Prueba BMW Serie 2 220d Coupé: El galáctico de Múnich

Photo credit: Christian Colmenero - Car and Driver
Photo credit: Christian Colmenero - Car and Driver

Cuenta la leyenda que en la calle hay más Serie 2 diésel que gasolina. En realidad, los que hablan son los números, y sí, es así. El potencial comprador del Serie 2 Coupé prefiere las mecánicas turbodiésel. Más de uno se echará las manos a la cabeza teniendo dispo­nibles un 220i de 184 caballos o el M240i xDrive de 374 caballos, este último más potente que la prime­ra versión del anterior M2. Pero el diésel gana por goleada, al menos, en la primera generación, donde el 218d llegó a representar ¡un 41% de las ventas!

El principal motivo era la economía de uso y sigue siéndolo en este nuevo 220d de 190 caballos. Cierto que el coste de adquisición es más elevado que el del 220i, 4.000 euros para ser exactos, pero quien reali­ce más de 20.000-25.000 kilómetros al año, amorti­zará la diferencia en muy poco tiempo gracias a unas ridículas cifras de consumo de ¡4,5 litros a los 100! Y no hay que ser precisamente un conductor ecopro para alcanzarlas. Esta motorización tiene un atracti­vo más y es la etiqueta Eco, la única de toda la gama que la consigue con la microhibridación ligera, al menos hasta que exista una actualización de gama, que llegará más tarde o más temprano.

Photo credit: Christian Colmenero - Car and Driver
Photo credit: Christian Colmenero - Car and Driver


Ficha técnica del BMW Serie 2 220d Coupé:

  • Largo: 4,53 metros

  • Ancho: 1,83 metros

  • Alto: 1,39 metros

  • Maletero: 390 litros

  • Peso: 1.655 kilos

  • Motor: turbodiésel, cuatro cilindros en línea, 190 caballos + 11 caballos del sistema eléctrico

  • Par motor: 400 Newton/metro

  • Batería: 0,53 kWh

  • Cambio: automático de ocho marchas

  • Tracción: propulsión

  • Aceleración de 0 a 100 km/h: 6,9

  • Velocidad máxima: 237

  • Consumo medio: 4,6

  • Etiqueta medioambiental: ECO

Diversión asegurada

El Serie 2 Coupé es un coche tremendamente diver­tido, práctico y bonito más allá de la mecánica que se esconda bajo el larguísimo capó. En este caso, se trata de un motor que tiene una curiosa dualidad entre de­portividad y eficiencia, como ha demostrado durante la prueba. A eso hay que añadir que el Coupé se distancia del nuevo lenguaje de diseño de narices estiradas a lo alto y apuesta por una riñonada BMW classic, del gusto del cliente tradicional de la marca.

En el interior su­cede algo parecido. Supone una importante evolución, con toda la instrumentación girada al conductor y pro­cedente casi en su totalidad de la berlina Serie 3. Hay mandos físicos para el climatizador y tanto el sistema multimedia como el cuadro de mandos, ambos con pantalla de 10,25 y 12,3 pulgadas, funcionan a la per­fección. Son buenas por brillo, ubicación y rapidez en el manejo.

Photo credit: Christian Colmenero - Car and Driver
Photo credit: Christian Colmenero - Car and Driver

Aunque lo verdaderamente importante del vehículo está en el dinamismo. Este BMW sigue apos­tando por una configuración estricta de propulsión, de todo atrás, por lo que se diferencia y mucho de un Serie 2 Gran Coupé de tracción delantera y con el que sólo comparte la mitad del nombre. Lo mismo le pasa con el familiar Serie 2 Active Tourer.

El Serie 2 Coupé opta por una suspensión McPherson para el eje delantero y de tipo multibrazo detrás y existen tres tipos de amortiguación para completar la puesta a punto: la estándar, la M probada y la adaptativa. Gracias a la microhibridación ligera, el motor diésel se apaga hasta velocidades de 160 por hora para aprovechar la inercia y ahorrar combustible con ello.

En el Coupé viajas bajo, estirado, y todo tiene una respuesta inmediata y correcta a lo que ordenas. Como sucede con el propulsor, el propio vehículo te permite viajar con bastante confort o divertirte en curvas siempre con la misma sensación de seguri­dad.

Photo credit: Christian Colmenero - Car and Driver
Photo credit: Christian Colmenero - Car and Driver

Ni siquiera forzando al conjunto hay una mala contestación. La dirección se siente más precisa que antes, con una respuesta inmediata al mínimo giro que das al aro, y la suspensión, heredada del Serie 3 y endurecida para la ocasión por el paquete M op­cional, aporta un gran equilibrio al conjunto hasta el punto de sentir que el chasis del 2 Coupé aguantará estoicamente los 450 caballos del próximo M2, que ya hemos tenido oportunidad de ver en un showroom especial y al que muy posiblemente echará el ojo más de un jugador del Real Madrid, ahora que BMW se ha convertido en proveedor de movilidad del equipo más laureado de la Liga de Campeones.

Photo credit: Christian Colmenero - Car and Driver
Photo credit: Christian Colmenero - Car and Driver

Precio y equipamiento del BMW Serie 2 220d Coupé

Como dejamos caer unas líneas más arriba, la familia Serie 2 está formada por el Serie 2 Active Tourer (nueva generación), el Serie 2 Gran Tourer (anterior generación), el Serie 2 Gran Coupé (tipo sedán) y el Serie 2 Coupé. Este último se posiciona como la opción más deportiva tanto por aspecto como por motores, con una gama compuesta por tres motores gasolina y una diésel. Los gasolina son los 218i de 156 caballos, 220i de 184 caballos, 230i de 245 caballos y M240i, que con 374 caballos, es la opción más extrema. En diésel, sólo está disponible la versión probada de 190 caballos. En principio no debería haber ninguna mecánica más de gasóleo.

  • BMW Serie 2 220d Coupé 190 caballos, 48.050 euros

Salvo el M240i, que ya lleva el paquete M, el resto se comercializan con un acabado base con climatizador trizona, aisentos deportivos, control de crucero con función de frenado, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, llantas de 17 pulgadas, faros y pilotos de led, cuadro de mandos digital y sistema multimedia conectado. Está bien, pero el coche pide más.

Photo credit: Christian Colmenero - Car and Driver
Photo credit: Christian Colmenero - Car and Driver

Nuestro consejo es que sumes el paquete M Sport, que supone añadir cerca de 4.500 euros al precio de tarifa del modelo (52.452,70 euros). Este acabado añade suspensión deportiva y paquete aerodinámico, además de las llantas de 18 pulgadas. Es entonces cuando la imagen del Coupé se vuelve más atractiva. Aun así, nuestro coche va ‘maqueao’ con llantas de 19 pulgadas que cuestan 1.125 euros, el color rojo metalizado se llama Melbourne Rot y hay que desembolsar 1.036 euros por él y los faros led adaptativos valen 770 euros. Así las cosas, un Serie 2 220d Coupé como el de la imagen ronda los 55.000 euros. Un Serie 2 230i con esta terminación vale lo mismo con los mismos extras.

Valoración

A FAVOR: Imagen con el paquete opcional M. Sensación de control. Suspensión. Puesto de conduc­ción deportivo y cómodo. Eficiencia del motor 220d.

EN CONTRA: Precio elevado. Acceso a las plazas traseras. Boca del maletero estrecha (no tanto capacidad).