Pruebas de cribado de cáncer colorrectal, ¿antes de los 45 años?

La tasa de cáncer intestinal, también conocido como cáncer colorrectal o CCR, está aumentando entre los adultos de 20 a 49 años en Europa, según sugiere una investigación publicada en línea en la revista 'Gut'.

Una tendencia que también afecta a los adultos más jóvenes en América del Norte, Australia y China, según aclaran los investigadores. Esto podría suponer una revisión de las pautas de prevención.

De hecho, el aumento de las tasas de cáncer de intestino entre los pacientes jóvenes “debe investigarse con urgencia”, y podría ser el motivo principal para bajar la edad de controles preventivos.

La obesidad y los hábitos de vida de los millennials (nacidos alrededor de 1990) son una de las causas de que tengan el doble de riesgo de desarrollar cáncer de colon y cuatro veces más posibilidades de sufrir cáncer rectal, según apuntan. (Foto: Getty)

En Estados Unidos, el aumento de casos nuevos entre personas de 20 a 40 años ha llevado a la Sociedad de Cáncer Americana (ACS, por sus siglas en inglés) a recomendar que se reduzca la edad a la que se inicia la prueba a los 45 años.

Sin embargo, la incidencia de este tipo de cáncer tiende a ser más bajas entre las personas mayores de 50 años.

Los expertos advierten de que durante la última década, el número de nuevos casos de cáncer de intestino ha aumentado en la mayoría de los países europeos, pero la situación de las tasas entre los adultos más jóvenes no está clara.

"Somos conscientes de las investigaciones en la población de América del Norte que demuestran que el cáncer colorrectal está aumentando en adultos jóvenes. Sin embargo, en Europa, hasta ahora, la información ha sido limitada y es preocupante ver las sorprendentes tasas de crecimiento del cáncer colorrectal en los jóvenes", explica la doctora Fanny Vuik, de Erasmus University Medical Center, en Rotterdam, Holanda.

A mayor edad, ¿menos riesgo?

Para arrojar algo de luz sobre las tendencias europeas, un equipo de investigadores analizó datos de registros nacionales y regionales de cáncer sobre el número de nuevos casos y muertes relacionadas con el cáncer de intestino entre 1990 y 2016.

La incidencia del cáncer colorrectal en los jóvenes hará bajar la edad de controles preventivos, que era de 50 y ahora es de 45 años. (Foto: Getty/iStock)

Utilizaron datos de 143,7 millones de personas de 20 a 49 años de 20 países, entre ellos Alemania, Suecia, Reino Unido y Países Bajos. Entre 1990 y 2016, un total de 187.918 personas fueron diagnosticadas con cáncer de intestino y hubo un aumento más pronunciado en el número de casos nuevos en los últimos años.

  • Entre los 20 y los 29 años, la incidencia de cáncer de intestino aumentó de 0,8 a 2,3 casos por cada 100.000 personas entre 1990 y 2016, y el aumento más acusado fue entre 2004 y 2016, con un 7,9 por ciento al año.

  • De 30 a 39 años, la incidencia aumentó menos pronunciada que en el grupo de edad más joven, con un promedio de 4,9 por ciento al año desde 2005 hasta 2016.

  • De 40 a 49 años, las tasas de cáncer de intestino disminuyeron un 0,8 por ciento entre 1990 y 2004, pero luego aumentaron ligeramente en un 1,6 por ciento al año desde 2004 hasta 2016.

En Europa, los nuevos casos de cáncer de intestino crecieron significativamente entre las personas de 20 a 39 años en 12 países: Bélgica, Alemania, Países Bajos, Reino Unido, Noruega, Suecia, Finlandia, Irlanda, Francia, Dinamarca, la República Checa y Polonia; pero Italia mostró una disminución en el número de casos.

Además, en ocho países (Reino Unido, Groenlandia, Suecia, Eslovenia, Alemania, Finlandia, Dinamarca y Países Bajos), el número de casos se elevó significativamente entre los jóvenes de 40 a 49 años, pero las tasas disminuyeron significativamente en la República Checa en los últimos años (1997-2015).

Un escenario y unas cifras complejas que han provocado un gran debate entre expertos internacionales. Muchos considera que estos resultados deben marcar y un antes en la prevención del cáncer colorrectal.

“Esto significa que la edad a la que debe comenzar el examen de detección de cáncer intestinal puede tener que cambiar para evaluar a las personas a una edad más temprana, y las personas menores de 50 años con cualquier síntoma de” bandera roja “(sangrado, un cambio en el hábito intestinal, pérdida de peso o dolor de barriga) debe revisarse lo antes posible “, concluye Andrew Beggs, cirujano colorrectal consultor de la Universidad de Birmingham.

¿Cuál es la causa?

Al tratarse de un estudio observacional, no se puede establecer una causa concreta. Además, los autores destacan algunas limitaciones, entre ellas el hecho de que la calidad de los datos varía según los países y, en algunos casos, solo está disponible para un número limitado de regiones.

No obstante, hay varios factores que pueden estar detrás de estas tendencias como el incremento de la obesidad, la inactividad física, el consumo de alcohol y fumar.

Mantener una dieta saludable rica en frutas y verduras, evitando las carnes rojas, reduce las posibilidades de padecer CCR. (Foto: Getty)

En este sentido se ha demostrado que evitar el tabaquismo y el consumo excesivo de alcohol, asociados a un programa de actividad física regular y una alimentación equilibrada, rica en frutas y verduras y baja en carnes rojas y alimentos procesados, pueden disminuir el riesgo de presentar esta enfermedad.

El cáncer de intestino en adultos jóvenes se debe "en parte a los síndromes de cáncer hereditario, pero la mayoría de los casos son esporádicos", explican los autores del estudio, miembros del Departamento de Gastroenterología y Hepatología del Centro Médico de la Universidad de Erasmus MC, en Rotterdam, Países Bajos.

No obstante, los expertos consideran que es demasiado pronto para usar estos datos como argumento para apoyar la reducción de la edad de cribado a 45 años en Europa; aunque si la tendencia continúa, es posible que se deban reconsiderar las pautas de cribado.

"Hasta que se identifique la causa subyacente de esta tendencia, sería [una buena idea] incrementar la conciencia de los clínicos e identificar los factores posiblemente asociados con esta tendencia", concluyeron los autores.

Síntomas ‘bandera roja”

El primer paso para detectar el cáncer de colon o de recto es estar pendiente de las señales. Si notas un cambio persistente en el hábito intestinal (vas al baño más a menudo, con heces más flojas y, a veces, dolor de barriga).

También debes consultar con el médico si detectas sangre en las heces sin otros síntomas, o sufres dolor abdominal, malestar o distensión provocados siempre por comer.

La situación en España

El cáncer de colon es el más frecuentemente diagnosticado en España, siendo el segundo en mujeres, después del cáncer de mama, y el tercero en frecuencia en hombres, después del de pulmón y próstata. Cada años, se diagnostican alrededor de 44.900 nuevos casos, si bien el cáncer de colon se puede curar en el 90 por ciento de los casos si se detecta precozmente.

Y esto se consigue a través de los programas de cribado; una simple prueba bienal como es la sangre oculta en heces permiten diagnosticar y tratar lesiones benignas precursoras del cáncer y tumores en estadios tempranos.

Casi todas las Comunidades Autónomas tienen implantado el programa de cribado poblacional en cáncer de colon, aunque en muy distintas fases de desarrollo. En el año 2017, según los datos de la Red Española de Cribado del Cáncer el 48 por ciento de la población diana había sido invitada a participar en la prueba de cribado, y había participado más del 46 por ciento de ellos, siendo esta tasa de participación muy distinta según las diferentes comunidades autónomas.

Mantener una rutina deportiva, sobre todo a partir de los 40 años también nos protege. (Foto: Getty)

Factores de riesgo

En general, apuntan desde la Fundación Española de Aparato Digestivo (FEAD) , los, principales factores de riesgo que pueden predisponer a padecer cáncer de colon son la edad, antecedentes familiares, otros tumores o síndromes hereditarios.

“Aumenta el riesgo cuando el familiar afecto es un familiar directo (padre, madre o hermanos), cuánto más joven es la persona que padece el cáncer y cuántos más familiares haya con esta enfermedad”, añade la Dra. Mileidis San Juan Acosta.

Asimismo, el desconocimiento es en sí mismo un factor de riesgo, ya que hace que las personas no sean conscientes de las posibilidades que tienen de evitar una enfermedad grave. Aún hoy, existe entre la población general un gran desconocimiento sobre el CCR y sobre las medidas de prevención como el cribado y en concreto el test de sangre oculta en heces, como método sencillo y útil para detectar precozmente este cáncer.

El 90 por ciento de los casos de CCRl se presenta en personas mayores de 50 años. El diagnóstico precoz, entre las mujeres y los hombres de 50 a 69 años sin antecedentes personales o familiares de cáncer, se realiza recogiendo en casa una pequeña muestra de heces, que posteriormente se analizará para saber si hay sangre.

Obtener un resultado negativo en la prueba indica que es muy poco probable que tenga cáncer de colon, y habrá que repetir la prueba cada dos años.

En cambio, si el resultado es positivo es imprescindible evaluar el colon mediante una colonoscopia, la cual se realiza con sedación y cuyo riesgo de complicaciones es muy bajo.

¿Crees que debería rebajarse la edad de inicio para esta prueba? ¿Conocías las las medidas de prevención como el cribado y el test de sangre?

También puede interesarte:

¿Conoces el test que detecta las lesiones precursoras del cáncer de colon?

Este es el cáncer (evitable) que más preocupa a los oncólogos

La dieta que puede reducir el riesgo de cáncer

Si te suenan las tripas y no es por hambre