Los proyectos que hacen brillar de nuevo a Silvia Fominaya

Por Susana Jurado

From Diez Minutos

Silvia Fominaya tiene una personalidad arrolladora, que ha demostrado de sobra en sus treinta años de carrera. Series de televisión, programas míticos, como 'Crónicas marcianas' y publicidad. Tras un parón profesional marcado por un matrimonio fallido del que tiene dos hijos, Paolo y Hannah, se ha reinventado en Vigo, donde trabaja en la radio, hace un programa de televisión y prepara una serie para Netflix. Silvia Fominaya vuelve a brillar…

Silvia, cuéntame, ¿cómo estás? ¿Cómo estás viviendo esta cuarentena impuesta?

Bueno, no estoy mal. Vivir en Vigo y tener una casa con terreno es una ventaja. Además, aquí puedes salir a pasear hasta el río con los perros. Pero aun así este panorama que nos ha tocado vivir es terrible. No lo podíamos imaginar ni en la peor película de terror… A nosotros nos dijeron el otro día que no íbamos a poder ni ir a la playa y de ir sería con muchas precauciones. Así que, imagina…

¿Tu familia está bien?

Sí, de salud, afortunadamente están todos muy bien.

¿Con quién estás en casa?

Con mis hijos, Paolo, de 13 años, y Hannah, de 12. Al principio tuve la intención de irme con mis padres, que viven en Madrid, para estar con ellos. Pero mi madre me quitó la idea. Aquí tenemos terreno y allí es un piso. Además, yo iba a salir a trabajar, que el trabajo no está para desperdiciarlo, y me dio miedo poder cogerlo y pegárselo. Ellos son más mayores.

¿Qué haces para entretener a los niños?

Pues imagínate… Mis hijos discuten mucho entre ellos. Son como un matrimonio pequeñito… (risas) pero les encanta bailar. Están federados en baile urbano y la profesora da clases online. Así que, ese rato que están conectados, me dan un poco de chance. Y luego les estoy enseñando a hacer las cosas de la casa porque antes, entre el colegio y las extraescolares, no les daba tiempo. Pasan la aspiradora, limpian con la karcher… (risas)

Los dos apuntan maneras de artistas: ella como modelo y él como actor. ¿Les animas?

Siempre que estudien y aprueben, pueden hacer lo que quieran. El niño sí que le veo que destaca en la actuación y él dice que quiere ser ¡como Banderas! A la niña lo de la moda ya no le gusta tanto. Le gusta más lo de bailar o ser jugadora de baloncesto.

¿Y no te ha dado por cocinar?

Sólo cocino por obligación, porque no me gusta nada, y eso que no lo hago nada mal…

¿Cuál es tu plato favorito?

Una sopa de espinas de pescado, pero con carne. Tiene mucha sustancia y lleva mucho trabajo. La tortilla de patata también la hago muy bien y tiro de recetas de un libro antiguo de Simone Ortega y saco recetas de ahí.

¿Y Sergi Arola no te dio ningún truco de cocina?

Sí, me dio muchísimos e incluso me enseñó recetas. Además, siempre me decía que tenía muy buena mano para la cocina. A mis hijos aún les hago platos que él me enseñó y les encantan. Obviamente no me salen como a él porque los chefs tienen magia…

¿Seguís siendo amigos?

Sí, seguimos hablando, pero no tanto como al principio. Pero nos llamamos y sabemos que cualquier cosa que necesitemos, ahí estamos, aunque él tenga su pareja. Él siempre ha sido muy correcto conmigo y con mis hijos. Siempre pregunta por ellos.

Montasteis un restaurante juntos en Vigo, pero tuvisteis que cerrar, ¿no?

Sí, porque nos equivocamos con la zona. Era más de universitarios y ellos no pueden pagar un plato de Sergi Arola.

Tú siempre te reinventas. Ahora estás trabajando en la radio…

Sí, yo me apunto a todo. Hago bastantes cosas de moda, soy imagen de Hyundai y ahora hago tres programas en 'Radio4g'. Dos nacionales: 'Sabadete', los sábados de 14 a 16 h; y los viernes por la noche de 20 a 22 h. emitimos 'Aquí estamos'. Además, todos los días de lunes a jueves por la mañana hacemos 'La jungla', que es un espacio local.

¿Y de televisión no estás haciendo nada?

Sí, en la tele gallega hago un magazine muy entretenido que se llama 'Ponte al día'. En él entrevistamos a muchos personajes muy populares. Por ejemplo, Vanesa Martín, Marc Anthony… Aquí los artistas vienen muy relajados.

¿También estabas montando una agencia de modelos?

Sí, es una escuela para enseñar a las niñas a desfilar, a hablar en público, que en Vigo no hay como tal, pero he tenido que pararlo porque voy a hacer una serie para Netflix, 'El inmortal', que es del clan de los Miami, y no es compatible. Estoy súper ilusionada con este proyecto porque creo que va a ser un pelotazo. Aún se están escribiendo los guiones.

¿Qué personaje vas a interpretar?

Todavía no lo sé porque estoy entre dos, uno muere antes que otro, así que espero que finalmente me den el más largo, pero ojalá esto me de la oportunidad de volver a ejercer de actriz. Me encantaría hacer series o películas.

¿Tú empezaste así?

Yo sustituí a Pataky cuando se fue de 'Al salir de clase', y siempre pienso que ya se podía haber quedado ella y haberme ido yo con Thor… (Risas)

¿Y no echas de menos la adrenalina de la tele?

Sí, pero no a cualquier precio. En la tele hay que tener cuidado con lo que haces porque algunas cosas te pueden perjudicar. Pero claro, eso es como todo, lo sabes a la larga…

¿Te siguen tentando con los realities?

Sí, todos los años me llaman para 'Gran Hermano' y 'Supervivientes', pero yo ya estuve en 'La isla de los famosos' y lo pasé fatal. 'GH' me encanta verlo porque me engancha. Ahí sí sale tu “yo auténtico” porque te graban 24 horas. Pero yo… no sé, nunca digas nunca jamás, pero de momento no quiero ir. A Sergi y a mí también nos ofrecieron el 'Dúo', pero dijimos que no. Hay que cuidar tu imagen y si no la tienes no te llama un buen productor. Eso está clarísimo.

¿Y ahora estás enamorada?

No, la verdad es que encuentro parejas que merecen la pena pero se acaban cansando de mí. No soy una mujer fácil, voy a mi rollo, soy muy independiente y mis hijos son el centro de mi vida. Nunca les involucro en mis relaciones y no a todos les gusta tener una pareja a la que pueden ver una vez al mes (ja ja ja). Además, mis hijos no han aceptado nunca que yo tenga novio. No les gusta nada. Así que, tiro de amigos, a ellos les consulto muchas de mis cosas y esa parte la tengo cubierta por ellos, pero claro, la parte afectiva, sí la echo de menos… ¡Y mira que yo he sido toda mi vida muy puercoespín…! Además ahora cada vez se lleva más vivir cada uno en su casa. Así te tratan más como una princesa…

Recuerdo todavía el lío que se montó con El Chatarrero…!

Buah, eso fue por una foto que me pidió él… Pero lo cierto es que aluciné. Me perjudicó que no desmintiera aquello rápidamente. Pero vamos que me alegro que haya roto con Ágatha porque las mujeres para él son como trofeos. Ese día que nos hicieron la foto, en una comida, le pregunté cómo había conseguido que ella fuera a los toros, ¿y sabes lo que me dijo? “Le dije que venía o llamaba a otra”.

¿Con tu ex marido las cosas están mejor?

Sí, aunque seguimos manteniendo las distancias, porque en el momento que le dices que tiene que cumplir con lo que le dijo el juez, pues la cosa se tuerce. Yo intenté llegar a un acuerdo con él durante cinco años, pero él no quiso. Y salió perdiendo. Yo nunca le pedí una compensatoria y el juez me la dio. Pero al margen de lo económico, con los niños, que es lo que más me importa, debo decir que sí, que está cumpliendo. Mis hijos están contentos de ir.

Oye, ¿y cómo te cuidas?

Cuido muchísimo la alimentación y además hago mucho deporte. Ahora estoy haciendo musculación porque en la serie tengo que estar cachas. También hago muchos hipopresivos, que son buenísimos para el estómago, pilates y yoga.

Sergi Arola, su último amor conocido

Photo credit: Agencias

Silvia siempre ha sido una sex symbol y ha tenido novios famosos como Alessandro Lequio, Cárdenas o un famosísimo torero del que la actriz sólo quiso desvelar sus iniciales, J. C. Pero en 2005 conoció al padre de sus hijos, Pablo González, con el que se casó en 2008. Tras una polémica ruptura, Silvia se enamoró del chef Sergi Arola en 2015. Estuvieron juntos apenas ocho meses, pero lo cierto es que él dijo que era la mujer de su vida. Hoy, conservan una buena amistad.

Texto: Susana Jurado. Fotos: Jorge Ogalla/ Archivo Personal Silvia Fominaya. Peluquería: Lorena Morlote/Carmen Rodríguez. Estilismo: Silvia Fominaya. Coordinación: Mario Menéndez