Poca broma con la psoriasis, la enfermedad de la piel que padecen Kim Kardashian o Britney Spears

tratamientos psoriasis
Psoriasis: los tratamientos que la hacen mejorar Gerhard Joren

Cuidadito con la psoriasis. Lo de menos es que esta enfermedad sistémica deje costras, placas rojas, descamación y lesiones llamativas, que normalmente la gente que la padece trata de ocultar llevando manga larga incluso en plena ola de calor en agosto. Afortunadamente, cada vez más famosos, como Manu Tenorio, Kim Kardashian o Britney Spears se han atrevido a enseñar sus lesiones y visibilizar la psoriasis con el objetivo de abolir el estigma que muchas veces acompaña a esta enfermedad.

La psoriasis afecta aproximadamente al 2% de la población. En España, se estima que más de un millón de personas la tiene, y quién sabe si te puede tocar a ti algún día. Porque la psoriasis es una enfermedad inflamatoria, autoinmune y que tiene una predisposición genética, pero no solo. “Puede presentarse a lo largo de toda la vida, aunque hay dos picos en los que es más frecuente que aparezca: entre los 20 y los 30 años y a partir de los 50. Una vez que se manifiesta, lo que hay que tener claro es que será crónica y que la duración e intensidad de los brotes dependerá de múltiples factores”, explica Isabel Belinchón, especialista en Dermatología del Hospital General Universitario Doctor Balmis de Alicante.

El doctor Pablo de la Cueva, presidente de la sección centro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) y miembro del Grupo Español de Psoriasis, añade: “No se nace con psoriasis, puede aparecer en cualquier momento, de niño –aunque es más infrecuente en la infancia– o de mayor. En la mayoría de los casos hay una predisposición genética, pero también influyen determinados factores ambientales, como infecciones, fármacos, estrés, etc., que puede desencadenar la psoriasis”.

Lo peor de esta enfermedad, además de sus lesiones cutáneas, son las comorbilidades a las que va a asociada. De hecho, “un estudio de 2007 señalaba que los hombres con psoriasis morían 4,4 años antes comparados con los que no presentan este problema dermatológico. Sin embargo, las cifras hay que tomarlas con cautela porque en los últimos años tanto los dermatólogos como los propios pacientes tienen en mente el establecimiento de ciertos hábitos orientados a mejorar su salud en general”, señala el dermatólogo Jorge A. Suárez Pérez.

“Hay mayor riesgo de síndrome metabólico, aumenta la probabilidad de sufrir más episodios cardiovasculares, tendencia a la diabetes, obesidad, etc. Por eso es importante que los pacientes con psoriasis lleven una dieta mediterránea, eviten el tabaco y, sobre todo, el alcohol para minimizar el riesgo de hígado graso. Es fundamental seguir una vida sana, acompañada de deporte”, puntualiza la doctora Isabel Belinchón.

Y no solo eso: “Sabemos que en los pacientes con psoriasis grave existe un ligero incremento de desarrollar cáncer cutáneo no melanoma y linfoma cutáneo. No está claro si es por la inflamación que conlleva la enfermedad o como efecto de algunos tratamientos. Sin embargo, el mensaje positivo es que ese riesgo es muy bajo, lo conocemos y los dermatólogos estamos alerta a la hora de detectar cualquier signo sospechoso”, apunta el dermatólogo Antonio Sahuquillo Torralba.

Alerta, problemas sexuales

Si padeces psoriasis y eso está afectando a tu vida íntima, no tengas miedo a contarlo, especialmente al especialista. El doctor Alejandro Molina Leyva, dermatólogo del Hospital Virgen de las Nieves (Granada), pone el foco en la reticencia a revelar este hecho: “Los pacientes no suelen comentar en la consulta del dermatólogo si tienen afectación genital por su psoriasis o si tienen algún problema en la función sexual, porque es una conversación que genera incomodidad”.

Sin embargo, los datos disponibles indican que existe afectación de algún componente del funcionamiento sexual en el 20-71% de los pacientes. Los principales factores de riesgo de disfunción sexual en personas con psoriasis son padecer ansiedad o depresión, sufrir artritis psoriásica, psoriasis genital, tener una psoriasis grave o una mayor edad. “La buena noticia es que cada vez hay más estudios, especialmente en el campo de los fármacos biológicos, que muestran que la mejora de la psoriasis va acompañada de una mejora en el funcionamiento sexual”, añade Molina Leyva.

Una enfermedad crónica

A día de hoy la psoriasis todavía no tiene curación, pero, como señala la doctora Belinchón, los tratamientos actuales pueden controlar los brotes de manera óptima, que, en todo caso, dependerá de la clase se psoriasis que se padezca. El dermatólogo Pablo de la Cueva señala las tipologías más frecuentes:

  1. Vulgar. “Se caracteriza por placas rojizas descamativas y gruesas que aparecen en una zona o en todo el cuerpo. Es la más frecuente y suele aparecer en rodillas, codos y zona del sacro”.

  2. Gutata. “Son lesiones más pequeñas, rojas, en forma de gota que suelen aparecen en la infancia o en personas jóvenes. Esta erupción surge de la noche a la mañana y muchas veces después de una infección estreptocócica”.

  3. En pliegues. “Son placas rojas brillantes, menos descamativas y salen en axilas, ingles, ombligo y en la zona genital”.

  4. Palmoplantar. “Aparece en las palmas de manos y las plantas de los pies, zonas más gruesas, donde la psoriasis se revela con fisuras y a veces forma también heridas. Duele mucho y afecta considerablemente a la calidad de la vida”.

  5. Pustulosa: “Afecta a zonas más pequeñas, llenas de pus, que pueden estar localizadas en la zona de las manos o en los pies o generalizadas por todo el cuerpo. Es una de las psoriasis más infrecuentes”.

  6. Eritrodérmica. “Esta variedad de psoriasis es poco habitual y grve. Suele afectar a más del 90% del cuerpo”.

Cómo tratar la psoriasis

La tipología de la psoriasis y el estadio en el que se encuentre condicionan el tratamiento. La doctora Belinchón lo explica así: “En los casos más leves el tratamiento suelen ser corticoides tópicos y otros combinados con un derivado de la vitamina D, el calcipotriol. Cuando la psoriasis es muy extensa o tiene una alta afectación de vida, solemos abordar tratamientos de fototerapia con luz ultravioleta de banda estrecha o tratamientos sistémicos orales. En los casos más graves contamos con fármacos biológicos, que son subcutáneos y alguno intravenoso, que alteran el sistema inmunitario para interrumpir el ciclo de la enfermedad y mejorar los síntomas de la enfermedad en unas semanas”, añade.

Justamente, coinciden los expertos en señalar los fármacos biológicos como lo más novedoso desde el punto de vista terapéutico para los casos moderados a graves, tal y como confirma el doctor Pablo de la Cueva. “Han sido una revolución, llevamos unos 15 años con ellos, pero siguen descubriéndose nuevas moléculas continuamente, que alcanzan mayores tasas de eficacia, de eliminación de las lesiones, etc. En los tratamientos más leves también hay novedades en la galénica, para que actúen de manera más rápida, sean más cómodos de aplicar y resulten cada vez más específicos para cada zona. Ahora mismo, además, hay ensayos clínicos con otros medicamentos que pueden brindarnos excelentes resultados en un futuro no muy lejano”, concluye.

VÍDEO: Así es la lucha contra el cáncer de mama, el más común en el mundo