Cómo protegerte del sol si tu piel es acneica

·2 min de lectura
Photo credit: Edward Berthelot
Photo credit: Edward Berthelot

Si hay una norma innegociable en belleza -y salud- es la obligación de aplicar protector solar 365 días al año, con independencia de si hace sol o el cielo está encapotado. No hay que olvidar que el sol sigue ahí arriba aunque no lo veamos y continúa proyectando sus rayos.

Photo credit: Streetstyleshooters - Getty Images
Photo credit: Streetstyleshooters - Getty Images

Si sufres de brotes de acné, ya sea como condición habitual de tu piel grasa o por causas específicas, como etapas de estrés o el consumo de determinados alimentos, es probable que pensar en protector solar no genere en tu cabeza una sensación muy agradable. La película grasa que crean algunos de estos cosméticos unida al excesivo sebo natural que producen estas pieles puede generar una sensación de piel pesada y aceitosa de la que queremos huir a toda costa.

Pero esto no nos puede hacer desistir de cumplir esa importante norma diaria que nos protege del exposoma. Afortunadamente en el mercado existen variedad de opciones de protector solar y algunos de ellos están formulados específicamente para este tipo de problema. Y es que, en contra de lo que se piensa, el sol no es un elemento que ayude a la cicatrización de los granitos, sino todo lo contrario. Este provoca la deshidratación de la piel –sí, una piel grasa, también puede estar deshidratada–. Si sometemos a la dermis a una exposición solar excesiva, las glándulas sebáceas segregarán más sebo, el caldo de cultivo perfecto para la aparición de nuevos granitos.

Por ello, la solución no es dejar nuestro rostro al aire libre sin la protección adecuada, sino encontrar un SPF que se adapte a las características de esta piel. Para empezar, debe ser matificante, lo que disimulará la apariencia de la seborrea en la piel. Unido a esto, también debe ayudar a alisar la superficie de la tez para mejorar su textura. Debes buscar fórmulas ligeras y no oleosas, que serán más agradables para tu piel grasa, así como composiciones no comedogénicas, lo que quiere decir que los ingredientes que la componen no están ligados a la aparición de acné. Y todo esto sin que deje a un lado la función principal del protector solar, que proteja de la radiación UVB, UVA, IR y visible.

Sí, son muchas cosas, pero te aseguramos que existen productos en el mercado que las cumplen todas. La industria de la protección solar es cada vez más madura y a consecuencia de esto ha entendido que las condiciones de la piel son variadas y no puede haber un protector solar universal, porque no se adapta al estilo de vida ni al tipo de piel de la mayoría de las personas.

Si quieres cubrir los granitos que ya han aparecido, puedes optar por versiones de protector con color. Eso sí, debes asegurarte de que pones la cantidad suficiente de protector para que este haga su efecto. Para evitar modificar el tono de tu piel, puedes utilizar la técnica del huevo frito.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente