PSOE y Podemos exhiben sus diferencias sobre las privatizaciones sanitarias

·2 min de lectura

Madrid, 23 jun (EFE).- Unidas Podemos ha defendido este jueves una proposición no de ley para acabar con las privatizaciones sanitarias cuyo contenido difiere de la norma aprobada por el Gobierno que es, según el partido minoritario del Ejecutivo, “decepcionante”.

La diputada de Unidas Podemos Rosa Medel ha sido la encargada de exponer en la Comisión de Sanidad la disconformidad de su grupo con el proyecto de ley de equidad, universalidad y cohesión en el acceso a la sanidad pública aprobado el pasado día 14 de junio en el Consejo de Ministros.

Esa norma impide establecer nuevos copagos y considera la "gestión directa" el modelo prioritario para la prestación de servicios, estableciendo la "excepcionalidad" de las colaboraciones público-privadas.

“No se logrará revertir las privatizaciones. Lo que es necesario es que todo el dinero que va a los conciertos con la sanidad privada se dedique a reforzar el sistema público”, ha lamentado Medel, que ha pedido al PSOE tener en cuenta las “alternativas” que sus socios proponen para que esta norma sea “realmente valiente”.

Unidas Podemos reclama derogar la ley 15/97 con la que, ha dicho la diputada, “el Gobierno de Aznar abrió las puertas a que las empresas privadas hagan negocio con la sanidad pública”, puesto que entiende que “la colaboración público-privada es una parasitación de lo público por parte de empresas privadas que solo obtienen beneficios y no arriesgan absolutamente nada”.

Sin embargo, la diputada socialista Ana Prieto ha recordado que esa norma la aprobó el Consejo de Ministros en el que está representado Unidas Podemos, en base al programa del Gobierno de coalición, y ha asegurado que está consensuada con “todos los ministerios".

“Amplía y devuelve a la ciudadanía derechos que desacertadamente gobiernos anteriores habían suprimido”, ha defendido la diputada socialista, que ha añadido que la proposición no le parece necesaria y por eso ha anunciado la abstención de los socialistas.

El proyecto de ley de equidad, universalidad y cohesión del Sistema Nacional de Salud (SNS), que tendrá que debatirse en el Congreso, prioriza la gestión directa de los servicios sanitarios y sociosanitarios, lo que según el Gobierno es una manera de "blindar" la sanidad pública en un contexto en el que varias autonomías tienen externalizados los servicios sanitarios.

La ley establece las excepciones que habilitan la gestión indirecta bajo una visión complementaria y de apoyo, nunca sustitutoria y siempre motivada objetivamente, solo cuando no sea posible la gestión directa.

La proposición de Unidas Podemos en la que pide acabar con las privatizaciones y revertir las ya existentes no saldrá adelante puesto que el PSOE ha anunciado que se abstendrá, y el PP y Vox votarán en contra.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente