Prohíben competir a las nadadoras trans contra mujeres

·3 min de lectura
Photo credit: Icon Sportswire - Getty Images
Photo credit: Icon Sportswire - Getty Images

La irrupción de la nadadora trans Lia Thomas en las piscinas de Estados Unidos ha supuesto un punto de inflexión en el deporte. Después de que ganara algunas competiciones y de que surgieran algunas protestas, la Federación Internacional de Natación (FINA) ha tenido que establecer una serie de reglas que apartan a las deportistas transgénero de las mujeres casi por completo.

Las autoridades deportivas han explicado que se han tomado en cuenta los informes, investigaciones y recomendaciones de tres grupos de especialistas. Se ha determinado que las nadadoras trans no podrán competir contra mujeres salvo que empezaran su transición física antes de los 12 años o de la fase 2 de la escala Tanner de la pubertad. Según sus argumentos, esto evitaría que el proceso físico del cuerpo de hombre con el que nacieron desarrolle unas ventajas físicas respecto al resto de rivales. La propuesta fue aprobada con un 71 % de votos a favor.

Esta limitación cambia el sistema anterior, un reglamento que permitía competir a las nadadoras trans que habían completado al menos un año de tratamiento de reducción de testosterona. Lia Thomas había cumplido con este requisito (incluso por más tiempo) cuando empezó a competir con otras nadadoras y a ganar algunas competiciones como el campeonato nacional universitario de 500 metros estilo libre.

Sin embargo, las quejas se acumularon aunque la deportista había empeorado sus tiempos a consecuencia del cambio físico. No fueron suficientes las más de 300 firmas de nadadores y exnadadores que apoyaban que pudiera participar contra mujeres. Con la nueva reglamentación, Lia Thomas no podrá probar su velocidad contras nadadoras ni acudir a los Juegos Olímpicos.

Photo credit: Icon Sportswire - Getty Images
Photo credit: Icon Sportswire - Getty Images

Otra cuestión que ha entrado en el debate es si esta decisión puede presionar a niños y niñas a un cambio físico antes de los 12 años, cuando pueden no tener la madurez necesaria o no estar seguros de su cambio. "No estamos animando a que la gente haga su transición a los 12 años. Lo que los científicos están diciendo es que si tu transición llega después de empezar la pubertad tienes una ventaja, lo que es injusto", explicó un miembro de la FINA a la agencia AP.

No obstante, la prohibición no se aplicará a los deportistas transgénero nacidos con cuerpo de mujer, puesto que se entiende que no cuentan con una ventaja competitiva por su desarrollo físico tanto en la adolescencia como en la vida adulta. Existe una excepción: no podrá acogerse a esta situación si han recibido tratamiento con testosterona durante más de un año durante su pubertad o si sus niveles son más altos que antes de la transición.

Una competición abierta a todos y todas

Por último, ante el hueco que impide competir a las deportistas trans y que dejaría a deportistas como Lia Thomas fuera de cualquier competición, la FINA ha planteado crear una categoría especial para grandes competiciones.

"La FINA siempre dará la bienvenida a todos los deportistas. La creación de una categoría abierta significará que todo el mundo tiene la oportunidad de competir a un nivel de élite. Esto no se ha hecho antes, así que la FINA necesitará abrir el camino. Queremos que todos los deportistas se sientan incluidos a la hora de exponer sus ideas durante el proceso", avanzaron en una declaración oficial.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente