, coautora del estudio, subraya “la importancia de la composición de los ácidos grasos en la dieta".

“Encontramos que una dieta cetogénica bien equilibrada, limitada principalmente a los triglicéridos de cadena larga (LCT) como el aceite de oliva, el aceite de soya, el pescado, nueces, aguacate y carnes, no exacerban la inflamación de la piel. Sin embargo, las dietas cetogénicas que contienen altas cantidades de MCT, especialmente en combinación con ácidos grasos omega-3, deben usarse con precaución ya que pueden agravar las condiciones inflamatorias preexistentes de la piel ", aclara Kofler.

En las dietas 'keto' están permitidas la carne, los lácteos, los huevos, las verduras bajas en carbohidratos y las grasas buenas como el aguacate y el aceite de coco. Los carbohidratos, incluyendo la mayoría de las frutas y granos integrales, no. (Foto: Getty)

Por otro lado, de acuerdo con la misma revisión de la literatura, la dieta cetogénica no necesariamente causa el sarpullido, “solo se ha relacionado con personas que se encuentran en un estado de cetosis, lo que puede causar cambios en el intestino”, explica Joshua Zeichner, médico y director de investigación cosmética y clínica en el Hospital Mount Sinai. "Es una alteración del microbioma intestinal lo que causa la inflamación en todo el cuerpo y provoca una respuesta inmune en la piel y el desarrollo de esta erupción", añade.

Sin embargo, los autores señalan que algunas personas también tienen más probabilidades de desarrollar una erupción cutánea que otras: en realidad se observa con más frecuencia en mujeres asiáticas entre los 20 y los 30 años.

Por tanto, a pesar de este descubrimiento, los científicos señalan que las personas que siguen una dieta keto no deberían preocuparse en exceso, pues en el estudio utilizaron un porcentaje muy alto de grasa (77 por ciento).

¿Conocías este efecto secundario de la dieta ‘keto’? ¿A ti te pasa?

También puede interesarte:

7 productos que debes evitar (en tu dieta) para lucir una piel sana

Así es la dieta más buscada (Sí, la 'keto')

Más grasa y menos carbohidratos (El furor por la dieta Keto)