El PSG cierra una temporada sin su principal objetivo, pero con optimismo a futuro

·1 min de lectura

Como a lo largo de la campaña, PSG cierra su año futbolístico con diferentes sensaciones. Desde el enojo por no haber podido avanzar lejos en Europa con un "superequipo", a la alegría de asegurarse la continuidad de Kylian Mbappé .

Esa fue la constante del equipo parisino: momentos muy altos y también muy bajos. El PSG nunca alcanzó el tope de su potencial, el nivel de juego tuvo pasajes estelares como también momentos para el olvido y las figuras no pudieron compensar la ausencia de una identidad de equipo.

El primer y el último día del curso fueron los más salientes, con la firma de Lionel Messi y la renovación de Mbappé. En el medio, muchísimas dudas. Entre ellas, el estilo de juego que trató de imponer Mauricio Pochettino, muy cuestionado y con serias dudas respecto a su continuidad.

Las lesiones también fueron factor. Sergio Ramos casi no jugó hasta los últimos partidos, mientras que Neymar se perdió parte de la campaña por una lesión de tobillo y llegó justo a los partidos decisivos de Champions ante Real Madrid. Una vez recuperado, cedió protagonismo ante el emergente Mbappé.

Otra nota destacada: la transformación de Messi. De todoterreno, a un futbolista mental que juega 20 metros más retrasado. Este "nuevo Messi" es alguien que asiste más de lo que marca y que elige los momentos para aparecer con su mejor versión dentro de los 90 minutos de acción.

Mientras tanto, la despedida de Di María parece ser un simbolismo dentro de un equipo que espera dejar atrás los viejos modos, que no le dieron rédito, para comenzar a aprovechar al máximo el talento de sus máximas figuras, y así finalmente obtener su principal objetivo: la gloria europea.

Foto: Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente